Información práctica

Vías de acceso y transporte
-Av. Insurgentes, Viaducto Miguel Alemán, Paseo de la Reforma, Av. Chapultepec y Av. Constituyentes.
-Línea 1 del Metro, Línea 1 del Metrobús.

Delegación Cuauhtémoc
Aldama y Mina s/n, Col. Buenavista.
Tel. 2452 3100. www.cuauhtemoc.df.gob.mx

Información turística-Módulo de Información Turística del Ángel
Paseo de la Reforma s/n, Col. Juárez.
Tel. 5208 1030.

Secretaría de Turismo del Distrito Federal
Tel. 01 800 008 9090. www.mexicocity.gob.mx

Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
Fotos de la semana
Ranking

Zona Rosa

Sumérgete en este barrio mágico, surgido como un escenario donde se promovía el arte y se reunían los intelectuales. Hoy, la Zona Rosa atrae a gente de todas partes del mundo por sus cafés, bares y diversión nocturna.

Un poco de historia

Esta zona está ubicada en una sección del que fuera el barrio más aristocrático de la urbe: la colonia Juárez. Establecida hacia 1898, sus fantásticas mansiones de claro estilo ecléctico reflejaron el ambiente cosmopolita que se vivía en ella hacia 1910, al alojar a embajadores, empresarios y funcionarios extranjeros. No obstante, la parte que ocupa la Zona Rosa conserva ya muy pocas casas de esa hechura. La nomenclatura de sus calles, según Salvador Novo, recordaba a las ciudades más famosas de Europa: “Los que habían ido a las Europas, lo subrayaban con vivir en la flamante colonia Juárez llena de Hamburgos, Vienas, Liverpooles, Londres y Nápoles”.

 

A fines de los años cuarenta del siglo XX, las casas porfirianas comenzaron a sufrir adaptaciones inapropiadas para convertirlas en comercios, como lo señala Carlos Fuentes en su novela La región más transparente: “…por la calle de Niza, donde ya las mansiones del Porfiriato iniciaban su declive hacia la boutique, el restaurante, el salón de belleza.” En la siguiente década el lugar se fue consolidando al abrir sus puertas a los comercios que le imprimieron su primer sello particular: cafés, tiendas de antigüedades, joyerías y artesanías. Para los años sesenta se asentaron aquí librerías y galerías de arte por donde transitaban José Luis Cuevas, Pita Amor, Manuel Felguérez, etc. La construcción de varios hoteles en sus terrenos propició el carácter turístico y cosmopolita que aún se percibe.

 

Poco después, las Olimpiadas de 1968 y el Mundial de Futbol México 70 hicieron de la Zona Rosa un punto de reunión para la celebración de cualquier triunfo deportivo. La creación de bares y discotecas para homosexuales en los años noventa, convirtieron a la colonia en un área de tolerancia e integración de dicha comunidad; la calle de Amberes registra el mayor número de comercios gay en la zona. Hoy en día, todos los grupos sociales se dan cita en la Zona Rosa; hombres de negocios, burócratas, estudiantes, turistas nacionales y extranjeros, tribus urbanas, amas de casa, júniors y hasta limosneros se reconocen en esta área, compartiendo la calle, el restaurante, la boutique, el bar, el antro, el casino, la librería, la iglesia, la discoteca, la plaza comercial, el centro nocturno, el hotel, la escuela, la galería, el banco, la oficina… todo en un mismo espacio.

 

Voces y anécdotas del ayer

Tan variado como sus comercios es el origen de su nombre (Zona Rosa) y el año de su bautizo. Algunos suponen que el furor y la inquietud de los años sesenta decretaron su nacimiento formal, en 1967, como un lugar bohemio y dedicado a la juventud. Respecto a su nombre, unos lo atribuyen al escritor Vicente Leñero, para quien esta zona era “demasiado tímida para ser roja y demasiado atrevida para ser blanca.” Otra teoría supone la existencia de unos edificios con sus fachadas pintadas de color rosa, dato mencionado por Carlos Fuentes en La región más transparente. La mayoría se inclina por la versión de que fue el pintor José Luis Cuevas quien la bautizó así y, como él mismo afirmó, lo hizo en homenaje a la actriz cubana Rosa Carmina. Termina este recuento de versiones aquella que menciona al periodista Agustín Barrios Gómez como el autor del nombre.

 

Tómalo en cuenta

De los comercios tradicionales de la Zona Rosa que aún ofrecen sus servicios, destacan los restaurantes Rafaello, Bellinghausen, El Chalet Suizo, Angus, Konditori y Luaú; el bar Las Yardas; el antiguo Hotel Geneve; el Mercado Insurgentes de artesanías; El Señorial, convertido en salones para fiestas; la Plaza del Ángel; y Zaga (camisas); entre otros.

SITIOS DE INTERÉS

Durante el día, las calles de la Zona Rosa se llenan de gente que va y viene, cumpliendo diversas tareas; al mediodía sus restaurantes se atiborran de turistas, empleados y oficinistas en busca de alimentos; la tarde–noche se presta para recorrer pausadamente sus calles y callejones, conviviendo con todo tipo de personas que vienen a ver y a ser vistas; y más tarde, a disfrutar de la vida nocturna.

 

1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7. Su calle principal, Génova (1), fue adoquinada y vuelta peatonal para pasear sin prisas desde Reforma hasta Liverpool, trayecto donde se puede comer o tomar un café para platicar y “componer el mundo” en las mesas puestas sobre la calle; tiene además jardineras, árboles y varios monumentos: la escultura de una madre y su hijo (2) (Reforma), la Diana cazadora (3) y la Fuerza Creadora 4 (Hamburgo); el Corredor de Arte José Luis Cuevas (5) y el dedicado a un Presidente de los Rotarios (6) (Londres); el que recuerda al pachuco del cine nacional, Germán Valdés Tin Tan (7) (entre Londres y Liverpool), y una fuente con un par de delfines custodiando a una sirena (Liverpool).

 

8. De las mansiones que caracterizaron a la colonia Juárez quedan algunas en la Zona Rosa; la primera, ubicada en la esquina de Insurgentes, Havre y Hamburgo, fue construida a principios del siglo XX en un estilo ecléctico, entre neogótico y afrancesado, que sorprende por las mansardas de sus techumbres y el remate cónico de sus torres.

 

9 y 10. Una de las calles más transitadas por los automóviles es Florencia (9), dotada con un estrecho camellón adornado con palmeras de gran altura; aquí podrás admirar una de las pocas casas conservadas de estilo art nouveau (10) de toda la ciudad, en el número 41. La febril actividad comercial termina precisamente en esta calle.

 

11. Otra casona que llama la atención es la ubicada en Londres 213, que logró conservar incluso su jardín al frente.

 

12 y 13. Siguiendo rumbo a Chapultepec (al poniente), te invitamos a admirar un par de casas que empezaban a mostrar en los años treinta la arquitectura moderna, ubicadas sobre la calle de Praga, en los números 29 y 43.

 

14. Unos metros más adelante, un estupendo pero estrecho templo neogótico aloja la Parroquia del Santo Niño de la Paz, cuyo interior presume llamativos candiles y vitrales polícromos, así como un elegante lambrín de madera, que concuerda con la fantasía de su fachada, plasmada en los arcos ojivales de sus accesos y ventanas, y en el remate puntiagudo de su torre al centro.

 

15. Otro inmueble digno de visitarse es el Templo Votivo de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, de estilo art déco tardío (1942), ubicado sobre la lateral del Paseo de la Reforma esquina con Génova.

FIESTAS Y EVENTOS

-Desfile del 16 de septiembre (Día de la Independencia)

DÓNDE COMER

Bellinghausen (cocina internacional)
Londres No.95, Col. Juárez.
Tels. 5207 4978/ 5207 6149.

 

Focolare (especialidades mexicanas)
Hamburgo No.87, entre Niza y Génova, Col. Juárez.
Tels. 5207 8257/ 8055.

 

El Chalet Suizo (cocina internacional)
Niza No.37, Col. Juárez.
Tels. 5511 7529/ 8807.

 

Luaú (cocina cantonesa)
Niza No.38, Col. Juárez.
Tels. 5525 7474/ 5511 7184.

 

Rafaello (pizzas y pastas)
Londres No.165, Col. Juárez.
Tels. 5525 6585/ 5507 7016.

ACTIVIDADES
Corredores Turísticos del Estado de México. Vol.3
México Desconocido en USA
Especial: México Emergente
Mineral de Pozos, un pueblo fantasma en territorio Guanajuatense(eBook)
ComScore
IASA Comunicación