Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Templo y ex Convento de San Agustín (Estado de México)

Uno de los conjuntos más llamativos del estado por su tamaño y diseño arquitectónico. Fue construido por los frailes agustinos entre 1539 y 1560 siguiendo el estilo de fortaleza tan característico del siglo XVI.

Foto: Rafael Doniz
México Desconocido

México Desconocido

Su fachada, al fondo de un gran atrio cuadrangular, se compone de la portada del templo rematada por una espadaña, una capilla abierta anexa y la portería del convento. La portada constituye uno de los ejemplos más admirables de la arquitectura plateresca de la época, por la belleza tanto de sus columnas y de los detalles decorativos en el friso y en el arco de la puerta, como de las esculturas que rematan el friso y que flanquean a dos ángeles músicos, y de la ventana del coro.

 El interior del templo sorprende por la altura de sus muros; la nave conserva restos de algunos retablos barrocos de buena factura y en el presbiterio se advierten interesantes muestras de pinturas murales con imágenes de santos agustinos, sacerdotes y papas. El convento anexo cuenta con dos claustros, uno pequeño de arquitectura sencilla, y el principal o claustro grande, que exhibe una hermosa arquitectura de estilo plateresco con columnas talladas y rematadas en la parte baja por esferas de piedra.

En los espacios entre los arcos del claustro bajo puede verse una serie de grabados en piedra con escenas alusivas a la Pasión de Cristo y los monogramas de Jesús y de la Virgen. Los muros del claustro alto conservan excelentes muestras de pintura mural con escenas que recuerdan la Pasión y muerte de Cristo. En este mismo nivel se accede a la capilla abierta, en cuyo muro principal se observa una pintura con la imagen de Santa Catalina de Alejandría.

Se encuentra en Acolman, a 38 km al noreste de la ciudad de México por la carretera 132-D.

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos