¿Quién es Juan Camaney y por qué lo utilizamos para hablar de alguien arrogante? - México Desconocido
Buscador
Ver revista digital
Conoce México

¿Quién es Juan Camaney y por qué lo utilizamos para hablar de alguien arrogante?

LLEH4S26ORGIFJJJNLQ2H4B3O4

Juan Camaney, creado por el comediante Luis de Alba, tuvo sus mejores momentos en el cine y la televisión de los ochenta y noventa del siglo pasado.

“Quiubole muñeca, mucho gusto, soy Juan Camaney. Bailo tango, masco chicle, pego duro y tengo viejas de a montón ¡Tururú! ¿Vas a querer o no?”

Si naciste cerca del cambio de siglo, es posible que hayas escuchado mencionar a Juan Camaney, pero nunca lo hayas visto. Pregúntale a tus papás y te contarán, con una sonrisa, por qué fue tan popular este curioso y políticamente incorrecto representante del México ochentero.

Juan Camaney en la televisión mexicana
Televisa

Lagunilla, el barrio de Juan Camaney

Todo inició en la mente creativa de Luis de Alba, un agudo observador de la sociedad mexicana de la época. De Alba creció en la Lagunilla y dio vida a personajes auténticos, de barrio, que conectaron con el público. Se dice que el apellido Camaney es una contracción de come on, hey! Muy usada cuando los paisanos cruzan la frontera para probar suerte en el vecino país del norte.

Pininos en el cine

Cartel de la película Las Calenturas de Juan Camaney
Unicine

La primera aparición del personaje fue en la película “Los Verduleros” en 1986. Originalmente era un policía astuto que después se convirtió en un mexicano de a pie, mañoso y tramposo que siempre se salía con la suya.

Este personaje fue esencial en el cine de ficheras de la época, un género cinematográfico financiado con capital privado, de baja calidad, repleto de desnudos y erotismo, que dominó las carteleras en su tiempo. Camaney se hizo tan famoso, que protagonizó varias películas como “Las calenturas de Juan Camaney”, primera, segunda y tercera parte; “Los pelotones y Juan Camaney” o “Juan Camaney en Acapulco”, de 1998.

Reflejo del pasado

Aunque estas películas están muy lejos de ser consideradas de entre lo mejor del cine mexicano; reflejan con gran precisión a la sociedad que las concibió: un México de crisis económicas y devaluación; de la televisión como única fuente de información y entretenimiento; del terremoto de 1985 y de un país en transformación que se preparaba para firmar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

De ahí que Juan Camaney tuviera tanto éxito encarnando el prototipo del macho mexicano de colonia popular: improvisado, aventado, mujeriego y alburero, que siempre salía bien librado, a pesar de sus defectos. De hecho, en la actualidad, nuestros abuelos aún dicen que fulano de tal se siente “Muy Juan Camaney” para referirse a alguien que se cree la gran cosa.

Reliquia de otros tiempos, hoy Juan Camaney sería un personaje improbable por su incorrección política, cierto; pero justo por eso, nos sigue haciendo reír.

barrios magicos de la ciudad de mexicocdmxcomediatelevisión mexicana

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios