Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Gastronomía Restaurantes

San Angel Inn, historia, tradición y delicados acentos gastronómicos

San Angel Inn, más que un restaurante, es una joya histórica del barrio de San ángel. Te contamos más de este lugar, cuyos muros datan del siglo XVII.

02-10-2019, 5:00:26 PM
San Angel Inn, historia, tradición y delicados acentos gastronómicos

El restaurante San Ángel Inn, en la calle de Altavista esquina con la calle Diego Rivera, en el barrio de San Ángel, es una joya histórica que atesora entre sus gruesos sillares del siglo XVII portentosos salones con mobiliario y arte de época, además de, por supuesto, aromas y sabores de la alta gastronomía mexicana, es decir, se trata sin lugar a dudas de un rincón a visitar para los amantes de los tesoros coloniales de nuestra ciudad, y para los sibaritas y gourmets que disfrutan de la sensualidad de una buena comida en un ambiente de refinados acentos culinarios. 

Un poco de historia

El lugar que alberga hoy al restaurante San Ángel Inn vio la luz en el siglo XVII, más precisamente en 1616, y se construyó en lo que era entonces el pueblo prehispánico de Tenanitla, su primer propietario fue Hernando Aragonés y nombró el lugar como Nuestra Señora de Santa Ana, en ese entonces el predio estaba básicamente dedicado a la agricultura y producción de pulque.

Con el pasar del tiempo la hacienda cambió varias veces de propietarios y tuvo diversas transformaciones, las crónicas hablan incluso de que en algún momento, entre los siglos XVII y XVIII, aquí habitó un monasterio carmelita, lo cierto es que, en 1776, la propiedad fue adquirida por Ramón Goicoechea quien le da las características que hoy conocemos, a partir de entonces el lugar fue conocido como la Hacienda Goicoechea. 

En 1906, la empresa San Ángel Land Company, adquiere todas las hectáreas de la propiedad y funda la colonia Altavista que se convierte en el lugar de veraneo preferido de las familias adineradas de la capital. En 1907, y hasta 1918, el casco antiguo es adquirido y administrado por la empresaria hotelera Jeanne Roux quien crea el hotel San Ángel Inn, nombre que hasta la actualidad conserva toda esta zona residencial. 

En 1937, la hacienda es declarada “Monumento Colonial”, y para ese entonces es adquirida por el famoso industrial, financiero, mecenas, músico y escritor, Carlos Prieto Fernández de la Llana, quien habilita y utiliza las instalaciones para conciertos de música y tertulias culturales. 

A partir de 1955, y hasta 1961, la hacienda es utilizada como recinto académico, los jesuitas de la Compañía de Jesús instalan aquí la Universidad Iberoamericana, puntualmente para las carreras de arquitectura e historia del arte. 

Finalmente, en 1962, el lugar es adquirido por un grupo de inversionistas y un año después se inaugura el restaurante San Ángel Inn, es entonces cuando la hacienda es remozada cuidadosamente, su casco antiguo y todos sus espacios y salones señoriales, y también, sus patios y  soberbios jardines con árboles centenarios y exóticas plantas de ornato. 

Visitantes ilustres

Ha sido pues, el restaurante San Ángel Inn, e incluso antes, cuando se le conocía como la Hacienda Goicoechea, un lugar emblemático de nuestra ciudad, un rincón sofisticado, elegante, y refinado, que los visitantes ilustres de nuestra ciudad han visitado y admirado, baste quizá mencionar que aquí estuvo viviendo temporalmente el General Santa Anna, e incluso Pancho Villa y Emiliano Zapata, y más recientemente, es decir, en los años sesenta del siglo pasado, el San Ángel Inn fue visitado por el Príncipe Felipe de Inglaterra, Robert. F. Kennedy, y la famosa actriz francesa Brigitte Bardot. 

La Hacienda de San Ángel Inn hoy

Hoy, la hacienda sigue siendo un recoveco de nuestra ciudad donde la pátina del tiempo y la historia han quedado atrapados, sus magníficos salones albergan mobiliario de época, sillería labrada en madera, obras novohispanas, imponentes candiles de cristal cortado, detalles elegantes de talavera, sobrias y bellas vigas de madera en el techo, chimeneas acogedoras, preciosas vajillas mexicanas, etc. Las terrazas dan al patio central que presume su hermosa fuente de cantera labrada rodeada de buganvilias, jacarandas y flores exóticas de temporada, también son espectaculares los salones privados para eventos, los espacios abiertos en los jardines con sus terrazas de mesas vestidas con quinqués y floreros mexicanos, etc. 

Una gastronomía gourmet

San Ángel Inn es conocido por su excelsa comida internacional, pero destacan sin duda sus platillos mexicanos de gran factura, que son espectaculares: 

  • Ceviche acapulqueño
  • Sopa Azteca
  • Crema de Chile poblano
  • Crepas de huitlacoche 
  • Pato horneado con zarzamora
  • Sesos en mantequilla negra
  • Langosta Thermidor 
  • Camarones Roquefeler
  • Crepas de cajeta

La carta de vinos para acompañar estos platillos es excelente, y del mismo modo, los martinis y margaritas en San Ángel Inn son muy famosos, y resulta, por supuesto, muy recomendable cerciorarse de que esta reputación no sea infundada.   

Recientemente San Ángel Inn abrió su Casa de Té, una veranda muy europea para sus deliciosos desayunos gourmet que incluyen: 

  • Huevos Benedict
  • Quiché Lorraine
  • Quiché de champiñones
  • Crepas de champiñones al vino blanco
  • Omelette de salmón y espárragos 
  • Crema Bavaria con salsa de fresas
  • Croissants 
  • Pan de elote
  • Selección de tés

En fin, El San Ángel Inn es toda una tradición en nuestra ciudad, no dejes de celebrar algún evento muy significativo en este lugar de preciosas atmósferas y acentos gastronómicos de primer nivel, ¡ah, y muy buen provecho! 

Te recomendamos: