Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Cerámica de Chililico (Hidalgo)

La importancia de la cerámica en las culturas de nuestros pueblos es tal, que ha permitido estudiar el paso de varias civilizaciones.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Al contrario de la madera, el arte plumario y la piedra, que no pudieron resistir el destructivo embate delos colonizadores. 

El entendimiento de nuestro pasado nos ayuda sin duda a saber por qué pensamos, actuamos, convivimos, sentimos y somos de alguna manera específica. El pasado es la esencia y el nuestro tiene mucha riqueza, aunque no lleguemos a conocerlo bien.  Así, las artesanas de Chililico, poblado del estado de Hidalgo, cuentan con un cúmulo de tradiciones y costumbres cuyos significado y origen desconocen. Desde muy pequeñas y por muchas generaciones realizan una serie de artesanías copiadas durante siglos con propósitos utilitarios que forman parte de un rito y una cultura ancestral vinculándolas con el calendario de fiestas y surtiendo la demanda no sólo de la Huasteca, sino también de una extensa región desde Coatzacoalcos hasta el Pánuco.  “–Porque según nuestros antepasados, nuestros abuelos nos dijeron, bueno, antes de que ellos murieron dijeron que ellos nunca se olviden de nosotros y siempre nos hagan este costumbre.

Y dicen que no vienen los espíritus, pero sí vienen, las creencias de los abuelos sí vienen. Entonces siempre recuerden que nosotros, que somos, ya no vamos a vivir en este mundo, pero… pero sí, y nosotros nos vamos a estar cerca de ustedes, y es la costumbre que uno tiene”.  Demostrando que el idioma no es ningún obstáculo para manifestarse, así se expresa la artesana Victoria Álvarez Hernández, indígena náhuatl de la Huasteca hidalguense al hablar sobre el Xantolo –deformación del latín Sanctorum–, uno de los rituales más importantes de su cultura, que se lleva a cabo durante los días de muertos en Chililico, para los que desde meses antes elaboran muchos objetos de cerámica.  “–Es una fiesta grande, a cada muertito le ofrendan como dos de éstos y el copalero es el principal. Ahí ponemos la brasa y empezamos a humear la comida y a convivir con la gente. Cuando hay visita de los compadres, la familia que viven lejos, y a ofrendar y a comer, y a los panteones también se lleva el copalero, se llevan los floreros, los candeleros que es para la vela y ofrendamos en el panteón.” 

UNA PRESENCIA ESENCIAL       

La cerámica ha jugado un papel muy importante en el acontecer diario de las culturas de nuestros pueblos. A partir de ella se estudian las civilizaciones del presente y del pasado; a diferencia de la madera, que no pudo sobrevivir al fuego de los colonizadores; del arte plumario que fue destruido y las esculturas en piedra sojuzgadas a servir como columnas al interior de las iglesias, la cerámica lo resistió todo. Por un lado, por estar enterrada en la mayoría de las ofrendas que se siguen descubriendo hasta el día de hoy, arrojando nuevos conocimientos, y por el otro, porque siempre han sido, desde épocas prehispánicas hasta nuestros días, utensilios básicos del uso cotidiano, como sucede en el pueblo de Chililico, donde si bien han sufrido transformaciones y recibido las naturales influencias en todos estos años, se continúan elaborando.  “–Lo que las artesanas quisieran es que alguien viniera a decirles cuáles el significado de los ornamentos de sus artesanías.

Aquí hay mucha cultura, pero poco conocimiento, y es que aunque la comunidad está muy unida, hay poca comunicación; los hombres trabajan tanto en el campo y también fabrican artesanías en madera, y las mujeres pasan todo el día en las labores de la casa, criando a los hijos, moliendo maíz, lavando trastes, sacando agua del pozo, haciendo tortillas y elaborando la cerámica de barro.”  Éste es el testimonio de Laly Glorieux, diseñadora industrial y capacitadora del Programa al Diseño Artesanal (PROADA) vinculado a Culturas Populares, quien ha trabajado muy de cerca con las artesanas de Chililico creando conciencia acerca de los valores de su cultura, otorgándoles bases de color y forma para que las artesanas retroalimenten y mejoren sus propias obras. 

Aunque el proceso de la alfarería en barro pareciera sencillo, ya que sólo se necesitan unas manos creativas, un pedazo de lodo y un espacio en el piso donde sentarse, es más complicado que eso. Primero, hay que traer la materia prima de los terrenos comunes que ellos llaman La Mina, que si bien es gratuita para todos los habitantes del pueblo, se debe pagar al peón o la camioneta que la transporta; después hay que poner el lodo a secar. Una vez seco se bate en una tina para posteriormente colarlo y amasarlo. Dependiendo la cantidad del barro que se desea, será el tiempo que tarde este procedimiento, que puede alcanzar hasta una semana.  Una vez obtenido el barro adecuado se procede a su manufactura, y como no se trabaja con moldes puede ser muy laboriosa. Las artesanas suelen pasar varias horas sentadas trabajando una sola pieza, platicando en náhuatl con sus compañeras, muchas veces rodeadas de puercos, guajolotes y otros animales. Normalmente, el marido las ayuda a trasladar la leña y a meter las piezas en el horno para someterlas al fuego con el objeto de cocerlas y obtener resistencia. 

La mayoría de la producción la venden durante las festividades de Navidad, La Santa Cruz, Semana santa, cuando bendicen el agua de todo el año, y en Xantolo. La alfarería consiste, entre otras cosas, en cántaros llamados ollules, que utilizan para beber agua en el campo, cazuelas, floreros, tinajas, botijas con formas de hojas y plantas, candelabros, utensilios de cocina, molcajetes, alcancías, copaleros, juguetes de barro cocido, ocarinas para llamara los niños en los días de Todos los Santos y una variedad de ollas,entre las cuales se encuentran los popochcometls y los chichapales, que sirven para acarrear agua.  Por lo general, las artesanas cuentan con una reserva que venden cada vez que necesitan comprar algo; los clientes son los mayoristas que tienen puestos al lado de la carretera y que por lo común se llevan el grueso de las ganancias. 

SI USTED VA A CHILILICO       

Saliendo de Pachuca tome lacarretera federal núm. 105 rumbo a Huejutla de Reyes, adonde llegará después de recorrer aproximadamente 256 km. Chililico se encuentra en la salida, a unos tres km, como unbarrio aledaño, sobre la carretera hacia a Orizatlán. 

Fuente:  México desconocido No. 328 / junio 2004

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Hidalgo
13 cosas que hacer en Real del Monte

Estas son algunas de las actividades que no puedes dejar de realizar en tu próxima visita al poblado minero de Real del Monte en Hidalgo.

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.