Suscríbete: Newsletter Revista

El Tajín

México Desconocido

México Desconocido

Esta zona arqueológica se encuentra en la parte norte del estado de Veracruz, en México. En medio de la selva, se alzan los edificios que conforman lo que alguna vez fue la capital de los totonacas. Cada año se realiza en ella la Cumbre Tajín.

El Tajín: la antigua capital de los totonacas

En medio de la selva, rodeada por el verde de los árboles y el azul del cielo, se alzan diversos edificios que conforman El Tajín, lo que alguna vez fue la capital de los totonacas.

La maravillosa zona arqueológica de El Tajín se encuentra en la parte norte del estado de Veracruz, a pocos kilómetros de la ciudad industrial de Poza Rica y del Pueblo Mágico de Papantla.

Se cree que el nombre El Tajín significa “ciudad del trueno”, haciendo alusión a un antiguo dios a quien los naturales le solicitaban lluvias. Hoy en día es reconocida como Patrimonio Mundial por la UNESCO debido a la belleza de sus construcciones y a la importancia histórica y cultural que aporta al país.

Las estructuras de El Tajín conforman una de las metrópolis más importantes del área costera, cuya ubicación estratégica la posicionó como dentro de una importante ruta comercial que conectaba al Golfo de México con la zona centro del país. Cuenta con múltiples construcciones que, duranet años, han causado la admiración de propios y extraños como templos, palacios y varias canchas de juego de pelota.

El centro político-religioso de El Tajín fue descubierto en 1785 por el ingeniero Diego Ruiz. Sin embargo, no se realizaron excavaciones arqueológicas formales sino hasta 1943. Actualmente se calcula que debe tener 10 kilómetros cuadrados de extensión, aunque todavía hay muchas áreas cercanas que continúan cubiertas por la maleza y el pasto.

De acuerdo con los especialistas, las edificaciones están acomodadas según las clases sociales que imperaban en la antiguedad: por ello, los dirigentes se ubicaban en la zona conocida como el Tajín Chico. Entre las contrucciones más destacadas de la zona arqueológica están: la Pirámide de los Nichos, el Edificio I y las canchas Norte y Sur del juego de pelota.


Todo lo que necesitas para tu viaje

Pirámide de los Nichos

Es la contrucción más importante de la zona arquelógica de El Tajín. Compuesta por 364 nichos, se cree que en lo alto de este edificio había uno más, representando de esta manera, los 365 días del año solar.

Juego de Pelota Sur

Es una de las 15 canchas de juego que se han encontrado en El Tajín. Se distingue por las escenas en relieve que se encuentran en sus paredes laterales, que ayudan a comprender la cosmovisión del pueblo totonaca que habitó en esta ciudad prehispánica.

Tajín Chico

Considerada el área de la clase gobernante, los pisos y techos de sus construcciones están elaborados con roca volcánica y piedra caliza. Para guardar distancia con el resto de la zonas donde vivía el común del pueblo, se construyó una barrera cuyas restos aún se pueden apreciar.

Complejo de las Columnas

Se encuentra dentro de la parte conocida como El Tajín Chico, en la sección más alta de la ciudad. Se llama así porque en el lugar se pueden advertir varios elementos verticales paralelos en cuya supericie se encuentran talladas las hazañas de 13-conejo, un antiguo gobernante.

Edificio I

También dentro del área central, en él se hallan pinturas policromadas donde se muestra a seres con características animales, seguramente representaciones de los dioses.

Plaza del Arroyo

Antiguamente aquí se montaba el mercado, donde se comerciaban frutas, pieles de animales, cacao, vainilla y aves, entre otros productos. 

EN LOS ALREDEDORES DE EL TAJÍN

Papantla

Se ubica a unos 10 km de la zona arqueológica de El Tajín.En este Pueblo Mágico podrás encontrar todo el confort y los servicios que deseas para hacer tu estancia un a experiencia más agradable. Es conocida por ser la productora de vainilla más importante de la región.

Cumbre Tajín. Es el festival más importante de la región. Durante 5 días la Cumbre Tajín presenta diversos eventos culturales y artísticos. Se lleva a cabo en el Parque Temático Takilhsukut, el cual se divide en diversos nichos organizados por temas, como el Nicho de la Música o el Nicho de la Purificación. Por las noches se pueden disfrutar diversos espectáculos musicales y de luz y sonido.

Xantolo o Día de Miertos. Se festeja el 2 de noviembre, cuando las calles de Papantla se llenan de aromas y colores por la preparación de exquisitos chichiquiles y otros platillos, los cuales se llevan a las casas y ofrecen entre parientes y amigos. Durante esta celebración destaca la presencia de las comparsas o viejadas, personas con máscaras que bailan al compás de sones para burlar a la muerte.

Corpus Christi. Durante esta celebración hallarás procesiones, la danza de los tocotines, voladores, santiagueros y docenas de puestos para comprar todo tipo de cosas. Inicia en el atrio de la iglesia central.

Festival de la Vainilla. Cuenta con muestras gastronómicas, eventos culturales, conciertos, concursos y foros gastronómicos donde participan chefs de reconocido prestigio internacional.

La cocina de Veracruz se distingue por la variedad de platillos que ofrece, muchos de ellos condimentados con especias naturales que le dan un toque único e inigualable.

Dada su cercanía con el mar, aquí encontrarás los pescados y mariscos más ricos y frescos. Te recomendamos el pescado en escabeche, los pulpos en su tinta, acompañados de arroz blanco, los pescados fritos y el chilpachole. Pero absolutamente indispensable es el huachinango a la veracruzana, un manjar de dioses.

Por las tardes, nada como visitar alguna de las cafeterías de Papantla para degustar uno de los mejores cafés del mundo, cuyo aroma y sabor cautivan a los paladares más exigentes.

Otros manjares que no debes perderte son las tortitas de hueva de lisa, las cazuelas de mariscos, los tamales costeños y de anís, el arroz a la tumbada y las empanadas de camarón. Y si de bebidas hablamos, hay que refrescarse con los toritos (aguardiente de cacahuate), las glorias, los diablitos y el popo (elaborado con cacao y arroz).

Conoce más sobre este destino

Comparte tu experiencia

Sigue explorando