Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Actualidad

Xinú, la perfumería mexicana que diseña tu propio aroma

Para Xinú, los aromas son libres y no deben de estar diseñados por género sino de acuerdo a la personalidad. Es hora de apostar por esencias impredecibles. Encuentra el perfume que vaya mejor con tu temperamento y deja que se impregne en la memoria de quien lo respire.

Fernanda Carrasco

Xinú es una boutique discreta ubicada en Alejandro Dumas 191, en la colonia Polanco de la Ciudad de México. No se ve al pasar por la calle, pero está ahí para los que ya saben lo que quieren y les gusta descubrir un lugar especial. El diseño del lugar no es casual; la decoración gira en torno a una luminosa sala enmarcada por un par de jardines con nardos y floripondios, en el centro hay una mesa científica para que los visitantes vean de dónde vienen las ideas y la inspiración: libros, semillas de cacao, flores recién cortadas, plantas, trozos de madera y árboles. Para conocer los aromas hay unas máquinas de vidrio soplado que ayudan a percibir cada nota.

David Paniagua

Xinú es una marca comprometida con el medio ambiente

Xinú significa “nariz” en otomí y es una marca de alta perfumería. Las fragancias son totalmente naturales. Al olerlas piensas en selva, madera y flores como si estuvieras ahí. Todo se elabora artesanalmente: hacen una curaduría de cada ingrediente que formará parte de las fragancias, y además producen lotes pequeños porque quieren hacer perfumes auténticos, que no se parezcan a nada, y que se note que están hechos con cuidado y cariño. Para Xinú, el conjunto de estas características es el significado del lujo.

Cada botella es única porque están hechas de vidrio soplado, las tapas son de madera de nogal de bosques sustentables certificados y, por supuesto, cada una tiene una huella única. Lo mejor es que están pensadas para que su vida útil no termine jamás: cuando se acaba el perfume, el frasco se puede convertir en un florero, una pieza para incienso o una escultura; es totalmente estética.

David Paniagua

Fragancias unisex

Por ahora son cuatro fragancias y pueden ser para hombre o mujer pues según la ideología de Xinú, los aromas son libres y no deben de estar diseñados por género, sino por personalidad. Estás son las opciones que tienen:

Oro Nardo
Personalidad: luminoso, elegante, opulento, dorado.
Componentes: naranjo mexicano, reina de la noche, cempasúchil, nardo mexicano, yoyotli.

Monstera
Personalidad: exuberante, crujiente, jungla, jade.
Componentes: fruto de piñanona, xochinacastle, floripondio blanco, orquídea torito.

Copala
Personalidad: místico, intrigante, amaderado, infinito.
Componentes: bayas de pirul, copal, mezquite, vainilla de Papantla.

Aguamadera
Personalidad: transparente, fresco, refinado, claroscuro.
Componentes: agave, limón verde, madera de guayacán, cedro.

Planean lanzar nuevas fragancias dos veces al año en cada cambio de temporada: primavera-verano y otoño-invierno.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El lugar en Guadalajara donde puedes pedir una malteada de cerveza

Bazar de Malta es el único lugar de México que prepara malteadas cervezas artesanales mexicanas. Viaja hasta Guadalajara para conocer este nuevo sitio turístico.

México
5 consejos para que tu perro no se enferme en el viaje

Conoce más sobre las enfermedades de perros, aquí te dejamos algunos consejos para que tu perro no se enferme durante el viaje, porque los paseos en la playa, excursiones en la montaña, largos recorridos en auto, viajes en avión, cambios de temperatura o de alimentación pueden afectar la salud de tu mascota.

Chile serrano, un chile muy mexicano.
México
Chile serrano; un producto básico para los mexicanos

El chile serrano, también conocido como “chile verde”, es muy usado en la gastronomía mexicana. Este chile de aspecto lustroso puede comerse a mordidas o en exquisitas salsas “verdes” que acompañan guisos como enchiladas verdes, aguachile y otras recetas que, gustosos, te compartimos.

Ciudad de México
La mala suerte del primer hotel de México

Se llamaba la Bella Unión pero su buena suerte duró solo siete años, ya que se hospedaron en él oficiales estadounidenses que hicieron algo que le dio mala fama a este alojamiento