Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Antiguo Colegio de San Ildefonso (Distrito Federal)

Como Ias personas, Ia mayoría de Ias construcciones viven cambios a través de su vida, y el Antiguo Colegio de San Ildefonso no es una excepción.

20-07-2010, 8:31:08 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Como Ias personas, Ia mayoría de Ias construcciones viven cambios a través de su vida, y el Antiguo Colegio de San Ildefonso no es una excepción.

EI inmueble ha sufrido alteraciones sustanciales, por Ias cicatrices que Ia historia ha dejado en él y debido a Ios diferentes usos que se Ie han dado: construcción deI edificio hacia Justo Sierra a principios deI siglo; incorporación de Ios murales de José Clemente Orozco, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Fernando Leal, Jean Charlotte, Fermín Revueltas y Ramón Alva de Ia Canal; transformaciones en salones y arcadas, colocación de canceles metálicos y refuerzos sísmicos que afectaron el concepto original, pavimentos, techos y detalles de cantera. Estas modificaciones fueron en algunos casos acertadas, en otros negativas y en muchos irrecuperables.

EI criterio para Ia restauracíón fue liberar al edificio de todos aquellos elementos y modificaciones que lo han dañado, reparando lo reparable, pues es imposible regresar un inmueble a su estado original. Los elementos nuevos se trataron con discreción, supeditándose a Ias normas del edificio, para, en pocas palabras, mostrar una obra maestra arquitectónica con Ia mayor dignidad posible, sin negar Ias cicatrices de Ia historia.

EI objetivo principal que nos fue fijado a Legorreta Arquitectos consistió en habilitar adecuadamente el Colegio para que funcionara como Museo Universitario, necesidad primordial planteada por Ia UNAM. La Universidad decidió dejar intacto el uso que ya tenía el “patio chico” deI edificio, donde se aloja su filmoteca. Tampoco se intervino el área denominada como invernadero, ubicada por encima deI anfiteatro Simón Bolívar.

Síntesis histórica de Ia construcción deI Antiguo Colegio de San Ildefonso

DeI siglo XVI a Ia segunda década deI XIX, funciona como Real Colegio de San Ildefonso. En el siglo XVI (el 8 de agosto de 1588) se inaugura como seminario jesuita, y posteriormente (se desconoce Ia fecha) se funda como anexo al Colegio Jesuita de San Pedro y San Pablo, en Ia esquina nororiente del predio actual.

Funciona como Real Colegio desde Ia primera mitad del siglo XVII hasta el 26 de junio de 1767, año en que Carlos III expulsa a los jesuitas. La portada del “patio chico ” data de 1718, y Ia reinauguración dei conjunto se hace en 1749, cuando San Ildefonso alberga a 300 estudiantes. AI crecer Ias necesidades del seminario, éste se amplía hacia el poniente, integrándose al “patio chico ” original el de “pasantes ” y el “principal”.

Desde 2 de diciembre de 1867 es sede de Ia Escuela Nacional Preparatoria, y en 1868 cuenta con 900 alumnos, 200 de ellos internos.

En los años de 1907 a 1911 se produce Ia expansión deI Colegio bacia el sur (calle Justo Sierra), construyéndose el anfiteatro Bolívar y el patio sur poniente en sus crujías perimetrales, para Ias áreas de dirección y administrativas. AI oriente de este patio se edificó un gimnasio cubierto y una alberca que se proyectó igualmente para ser techada, pero no tenemos datos para saber si Ia revolución permitió o no cubrirla. En esta misma época muchas de sus techumbres de viguería de madera fueron sustituidas por otras de acero y bovedillas de lámina acanalada.

Otra etapa de edificación y adaptación a Ias necesidades administrativas es Ia de 1925-1930, que es cuando se sustituyen Ia alberca y el gimnasio por un patio gemelo al anterior.

EI sismo de 1957 hizo necesaria Ia sustitución prácticamente de todos los techos de los pórticos o deambulatorios y de Ia mayoría de Ias crujías, esta vez por techumbres de concreto a base de trabes y losas. Esta intervención dio al inmueble resistencia y solidez pero su aspecto no resultó armónico con el conjunto colonial dieciochesco o barroco, sobre todo exteriormente.

Adaptación deI Antiguo Colegio de San Ildefonso a Museo Universitario

En los plafones se ocultó el refuerzo estructural realizado a fines de los cincuenta; se actualizaron Ias instalaciones eléctricas y de alumbrado, tanto en pórticos como en salas. Así mismo, se mejoró su aspecto, devolviéndole una imagen más apegada a Ia que pudo ser Ia original (cielos rasos).

Los pisos se uniformaron en calidad y aspecto, tomando en cuenta el tránsito intenso y Ia facilidad o dificultad de su mantenimiento. Se construyó un piso con pocas juntas, agradable al visitante y adaptable a Ias irregularidades deI inmueble ( escalones, desniveles, pendientes) , cuya textura no compite con Ias obras de arte o con Ia arquitectura deI edificio. Su color se identifica con Ia época colonial barroca deI inmueble y lo complementa.

La finalidad de los canceles de vidrio templado fue liberar los arcos y marcos de cantera, dividir los espacios de Ias galerías de los corredores y sustituir Ia cancelería tubular imitación madera por una cuya transparencia realzara y dignificara Ia obra de cantera. La ventanería de madera se diseñó para complementar los marcos de cantera y recordar el tipo de canceles que poseía este edificio.

En vanos pequeños, los manguetes ocultos de aluminio y vidrios a hueso facilitaron Ia limpieza deI inmueble y acentuaron su transparencia.

Las puertas se realizaron en cedro rojo entableradas, recordando el tipo de puertas originales.

La adaptación deI Colegio de San Ildefonso a Museo Universitario resultó una experiencia profesional muy interesante. Es difícil conformar un equipo multidisciplinario de especialistas tan diversos como el que se hizo cargo de esta tarea. Participaron en él: el Consejo Nacional para Ia Cultura y Ias Artes, promoviendo Ia realización de esta obra a través de Ia exposición “México, esplendores de 30 siglos “; el Departamento deI D. F., con financiamiento y coordinando los esfuerzos de todo el equipo, y Ia UNAM, que aportó el inmueble y vigiló el proceso deI proyecto, Ia obra y el funcionamiento deI mismo como museo.

Fuente: México en el Tiempo No. 4 diciembre 1994 – enero 1995

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Degustación de quesos
México
10 quesos mexicanos que alegran nuestra vida

Existe una gran variedad de quesos mexicanos. Entre ellos están el queso Chihuahua, de tenate, adobera, Oaxaca y muchos otros. Conoce más de estas delicias y cuéntanos cuál es tu favorito.

México
Tradición de Día de Muertos en Guadalajara

Los tapatíos se esmeran con sus celebraciones originales y coloridas, con la ilusión del regreso de las almas cada noviembre. Admira esta celebración.

México
Festival de Día de Muertos en Durango

En lengua huichol Muikité significa muerte, y el festival hace honor a esta palabra tan representativa en México. No lo pierdas de vista.

México
Día de Muertos en Chiapa de Corzo

El 31 de octubre, en la Plaza Central, tiene lugar el Festival de Magia y Tradición; se realiza el Concurso de Altares, la presentación de Leyendas Chiapacorceñas. Estas son solo algunas de las tradiciones de Día de Muertos en Chiapa de Corzo.