PUBLICIDAD
Corredores Turísticos del Estado de México. Vol. 4
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La fiesta de carnaval en Calnali, Hidalgo

Por: Alfredo Martínez Fernández

Conoce en el municipio de Calnali, Hidalgo, uno de los carnavales que aún conserva danzas y tradiciones con toques mestizos pero de notables raíces prehispánicas.

El sonido del cuerno y el tambor abren la brumosa y húmeda mañana en Calnali, escondido entre la Huasteca hidalguense. El ambiente de fiesta se siente en todos los barrios del pueblo mientras los participantes arreglan los últimos detalles de sus disfraces, y la música de las bandas de viento se escucha entre las callejuelas y afuera de las casas. Todo está listo para dar inicio a la gran fiesta de carnaval. Una de las riquezas más grandes de nuestro país son sus fiestas, donde el colorido, la música y los diversos platillos encierran profundos significados religiosos, mitológicos y mágicos.

Todo este folclor es producto de un sin fin de mezclas y adaptaciones históricas así como de un celoso cuidado de las costumbres, tradiciones y creencias heredadas del grandioso mundo prehispánico.  Con la Conquista, las fiestas y las danzas precortesianas se mezclaron y fundieron con elementos hispanos, y tal sincretismo benefició a los religiosos en su tarea de evangelización. El carnaval es un ejemplo de esta fusión cultural, y es una de las celebraciones más importantes del pueblo mexicano. 

El término Carne Vale viene de Europa y significa adiós a la carne. El carnaval, celebrado en México por aproximadamente 225 comunidades, es una fiesta de carácter espontáneo, multicolor, de desenfreno, de juego y burla, y precede a la Cuaresma, época de penitencia y recogimiento. Por otro lado, en el mundo prehispánico esta fiesta coincide con los nemontemi de los nahuas y los cabik de los mayas, que son los cinco días perdidos o nefastos respectivamente. La danza, como una de las manifestaciones artísticas más antiguas del hombre, es parte importante de este festejo. Por ello, aquel lunes de carnaval cientos de disfrazados se preparan para lanzarse a danzar al compás de la música de bandas de viento, violines y guitarras en las calles del pueblo de Calnali.

Durante la fiesta, los distintos barrios de este pueblo (San Juan, Nueva Esperanza, Barrio Nuevo y Tlala) compiten año con año en el baile y por el mejor disfraz, y por eso es posible ver personas disfrazadas de changos, muertes, diablos, damas y hasta un extraterrestre de color verde, al hombre murciélago mejor conocido como Batman, a un cavernícola, al navideño Santa Claus y al barbón de Fidel Castro. Además, el carnaval de Calnali es la única fiesta donde se puede admirar el disfraz de Cuernudo (mezcla de charro con demonio), que lleva botas vaqueras, chaparreras, chaleco de cuero, sombrero de palma adornado con un espejo al frente, una cornamenta de venado y una máscara. Como expresión de la artesanía local, las máscaras del carnaval de Calnali están hechas de trapo y pintadas de distintos colores, siendo el rojo, el negro y el rosa los más utilizados. La de Cuernudo por ejemplo, es de color rojo en forma de calavera con grandes colmillos, las de Comanche son adornadas con lentejuelas. 

Otro de los disfraces de mayor tradición en el pueblo es el de Comanche, personaje que representa a los salvajes indios chichimecas conocidos también como mecos. El disfraz consiste en trapos asidos como taparrabo, máscara de trapo, un gran penacho con plumas multicolores, un arco y la cupepitsao carcaj donde cargan las flechas. La música que se toca durante la fiesta es de gran importancia en el desarrollo de la misma; algunos sones son con pura guitarra y violín. La banda de viento es una adaptación reciente ya que antaño sólo estaban presentes los instrumentos de mayor tradición, más antiguos y que son utilizados en los sones huastecos. En Atempa, pueblito indígena cercano a Calnali, únicamente se tocan la guitarra y el violín.

Los sones, conocidos como carnavaleras, que se tocan y se bailan son el del Chango, el del Viejito, el del Comanche, el de los Matlachines y otros. El son de los Matlachines es el de mayor tradición en el pueblo, y se baila en las fiestas y eventos importantes. Consiste en hacer dos grandes filas en las que los disfrazados meneándose y taconeando se van intercalando en zigzag. Tres días de intensa actividad y jolgorio sacan a los calnalenses de su diaria rutina y los preparan para la austeridad de la Cuaresma; y aunque la mayoría de los participantes son hombres, ya que apenas una que otra mujer se disfraza, de una forma u otra todos los habitantes de Calnali participan de la fiesta. Uno de los momentos de mayor emoción es el gran concurso entre barrios, el cual se lleva a cabo el último día de carnaval que coincide con el Miércoles de Ceniza.   

A las cinco de la tarde los danzantes de los cuatro barrios se dan cita en la plaza frente a la presidencia municipal. Llegan con los carros alegóricos, cada uno con su reina y sus damas. El concurso consiste en demostrar en siete minutos quien es el mejor balando el son de los Matlachines. Mas... como participar es ya ganancia, cerca de 400 disfrazados de los cuatro barrios bailan juntos la Marcha de Zacatecas, dando su último adiós a la gran fiesta de carnaval.   

CÓMO LLEGAR A CALNALI   

Partiendo de Pachuca toma la carretera federal número 105 y pasando Molango, aproximadamente a 40 km, desvíate a la derecha donde a unos 135 km de la capital de Hidalgo se encuentra Calnali. Todos los servicios los encontrarás en Pachuca.

Compartir

ComScore
IASA Comunicación