Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Las zonas arqueológicas del Estado de México

Se calcula que en la República Mexicana existen unas 200,000 zonas arqueológicas. En el Estado de México, además de Teotihuacan, existen cerca de 2 mil acentamientos prehispánicos.

08-05-2018, 7:08:51 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

De las cuales, hasta la fecha, se han consignado en la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH más de 30,000, correspondiendo al Estado de México, 2,000 asentamientos prehispánicos aproximadamente.

Dentro de ese universo mexiquense se encuentra Teotihuacan, la más importante urbe mesoamericana que en su momento de apogeo llegó a ocupar más de 20 km2. Actualmente la zona arqueológica está bajo custodia del Centro INAH Estado de México y por su importancia histórica ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNES CO. 

Christian Palma

Pirámides de México: Teotihuacán

Otras ciudades prehispánicas dignas de visitarse en el estado son Acozac, en el municipio de Ixtapaluca, ocupada por toltecas y aztecas entre los años 900 y 1521 d.C.; y Calixtlahuaca, en el municipio de Toluca, cuyos asentamientos matlatzincas y aztecas se han registrado entre los años 1500 a.C. y 1521 d.C.  De filiación azteca podemos señalar a Chimalhuacán, El Conde, Huexotla, Los Melones, Los Reyes Acaquilpan y Malinalco, todas ellas ciudades prehispánicas ocupadas entre el 900 y el 1521 d.C. Asimismo, se encuentra la zona arqueológica de Ocoyoacac, en el municipio del mismo nombre, donde se asentaron grupos matlatzincas y teotihuacanos entre los años 500 y 1000 d.C.

En el municipio de Tlalnepantla están Santa Cecilia, que fue habitada por mexicas del año 1430 al 1521 d.C.; Tenayuca I, ocupada también por mexicas entre el 1200 y el 1521 d.C.; y Tenayuca II, localizada aproximadamente a dos kilómetros de distancia de la anterior, y que por su cercanía se deduce que formó parte del mismo asentamiento.  Por su parte, la zona arqueológica de Tetzcutzingo, en el municipio de Texcoco, presenta una ocupación azteca en el periodo Postclásico (1000 a 1521 d.C.), lo mismo que Tlapacoya, en Ixtapaluca, que estuvo habitada hasta el momento de la conquista española por diversos grupos.  Finalmente, el Instituto Mexiquense de Cultura tiene bajo su custodia cuatro sitios arqueológicos que también ameritan una visita.

Nos referimos a Huamango, que data del año 900 d.C. y que estuvo habitado por otomíes; San Miguel Ixtapa, ocupado del año 750 al 1521 d.C., y cuya filiación cultural no ha sido determinada; y Teotenango, donde se registraron asentamientos matlatzincas y aztecas entre los años 900 a 1521 d.C.  Con esta relación se comprueba que el territorio del Estado de México fue asiento, en la época prehispánica, de muchas culturas, y sin duda ese notable rasgo es uno de sus principales atractivos hoy en día. Durante su estancia no olvide visitar ese importante rescate de miles de años de historia.

Quizá te interese leer

Zona arqueológica de Huamango, Estado de México

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Madero, el presidente que hablaba con los espíritus

Francisco I. Madero veía en el espiritismo la forma de encontrar respuestas y encontrar orientación para salvar a México

México
6 artículos de playa que querrás tener

Estos artículos de playa harán que a tus vacaciones no les falte nada. Disfruta al máximo tus días descanso; la diversión no está peleada con la comodidad.

México
La lucha libre es nombrada Patrimonio y estas son las razones

Te contamos las razones por las que la lucha libre, un deporte nacional tan emblemático, obtuvo el título de Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

Día de muertos
México
Día de Muertos, ¿qué es y por qué se celebra?

El Día de Muertos es una celebración mexicana que nos recuerda cuán finitos somos. No obstante, también nos enseña que la muerte es parte de la vida y debemos festejarla.