PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la aventura
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cronista de milagros

Por: Andrea Juan

¿Qué es un milagro?¿Qué es la fe y cómo se manifiesta?¿Cuál es el papel de la religión en la vida diaria de los mexicanos? ¿Cuáles son las creencias y cómo se han ido perdiendo en la sociedad moderna? Éstas son interrogantes indispensables en un documental dedicado a los milagros concedidos.

La mayoría de los mexicanos y los conocedores del arte nacional están familiarizados con los exvotos, ya sea que los tengan en sus casas como elementos decorativos o porque los han visto en iglesias y tiendas de antigüedades. No obstante, poco se sabe de su procedencia, riqueza de su tradición y autores.

¿Qué es un milagro?¿Qué es la fe y cómo se manifiesta?¿Cuál es el papel de la religión en la vida diaria de los mexicanos? ¿Cuáles son las creencias y cómo se han ido perdiendo en la sociedad moderna? Éstas son interrogantes indispensables en un documental dedicado a los milagros concedidos.

El nombre exvoto proviene del latín: ex, de y votum, promesa, y con él se designa al objeto ofrecido a Dios, la virgen o los santos en correspondencia a una promesa o un favor recibido; así, los exvotos son retablos en agradecimiento por eventos milagrosos. Como el donante reza a la virgen o al santo de su preferencia buscando protección divina, si el problema se resuelve, en gratitud realiza una pequeña pintura donde ilustra la anécdota.

Su origen se remonta al Renacimiento con la tradición de pintar retablos dedicados a santos por favores y milagros concedidos, pero fue hasta el siglo XVI que llegaron los exvotos a México mediante el culto Mariano por los evangelizadores españoles. Probablemente, las primeras obras votivas fueron traídas por los soldados, pero muy pronto empezaron a elaborarse en estas tierras.

EXVOTO, UNA EXPRESIÓN DE FE
Un exvoto constituye un agradecimiento público a Dios, un reflejo de la cultura y el arte popular, además de su importante valor como documento histórico; su peculiar sincretismo de elementos religiosos, históricos y culturales los han convertido en una pieza muy representativa de la mexicanidad.

La religión es un elemento esencial y de profunda importancia en nuestro pueblo y el exvoto una de sus manifestaciones, por lo que el pintor retablero Alfredo Vilchis representa una ventana a la vida religiosa del país, pues si bien el exvoto es una forma artística en vías de extinción, ha sido rescatada y renovada en la obra de Vilchis, quien trabaja y radica en la ciudad de México.

Este creador es el punto de partida y esqueleto fundamental de un documental preparado para Once TV en la serie La aventura de México desconocido. La originalidad de su obra, así como las grandes posibilidades del exvoto como medio para relatar historias y retratar la vida religiosa mexicana nos hicieron reconocer inmediatamente el tema para Milagros Concedidos.

Alfredo Vilchis es un artista excepcional que por vocación es depositario de una tradición ancestral, al mismo tiempo que un histo-riador del siglo XX y un cronista de su tiempo. Él nos abrió las puertas de su casa y su estudio y desde un principio apoyó el proyecto con mucha dedicación. Él nos cuenta: “Soy retablero y tengo 20 años de pintar retablos. Será por amor al arte o por destino de Dios que me gustó enfocar mi vida hacia el sentimiento de la gente y plasmarlo por medio de esta tradición y esta costumbre, que yo siento se está perdiendo.”

DE IDEAS Y PROPUESTAS
Al inicio del proyecto teníamos una idea básica, un concepto de lo que queríamos, pero encontrando en el camino nunca existió un guión. Conocíamos a Vilchis y sabíamos que sería la ventana para retratar desde ahí la devoción y la religiosidad popular en este país, pero faltaban los donantes, es decir, personas que le piden a un pintor que relate en una lámina de zinc una experiencia milagrosa agradeciendo al santo de su preferencia la gracia recibida. Así, emprendimos con paciencia la búsqueda de cada uno de estos personajes, que fuimos encontrando en el camino.

Uno de ellos fue José López, de 60 años, a quien le falta una pierna. Solicitó un retablo pues tenía un tumor en un brazo que desapareció luego de rezarle mucho a la Virgen de Juquila, lo cual consideró como un milagro. Por su parte, Gustavo Jiménez, El puma, pidió un retablo a Vilchis para dejar constancia de un momento milagroso durante el temblor de 1985, cuando residía en los multifamiliares Juárez. Cree que Dios lo dejó vivir para salvar gente y San Judas Tadeo lo ayudó a darle fuerzas para levantar unos escombros de donde pudo sacar con vida a la madre de un vecino.

También, el matador de toros David Silveti pidió un retablo a Vilchis para agradecerle a la Virgen de Guadalupe. Todos los diagnósticos médicos indicaban que no volvería a torear, pero se recuperó milagrosamente de su problema en las rodillas y regresó a la plaza triunfante. En el documental aparece la última entrevista a Silveti antes de su muerte.

OTROS PERSONAJES
Entre los testimonios está el de Edid Young, quien trató de suicidarse a causa de su alcoholismo y por milagro no lo logró. Le agradece a la Virgen de Juquila estar viva y limpia de alcohol, en tanto Javier Sánchez, su esposo, quien la conoció en AA, da gracias también a esta virgen el haberse encentrado, que ahora se amen, vivan juntos y sin drogas.

Entre cada una de las historias de estos personajes hay una serie de entrevistas con investigadores y especialistas que dan su opinión acerca de la religión en el pueblo mexicano, de los exvotos, los milagros, la fe y las creencias populares. Algunos de los exponentes son el investigador Federico Serrano; Jorge Durand, especialista en exvotos; Monseñor Shulenburg, abad de la basílica de Guadalupe por 30 años, actualmente retirado; monseñor Monroy, actual abad de dicha Basílica; el padre Francisco Xavier Carlos y el sacristán José de Jesús Aguilar, entre otros.

El final del documental consiste en ver dónde y cómo acaban los retablos solicitados. Muchos son llevados a los santuarios que les corresponden. En este último capí-tulo del documental vemos los principales santuarios de México como Plateros, en Zacatecas; San Juan de los Lagos, en Jalisco; Juquila, en Oaxaca; Chalma y Los Remedios, ambos en el Estado de México, y desde luego, la Basílica de Guadalupe, en el DF.

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación