Portada-MD
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Actualidad

El primer xoloitzcuintle del escuadrón canino de la Policía Federal

Dante es el primer xoloitzcuintle y agente perruno número 170 de la Policía Federal.

18-04-2019, 9:15:59 AM
El primer xoloitzcuintle del escuadrón canino de la Policía Federal
mm

Editor web en México Desconocido

Por primera vez un perro xoloitzcuintle fue nombrado miembro del escuadrón canino de la Policía Federal. Su nombre es Dante, agente perruno número 170 de la corporación.  

Como sus otros 169 compañeros de cuatro patas, este xolo recibe entrenamiento en rescate de personas, localización de armas, búsqueda de personas debajo de escombros y detección de narcóticos.

Sin embargo, al ser can emblema de la Policía Federal han evitado que salga a las misiones y su adiestramiento se centra más en servir de acompañamiento, aunque no por ello se le ha dejado de capacitar en un sistema que incluye juegos, caricias y premios, por lo que no se descarta que un día sea enviado al frente.

“El perro tiene multiplicidad de facetas, una de ellas es perro de guardia y protección, perro que acordona áreas en peligro, perro que cuida instituciones álgidas, delicadas y de alta seguridad.

“También está el perro que busca y localiza personas en estructuras colapsadas o en espacios abiertos, perro que detecta explosivos, armas, rastrea estupefacientes”, dijo en entrevista Mario Alberto Anaya, fundador de la unidad canina de la Policía Federal y quien desde 2017 se hace cargo de Dante.

En aquel año la corporación recibió al xolo como un regalo que le hizo la Federación Canófila Mexicana, siendo, por el momento, el único en su raza en la unidad canina compuesta por animales de las razas pastor alemán, pastor belga malinois, pastor holandés, golden retriever y labrador.

Historia breve del xoloitzcuintle

En el siglo VII decenas de tribus indígenas migraron al centro de México, con ellos iban sus mejores amigos: los perros. Se trataban de las especies itzcuintli, tlalchichi y xoloitzcuintle.

Los perros eran usados como animales de compañía, en ritos religiosos y como alimento, lo cual no agradó a las autoridades españolas, fue por eso que los frailes prohibieron el consumo de carne de perro. A esto se sumó una ordenanza de la corona española para acabar con veneno a todos los perros nativos que deambularan por las calles, solo sobrevivieron los que fueron escondidos en casas.

Xoloescuincle en el Códice Florentino
Códice Florentino Xoloescuincle en el Códice Florentino

Sin querer, con las restricciones de las costumbres prehispánicas, los españoles provocaron en el siglo XVII una nueva migración de indígenas, ahora del centro hacia la zona costera del Pacífico, aquellas tribus de nuevo no iban solos, llevaban los últimos perros consigo.

Gracias a ello en 1950 el embajador británico Norman P. Wright localizó xoloitzcuintles en comunidades costeras de Oaxaca y Guerrero. Posterior al hallazgo, la Facultad de Medicina y Zootecnia de la UNAM inició formalmente con la reproducción de esta raza.

Quizá te interese leer:

https://www.mexicodesconocido.com.mx/la-historia-del-xoloitzcuintle-el-perro-mexicano.html


Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

pedro-infante-1
México
Pedro Infante, el ídolo mexicano por excelencia

Pedro Infante es uno de los artistas más representativos de México. Te contamos la vida de este ídolo mexicano.

jaguar-campeche-nicteha-camaras-trampa-1200×800-19
México
Especies en peligro de extinción en México

Te presentamos una investigación completa sobre las consecuencias y antecedentes que, hoy en día, mantienen a varias especies en peligro de extinción en México.

IMG_1595_cristo-roto_sn-jose-de-gracia_EPmd
Aguascalientes
Llénate de emoción en San José de Gracia, Pueblo Mágico de Aguascalientes

Te damos los motivos y lo que no debes perderte en tu próxima visita a San José de Gracia, Aguascalientes.

CHIMALISTAC 11
Ciudad de México
Descubre la fascinante historia de los puentes de Chimalistac

Aquí te contamos uno de los secretos mejor guardados de Chimalistac: sus puentes coloniales.