Buscador
Ver revista digital
Conoce México

3 criaturas mitológicas mexicanas y sus leyendas: Solo para valientes

criaturas mitológicas mexicanas
© Monstruos Mexicanos

Conoce 3 criaturas mitológicas mexicanas, sus historias y lo cerca que podrían estar de ti.

Las criaturas mitológicas mexicanas son parte fundamental del folclore en el país, pues representan sucesos o fenómenos sociales, culturales y naturales que acontecían en una época lejana.

criaturas mitológicas mexicanas
Monstruos Mexicanos El Uay Pop, otra criatura mitológica mexicana de la cultura maya. Conócelo en el libro de Monstruos Mexicanos.

En un país excepcionalmente rico en cultura y folclore como México, no podían faltar las leyendas sobre criaturas mitológicas.

Una de las intrigas sobre las criaturas mitológicas mexicanas es que bien pueden tratarse de metáforas que representan hechos o fenómenos que acontecían en el día a día.

Sin embargo, son varias las culturas indígenas que conocieron a la misma especie de criatura mitológica y las hicieron parte de su folclore, pero con diferentes nombres.

Presta mucha atención a la región y cultura originaria a la que pertenecen estas criaturas mitológicas, podrían encontrarse muy cerca de ti.

Estas historias forman parte del libro Monstruos mexicanos (2012) de la autora Carmen Leñero, con ilustraciones de Kamui Gomasio y Marcos Castro.

El libro Monstruos mexicanos forma parte del programa Contigo en la Distancia desarrollado por la Secretaría de Cultura.

A continuación te presentamos 3 Criaturas mitológicas mexicanas y sus leyendas, junto con algunas ideas que la autora del libro dedica a sus lectores en su introducción.

monstruos mexicanos
Monstruos Mexicanos EL libro Monstruos Mexicanos (2012), donde vienen las historias completas de las criaturas mitológicas mexicanas.

“En un país como México, basta con que escombremos la maleza para descubrir una pirámide, encontrar las ruinas de un templo antiguo, la estatua de un dios olvidado o vasijas donde nuestros antepasados bebieron sus sueños”.

3 Criaturas mitológicas mexicanas y sus leyendas

El Uay Chivo en Yucatán

uay chivo
Monstruos Mexicanos El Uay Chivo observándote de lejos.

En Yucatán existen muchas historias que hablan del Uay Chivo o Waay Chivo, por la sencilla razón de que existieron y probablemente aún existan más de uno.

La palabra maya uay significa “brujo” y la forma de chivo es la más conocida, pero se sabe que estos brujos pueden adoptar la forma de otras especies animales.

¿De dónde proviene el poder de los brujos Uay de Yucatán? El origen de su poder es muy parecido al de los chamanes alrededor de México.

Se dice que todos estamos conectados a un espíritu animal desde que nacemos. 

Los místicos de México tienen una conexión profunda con la naturaleza y por lo tanto, con sus espíritus animales.

“Sí, inventamos a los monstruos para comprender los horrores o desgracias para las cuales no encontramos ninguna razón lógica y ningún remedio”.

El Uay Chivo de San Antonio Chun, Yucatán

San Antonio Chun es un pequeño poblado en Umán, Yucatán

Hoy en día, San Antonio Chun se encuentra rodeado de la poca naturaleza que terminará siendo devorada por el crecimiento de la ciudad muy pronto.

Pero en el pasado, el majestuoso monte se alzaba en los alrededores del pueblo y en sus adentros una choza era el hogar de un solitario anciano.

La gente de San Antonio Chun, sobre todo los más antiguos, estaban seguros de que el misterioso viejo llevaba viviendo en el monte por más de 500 años.

Se le veía siempre solo con sus chivos y cabras, que pastoreaba de noche, bajo la luna llena.

El anciano jamás se había acercado al pueblo, nunca había tenido contacto con nadie y aún así, su presencia incomodaba, sobre todo a los más pecadores.

Algunas personas del pueblo aprovechaban la mala fama del hombre para adjudicarle los males que habían cometido ellos mismos.

La ira colectiva y los rumores acumulaban un profundo desprecio del pueblo por el hombre, aún cuando fueron ellos mismos quienes cometieron los actos que tanto repudiaban.

Un día, la hija menor de un respetable señor del pueblo, don José, amaneció muerta. 

Ante la incertidumbre de la gente por tan repentina y lamentable pérdida, alguien se atrevió a murmurar que había sido el viejo chivo.

Don José, dolido y furioso, tomó su machete y se fue a buscar al viejo, acompañado por dos de sus hombres.

uay chivo
Monstruos Mexicanos El Uay Chivo en la escena del crimen.

Las leyendas mexicanas se pueden contar en cualquier temporada del año, por eso aquí están 3 leyendas de Día de Muertos para niños que se duermen tarde.

La muerte del viejo chivo

Al poco tiempo regresaron arrastrando al anciano y sin que pudiera defenderse, don José le cortó la cabeza de un tajo con su machete.

El pueblo en silencio pensó que todo había terminado. Los pecadores sintieron alivio, pues el desdichado viejo se había llevado sus faltas a la tumba.

Entonces, la cabeza recién cortada comenzó a hablar y dijo:

“Pecadores hipócritas, ¿por qué me hacen daño? ¿Qué mal les he hecho? Yo soy un buen hombre y no me meto con nadie. Malditos sean todos. ¡Me vengaré!”

Entre gritos de espanto y rezos para alejar al demonio, el cuerpo decapitado se levantó y huyó de la plaza

La gente del pueblo decidió enterrar la cabeza que no paraba de maldecirlos. 

El párroco de la iglesia recomendó ponerle sal bendita para que el cuerpo del hechicero no pudiera recuperarla.

criaturas mitológicas mexicanas
Monstruos Mexicanos La magia del Uay Chivo.

Entre gritos de odio y maldiciones la cabeza del Uay Chivo fue enterrada en el atrio de la iglesia de San Antonio Chun en Umán.

El regreso del Uay Chivo, una de las criaturas mitológicas mexicanas más temidas

Mientras, en casa del Uay Chivo pasaba algo extraordinario.

El cuerpo decapitado bailaba alrededor de un macho cabrío cuya cabeza también había sido arrancada del cuerpo.

El cuerpo del hechicero dio siete vueltas a la izquierda, siete vueltas a la derecha y se colocó la cabeza del cabrío.

Sus piernas adoptaron la forma de pezuñas, sus manos se convirtieron en garras y al beber la sangre del cuerpo del chivo, su propio torso se llenó de pelo.

Desde entonces, se dice que por las noches la macabra figura del Uay Chivo se puede ver subiendo por las paredes y en los terrenos de la iglesia, buscando su cabeza.

“En vez de despreciarlos como inexistentes deberíamos estarles agradecidos, porque gracias a ellos podemos inventar historias que asustan pero consuelan, que intimidan pero advierten del peligro”.

La serpiente de fuego mixe

Ricardo Olvera Espinola Huitzilopochtli con su arma serpiente, la poderosa Xiuhcóatl.

Tepew, Kukumatz, Kukulcán, Quetzalcoatl, Ehécatl son sólo algunas de las serpientes sagradas que figuraban entre los dioses más importantes de nuestros ancestros.

¿Existen más? Es probable. 

Todavía hay muchos tesoros e historias que no conocemos de nuestras culturas originarias esperando a ser desenterradas en algún lugar de México.

Coo Ñu’un es una poderosa serpiente de origen mixteco cuyo poder proviene del fuego. 

También tiene la habilidad de volar y de nadar en las profundidades del mar.

A veces, las criaturas mitológicas se convierten en protectoras o nahuales de algunas personas, esta historia habla de ello.

“Un monstruo tiene una parte mala y otra no tan mala o incluso benéfica. El nahual, esa criatura a veces espeluznante, nos ayuda a conocer las zonas más secretas y aterradoras de nosotros mismos”.

Coo Ñu’un, la serpiente de fuego

La leyenda cuenta que una noche, una feroz tormenta azotaba la Mixteca

En medio de la furia de la naturaleza, en una pequeña cabaña de campesinos, el más pequeño de la familia tuvo una pesadilla.

En su cabeza, se encontraba acostado en su cama. Entonces, un rayo destruyó el techo de su casa y se estrelló en su pecho, abriéndolo por la mitad.

De su corazón brotó la cabeza emplumada de una serpiente. Lentamente comenzó a salir del cuerpo del niño.

Tenía la cabeza de una serpiente con plumas pero el cuerpo era más bien el de una poderosa langosta gigante con 4 patas y una larga cola con forma de mecha.

Asustado pero consciente de estar soñando, el niño sacó la serpiente de su cuerpo con sus propias manos.

Otro rayo cayó en la cola de la serpiente y la prendió en llamas. El animal fantástico salió volando hacia la bóveda celeste, rompiendo el techo una vez más.

Entonces despertó. No había rastro de destrucción ni de la criatura, pero sí 3 monedas de oro bajo su almohada.

serpiente de fuego
Monstruos Mexicanos La serpiente de fuego saliendo del cuerpo de Martín.

“Resulta que una misma criatura fantástica suele tener versiones distintas en otras regiones y momentos. Coo Ñu’un, la “Serpiente de fuego” de los mixes, es una de las muchas “encarnaciones” de la más famosa serpiente mesoamericana Quetzalcóatl, la “Serpiente emplumada”, divinidad de los pueblos nahuas”.

El nahual del abuelo, otra poderosa criatura mitológica mexicana

A la mañana siguiente, Martín tomó las monedas de oro y salió corriendo a contarle al abuelo lo que había soñado.

Después de relatar su historia, el temor de Martín se hizo pequeño al ver una sonrisa en el rostro de su abuelo, quien examinaba con cuidado las monedas de oro.

¿Le has contado a alguien tu sueño? – Preguntó el abuelo a Martín.

Martín negó con la cabeza. Le preguntó a su abuelo qué era esa serpiente que había salido de su cuerpo. 

Su abuelo, contento, procedió a revelarle lo siguiente:

—“Es tu nahual, la poderosa serpiente Coo Ñu’un, que te contagiará de sus poderes extraordinarios.

nahual
Susan Seddon Representación de un hombre y su espíritu nahual.

“Nadie sabe por qué tiene el nahual que tiene, el tuyo es muy especial y no debes decírselo a nadie. Si algún brujo nahual se entera podría venir a robarte su poder.

“El poder que todas las serpientes mágicas de nuestro mundo heredaron del gran dios Quetzalcóatl, la “Serpiente emplumada”. 

“Convertidos en serpientes es como nuestros dioses se comunican con los hombres, ¿lo sabías? Estas culebras fantásticas tienen el don de conectar el cielo y la tierra, el paraíso con el inframundo. 

Cuando veas caer del cielo una estrella fugaz, esa será la señal de que tu fuego se ha encendido y es firme”.

Al preguntarle sobre su nahual, el abuelo de Martín le explicó que tenía esa forma porque posee el poder del fuego, de volar y de nadar.

Le dijo que lo más probable era que su espíritu nahual, que también es una criatura mitológica mexicana, había robado las monedas de los tesoros que la serpiente de siete cabezas cuida en el fondo del mar.

Le dijo que guardara los tesoros que Coo Ñu’un le trajera hasta que fuera mayor y pudiera usarlas para algo bueno.

Al preguntarle cómo sabía tanto, el abuelo le reveló a Martín que su nahual era una serpiente hermana de Coo Ñu’un, Coo Dzahui, espíritu de la lluvia y los huracanes.

“Con su fuerza te defenderé de cualquier brujo que quiera quitarte a tu nahual”. 

¿Te gusta contar historias a la luz de las velas? Traemos para ti otras 3 leyendas mexicanas perfectas para narrar por la noche.

“Las criaturas mitológicas mexicanas se relacionan también con otras del mundo, algunas antiquísimas y de zonas del planeta muy distantes. La Serpiente de Siete Cabezas de los mixes es una versión de la ‘Hidra’, monstruo marino de la mitología griega, que también aparece en el ‘Apocalipsis’ de la Biblia”.

El brujo que quería el poder de Coo Ñu’un 

Lo que ambos no sabían era que un brujo malvado había visto a Coo Ñu’un caer del cielo y los escuchó hablar cuando Martín le contó todo a su abuelo.

Convertido en mosquito mientras escuchaba la plática, depositó sus maldiciones convertidas en huevecillos en el abuelo de Martín, matándolo semanas después.

Al regresar del velorio, Martín vio una estrella fugaz caer

—Serpiente de fuego, devuélveme a mi abuelo, es el único tesoro que te pido.

Dijo Martín a su nahual, suplicando ser escuchado.

Al llegar a su casa, una nube de mosquitos se posaba en el techo de la choza. 

A medianoche, inexplicables y furiosos vientos huracanados dispersaron a todos los insectos.

La poderosa tormenta despertó a Martín con una sensación de ardor en los ojos, un ardor que no lo lastimaba.

Se miró en el cristal y pudo ver en su mirada la llama encendida del fuego sagrado, un temible y antiguo poder que pocos podrían poseer sin perecer.

criaturas mitológicas mexicanas
Martín fusionado con el poder de su nahual, la serpiente de fuego.

“Los monstruos en este libro nacieron mucho antes de la Conquista, en las culturas indígenas que poblaron (y pueblan) México: olmecas, mayas, aztecas, toltecas, mixtecos, zapotecas, tarascos, totonacos, otomíes, huicholes, tarahumaras, yaquis, coras… Durante la Colonia estos seres imaginarios cambiaron y se enrarecieron, adoptando nuevas características”.

El origen de los aluxes y chaneques, criaturas mitológica mexicanas

Algunas de las criaturas mitológicas mexicanas más famosas del país son los aluxes y chaneques.

Esparcidos por todo México, la creencia generalizada de estos seres es que son pequeños espíritus con formas humanas encargados de cuidar los campos.

Proteger la milpa, cuidar de los animales y mantener el equilibrio entre los pueblos y la naturaleza es la tarea de estos entes.

Por generaciones, los aluxes y los chaneques han sido tanto amados como temidos, pues parte de la leyenda es que pueden ser buenos o malos.

Ofrendas a los aluxes y chaneques se pueden ver incluso en carreteras, donde las leyendas cuentan que de no ser el tributo, no permitirían construir ahí.

¿De dónde vienen? ¿Cómo nacieron estas criaturas mitológicas mexicanas? Si eres valiente, descubre el origen de los aluxes y chaneques, a continuación.

“En México, como en cualquier parte del mundo, hay un ejército de monstruos que nos identifican, pues representan los sueños y temores que compartimos”.

Chane, dios creador de los aluxes y los chaneques

Cuenta la leyenda que hace muchos siglos, los muertos se levantaron del eterno descanso por órdenes de Chane, dios del agua y la tierra.

Los espíritus de los ancestros tomaron forma de pequeños hombrecillos que salieron de la tierra, los manantiales y las grietas en los montes.

Eran de muy baja estatura, con grandes orejas que les permitían escuchar amenazas mucho antes de que llegaran y con los pies volteados, cosa que los hacía más rápidos.

Los pequeños seres se encontraban muy felices, bailaban, saltaban, reían, corrían e incluso se hacían travesuras entre ellos.

criaturas mitológicas mexicanas
Monstruos Mexicanos Uno de los seres que se encontraban entre los aluxes y los chaneques.

La misión del dios Chane

El dios Chane intentó poner orden:

Amigos, ¡silencio! No los saqué del mundo de los muertos para venir a divertirse, sino para llevar a cabo una importante misión entre los hombres.

Los espíritus no le hicieron caso, entonces el dios enojado alzó los brazos y convirtió a todos en estatuas de barro como las que se han encontrado en templos y enterradas en campos.

Ahora sí me escucharán…vendrán hombres de lejos a contagiar enfermedades, destruir las milpas y robar nuestros tesoros. Ustedes van a ahuyentarlos y así, ayudar a nuestra gente.

—¿Cómo vamos a asustarlos con esta ridícula estatura?, preguntó un enano todo volteado.

Les daré poder – dijo Chane – podrán asustar, encantar, enfermar o curar a los niños, proteger o robar la mente de los hombres y devorar el alma de quienes no respeten a la naturaleza o las sabias costumbres de antaño.

aluxes
Monstruos Mexicanos Las criaturas renacen entre los huertos.

Las criaturas asintieron con malicia fingiendo que iban a obedecer. Entonces el dios Chane exclamó:

Ustedes, los que están a mi derecha, serán llamados chaneques y se dispersarán por las regiones del centro y del este. 

Ustedes, los que se encuentran a mis espaldas, se apodarán aluxes e irán al sur. 

Como el camino es largo, calzarán resistentes alpargatas y llevarán arcabuces para cazar conejos. 

Y por último, los que tienen el cuerpo cubierto de granos viajarán hacia el oeste e irán esparciendo sus granos por la vegetación, para que la gente sepa que ustedes andan por ahí, vigilando. Pero eso sí, absolutamente todos deben portarse bien.

—¿Y si nos topamos con personas malvadas? –dijo un aluxe- Si voy a vigilar la milpa y los graneros, quiero que los campesinos nos honren quemando copal, con ofrendas de gallinas, cigarros o saká con miel. ¡Cuánto extraño esa delicia!

—Muy bien -dijo el dios- que la gente los honre y mantenga contentos pero ¡NO ABUSEN!, que ya saben quienes son los verdaderos enemigos.

¿Podemos espantarlos a todos de vez en cuando? Digo, para que nos tengan respeto…- Preguntó un chaneque.

Chane asintió con la cabeza un poco enojado, pues sabía que no podía esperar completa obediencia de los muertos.

Descubre aquí La leyenda del Mictlán y el largo viaje hacia el descanso eterno.

“Los monstruos son indestructibles, atraviesan los periodos de la Historia, los cambios de gobierno, las revoluciones y las nuevas ideas de cómo es supuestamente el mundo”.

La rebelión de los aluxes y chaneques

criaturas mitológicas mexicanas
Monstruos Mexicanos Los pequeños seres, ahora llamados aluxes, chaneques y guajes, se revelan contra el dios.

Cuando estaba a punto de irse, un grupo de chaneques que estaba escondido se levantó, el líder le dijo a Chane:

Nosotros no estamos de acuerdo, Salimos de las profundidades para castigar a los humanos, no sólo a los feroces conquistadores.

Los nativos ya se olvidaron de rezar por nosotros, sus ancestros, y como no pensamos volver al infierno, robaremos las mentes y el espíritu de todos aquellos que podamos, devorando sus almas para seguir con vida siempre.

Al escuchar que los demás apoyaban al líder chaneque, Chane se alzó iracundo por la rebeldía de su ejército, dispuesto a regresarlos a todos a la tierra.

Pero como ya le había otorgado sus poderes a las criaturas, los aluxes salieron huyendo al sur, los chaneques blancos se escondieron entre los árboles, las cavernas y los ríos.

Los guajes granosos saltaron con todas sus fuerzas hasta llegar a la sierra de Oaxaca y otros más alcanzaron llegar a Tabasco.

El terremoto que Chane provocó abrió una zanja a sus pies, en la que se metió apesadumbrado, pues sabía que había cometido un error al dejar sueltos por el mundo a los aluxes y chaneques.

Las criaturas mitológicas mexicanas en tiempos modernos

criaturas mitológicas mexicanas
Monstruos Mexicanos La serpiente de siete cabezas, otra leyenda mexicana.

No se sabe por qué son los niños y aventureros quienes se sienten más atraídos por la existencia de estos seres mitológicos, pero es gracias a esa valentía que otros encuentran fuerzas para enfrentarlos.

Muchas de estas criaturas mitológicas son representaciones de acontecimientos e incluso malas personas que vivieron en un lugar y tiempo específico, cuya historia paso de generación en generación, hasta convertirse en leyenda.

Otras son metáforas de fenómenos naturales y sucesos que en ese momento no tenían explicación. Sin embargo, han sobrevivido en nuestra cultura

Existen leyendas sobre criaturas mitológicas mexicanas al rededor de todo el país y los monstruos que conociste hoy tienen diferentes nombres en las diferentes culturas de México.

¿A qué cultura pertenece la región en la que te encuentras? Si tienes suerte, puede que algunas de estas criaturas todavía deambulen por los viejos caminos en los se encontraban con los tranquilos caminantes que se convirtieron en sus víctimas.

Ahora que los conoces y sabes donde habitan ¿Eres valiente? ¿Te atreverías a confirmar su existencia?

¿Te gustaron las leyendas? Conoce 3 leyendas que tienen de protagonista al colibrí, su relación con el inframundo y su conexión con el dios Huitzilopochtli.

criaturas mitológicascriaturas mitológicas mexicanashuay chivoleyendas de Méxicoleyendas guanajuatoserpiente de fuego

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios