Suscríbete: Newsletter Revista

Monte Albán

México Desconocido

México Desconocido

Sitio arqueológico que se encuentra a 10 km de la ciudad de Oaxaca, México. Fue la capital indígena más importante de la región de los valles de Oaxaca durante el llamado periodo clásico (400–800 d.C.) cuando fue habitada por la cultura zapoteca.

Monte Albán es un sitio arqueológico que se encuentra a 10 km de la ciudad de Oaxaca. Fue nombrado por los zapotecos como “Dani Baá” o Montaña Sagrada y, posteriormente, “Yucucui” o Cerro Verde, por los indígenas mixtecos que la habitaron hacia el siglo XII.

Como sucedió con varias metrópolis prehispánicas, Monte Albán fue habitada por más de una cultura. El origen de los primeros habitantes es motivo de debate, ya que los arqueólogos no han podido precisarlo. Posteriormente, la ciudad fue habitada por los zapotecos y, finalmente, por los mixtecos. Además, estudiando la arquitectura, los especialistas encontraron que Monte Albán tuvo contacto con otras culturas, principalmente con los habitantes de la poderosa Teotihuacán, en el centro de México.

En Monte Albán, los visitantes pueden encontrar tres estructuras principales, todas con funciones primordialmente ceremoniales: la Plataforma Sur, el Juego de Pelota Grande y el edificio de los Danzantes (o Edificio L).

La Plataforma Sur es una construcción de dos cuerpos y la más alta de la ciudad; desde ahí, podrás observar el resto del sitio. El Juego de Pelota Grande se llama así pues junto a la Tumba 105 se encuentra una estructura similar pero más pequeña. Y, finalmente, la Plaza de los Danzantes es una construcción sui generis en la que destacan diversas estelas con glifos calendáricos y antropomórficos.


Todo lo que necesitas para tu viaje

Monte Albán es un sitio arqueológico amplio y constituye el centro ceremonial más grande e importante de la cultura zapoteca. Se encuentra sobre un cerro cuya cima fue aplanada por la primera cultura que la habitó. La mayoría de los templos y edificios existentes son pertenecientes a la época en la que la habitaron los zapotecos.

Entre sus construcciones más importantes destacan:

La Gran Plaza

Está ubicada en el corazón del antiguo centro ceremonial. De acuerdo con los especialistas fungía también como una explanada para montar un mercado. A su alrededor se encuentran varios templos y algunas residencias reservadas para la clase social gobernante.

Plataforma Sur

Es la construcción más alta de Monte Albán con 40 m de altura, y se identifica facilmente por sus dos cuerpos. En la parte inferior de la construcción se encuentran estelas con diversos glifos zapotecos.

Juego de Pelota Grande

En este espacio se llevaba a cabo el tradicional juego de pelota, mismo que se efectuaba, ante la supervisión de los sacerdotes o gobernantes, siempre con fines ceremoniales.

Edificio de los Danzantes

Ésta es una de las construcciones más antiguas de la ciudad. Lo más destacado de la misma son las estelas, colocadas a un lado del recinto, que presentan glifos y personajes en posiciones sugerentes. Hoy se sabe que los glifos se grabaron como representación del poderío militar de la ciudad. Junto a éstas también se encuentran algunas otras solamente con glifos numéricos y calendáricos.

Otras edificaciones de interés en Monte Albán son El Palacio, un edificio con 13 habitaciones; el Edificio P, desde el cual se hacían observaciones astronómicas y las Tumbas 103 y 104.

La Guelaguetza es sin duda el evento festivo más importante de la región. Consiste en una serie de bailables que identifican a cada una de las regiones que conforman el estado de Oaxaca donde se encuentra Monte Albán. Es el resultado del sincretismo entre las culturas prehispánicas y la tradición española. Su nombre significa “intercambio recíproco de regalos”, lo que resalta el aspecto comunitario de esta fiesta que se ralzia cada año, en el mes de julio.


Oaxaca es una de las ciudades más recomendables para vivir el Día de Muertos, pues aquí, aún no se ha incorporado aquellos elementos que identifican al Halloween (de origen norteamericano). Además de poder observar los tradicionales altares dedicados a los muertos, aquí podrás conseguir y probar el delicioso pan de muerto, la calabaza en conserva y las manzanitas de tejocote, así como el nicuatole.


La Noche de Rábanos se celebra el 23 de diciembre en la Plaza de la Constitución de la ciudad de Oaxaca. En el marco de esta celebración se presentan los mejores trabajos de escultura en rábanos. Después de la premiación el evento culmina con una presentación de juegos pirotécnicos.

La gastronomía oaxaqueña es reconocida en el mundo por su inconfundible sazón. Claro sincretismo entre las recetas de origen prehispánico y la sazón de los platillos españoles, esta cocina resulta en una de las ofertas más saborsas del país. En esta ciudad y sus alrededores no puedes dejar de probar sus distintos tipos de moles: el verde, amarillo, negro y rojo. Además del delicioso quesillo (queso Oaxaca), los chiles y el orégano regional. Los tres son parte esencial en la preparación de sus deliciosos platillos.

Los tamales oaxaqueños o las memelas con asiento son otros de los antojitos más populares. Mientras que los gusanos de maguey y los chapulines dorados son exquisitos antes de una buena comida, aunque también se pueden disfrutar en tacos y ensaladas.

Una bebida tradicional es el chocolate caliente y, para quienes tienen una afición a lo dulce, Oaxaca es reconocida por sus deliciosas nieves. ¡No dejes de saborearlas!

Conoce más sobre este destino

Comparte tu experiencia

Sigue explorando