Buscador
Ver revista digital
Cultura

Torre Mapfre Máster Class, o cómo recrear edificios con acuarelas

acuarela-header
© Alejandro Acevedo

¿Agobiado por el ajetreo citadino? Grítale al tiempo "¡detente!". Acomódate en la banqueta y realiza un boceto del edificio que más te guste, puede ser la Torre Mapfre. Relájate, el maestro Alejandro Acevedo te guiará.

Una tarde calurosa me senté en una banca de Paseo de la Reforma (CDMX) y reparé en la discreta belleza de la Torre Mapfre ubicada en el número 243, frente a “La Palma”.

Lee: El artista Alejandro Acevedo o los bosques que lo habitan

Alejandro Acevedo

El boceto de la Torre Mapfre

Lo sabemos, en la CDMX hay muchos rascacielos interesantes pero aquella luminosa tarde la Torre Mapfre que hace 8 años construyó Colonnier y Asociados, lucía especial.

Saqué un bolígrafo y realicé un boceto; no de todo el edificio sino de un 2%, un rinconcito que abarca 4 de los 28 pisos que ostenta. 

Vital e intrépido, el boceto de la Torre Mapfre me exigió trabajo y color. Me pidió que plasmara en mi estrecho espacio pictórico la esencia de la Torre total.

Alejandro Acevedo

Calcar y pintar

Después de un sueño tupido de ideas, tomé una de las hojas bond donde sacudo el exceso de acuarela que queda en los pinceles, la coloqué sobre el boceto y a contraluz, calqué “mi” Torre Mapfre.

“Nada mal para ser el primer intento”, pensé. Y animado, volví a repetir el proceso, pero ahora le añadí tintas y grafitos de color y… ¡WOW!

Y es que la acuarela —contra lo que muchos puristas de esta técnica dicen— admite mixturas y mil intervenciones… Ejercicio: antes de que seque la mancha de agua azul oscuro que has untado en el papel, déjale caer sal de grano. En cuanto seque, raspa los granos de sal… ¡MAGIA PURA! ¡Qué cielo tan estrellado!

Claro que, si lo tuyo es rayar paredes, grafitea tu boceto. Recuerda que el boceto es tuyo. Gotéalo —por ejemplo— “a la Jackson Pollock”. Adelgázalo “a la Giacometti”. Hazlo bailar, retorcerse, explotar de color.

Alejandro Acevedo

Déjate influenciar

La acuarela es capaz de proyectar lo que uno trae dentro… Te cuento. En algún lugar volví a escuchar Sunshine Superman, la pieza que Donovan compuso en 1966 en pleno Verano del Amor. Acto seguido, produje un Mapfre vibrante y colorido gracias, por supuesto, a la primera canción de rock psicodélico en la historia de la música británica.

Consejo: Ten siempre en mente cuando pintes, que la realidad (en este caso tu edificio), es sólo el punto de partida para que prodigues creatividad.

¿Agobiado por el ajetreo citadino? Adopta el edificio de tu ciudad que más te guste y realiza una serie llena de imaginación

Alejandro Acevedo

¿Ya tienes tu Mapfre?

Obra original en papel bond de 21.6 X 27.9 cm. Se entrega sin costo de envío a nivel nacional. Para adquirir una obra escribe al [email protected]

Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios