Buscador
Ver revista digital
Conoce México

La leyenda del colibrí, 3 historias de la cultura mexica para Día de Muertos

colibri3

3 leyendas del colibrí que te revelarán su origen y relación con Huitzilopochtli, dios de los mexicas.

Conoce las historias que conforman la leyenda del colibrí, descubre su relación con el Mictlán y Huitzilopochtli. Tres historias de la cultura mexica para contar este Día de Muertos.

La leyenda del colibrí es prueba de que el paso del tiempo hace más fuertes las raíces de nuestro pueblo y que la tradición oral es la manera en la que la gente preserva su cultura e historias.

En este Día de Muertos, disfruta tres historias que relatan el nacimiento del colibrí, su origen y relación con el Mictlán, el mundo de los muertos.

Cultura mexica
Mario Rico Art La leyenda del colibrí.

El nacimiento del colibrí

La leyenda cuenta que en el principio, los dioses creadores Xipetótec, Tezcatlipoca, Quetzalcóatl y Huitzilopochtli hicieron a todas las criaturas de barro y maíz.

Dieron a cada árbol, piedra y criatura una misión. Al terminar, se dieron cuenta que no habían encomendado a alguien que llevara los pensamientos y buenos deseos de un lugar a otro.

Ya no quedaba barro ni maíz para hacer a otra criatura, entonces un brillo atrajo la mirada de Huitzilopochtli. 

Era una pequeña piedra de jade, a la que talló y dio forma de punta de flecha. Al juntarse, los dioses soplaron sobre ella para darle vida, convirtiéndola en un ave cuyas plumas brillaban con los colores y la intensidad de las piedras preciosas.

Así lo dejaron ir al mundo a esparcir bendiciones para los hombres. Al ver a los colibríes, los humanos intentaron cazarlos para adornarse con sus bellas plumas.

Los dioses, furiosos por tal atrocidad, amenazaron a los hombres con castigar severamente a quien se atreva a lastimar un colibrí. Entonces, lo hicieron más pequeño y rápido, por eso nunca se ven colibríes en jaulas. 

Esta leyenda tiene su origen en la cultura mexica, civilización que fundó la gran Tenochtitlán. 

Los mexicas (también conocidos como los aztecas) creían en el Mictlán, el inframundo, en donde el colibrí cumple con una peculiar misión.

leyenda del colibrí
pinterest.com El nacimiento del colibrí.

Conoce la leyenda maya del colibrí aquí.

La leyenda del colibrí y el Mictlán

La misión del colibrí es llevar buenos pensamientos, deseos y bendiciones de un lugar a otro. 

Por esto se le dio la habilidad de volar a cualquier lugar del universo en un aleteo. Al principio, eran los dioses quienes más le hablaban, mandando bendiciones a los humanos.

Huitzilopochtli, quien había creado el inframundo junto a sus hermanos, dejó algunos colibríes a su paso por la tierra de los muertos.

Entonces, además de llevar mensajes a los dioses de la muerte, recogían los pensamientos y el amor de las ánimas del Mictlán para llevarlas a sus seres queridos, en el mundo terrenal. 

Cuenta la leyenda que los colibríes pueden llevar tus buenos pensamientos a familiares que ya han fallecido. Se dice que por las noches, dejan que las almas del Mictlán entren a sus cuerpos para poder visitar a sus familiares en la tierra.

La leyenda del colibrí dice que si te topas con uno, te consideres afortunado de recibir buenos deseos y bendiciones que pueden venir de los dioses o familiares que aún en la otra vida, te tienen presente en sus corazones. 

leyenda del colibrí
twitter.com Un colibrí toma el mensaje de Mictlantecuhtli.

La leyenda del Mictlán y sus 9 niveles te esperan aquí.

Huitzilopochtli, la leyenda del dios colibrí

La leyenda cuenta que en el templo de la sierra Tollan se encontraba Coatlicue, la madre tierra. Estaba barriendo cuando entonces, del cielo cayó un puñado de plumas preciosas color azul. 

Coatlicue las guardó entre sus ropas para apreciarlas mejor al terminar su tarea. Cuando quiso contemplar las plumas, estas ya se encontraban en su vientre, lo que dio como resultado un embarazo.

leyenda del colibrí
pinterest.com El esplendor de Huitzilopochtli.

El nacimiento de Huitzilopochtli

Al percatarse de que el hijo que Coatlicue esperaba no era de Mixcoatl, la hija de ambos, Coyolxauhqui planeó junto a sus 400 hermanos darle fin a tal deshonra.

Según el Códice Florentino, uno de los 400 hermanos llamado Cuahuitlicac le advertía de todo lo que pasaba a Huitzilopochtli, quien estaba decidido a defender a su madre.

Leyenda del Colibrí
culturairapuato.com Huitzilopochtli armado y protegido, a punto de pelear.

El Código Florentino dice lo siguiente del momento en que Coyolxauhqui atacó con su ejército a Coatlicue:

“En ese momento nació Huitzilopochtli. Vistió su escudo de plumas de águila, sus dardos, su llamado lanzadardos de turquesa. 

Se pintó su rostro con franjas diagonales, con el color llamado pintura de niño. Sobre su cabeza colocó plumas finas y brillantes, se puso sus orejeras.

Uno de sus pies, el izquierdo, llevaba una sandalia cubierta de plumas color de las piedras preciosas, y sus dos piernas y sus dos brazos los llevaba pintados de azul. Prendió fuego a la serpiente hecha de teas llamada Xiuhcóatl, que obedecía sólo a él. 

Con ella hirió a Coyolxauhqui, le cortó la cabeza y destruyó a sus hermanos”

Huitzilopochtli tomó las características del colibrí desde su nacimiento, porque este es su espíritu nahual. Su nombre significa “Colibrí zurdo” o “Colibrí del sur”. 

A lo largo de los eones, Huitzilopochtli se convirtió en el dios de la guerra y el sol, guiando a los mexicas al lugar en que fundaron la gran Tenochtitlán. 

Después de darle forma animal al espíritu del colibrí, los mexicas los consideraron grandes guerreros por su velocidad y precisión para cumplir sus objetivos. 

En algunas interpretaciones, el nombre Huitzilopochtli significa “siempre en movimiento con nuestro corazón”, por lo que se cree que el colibrí como símbolo del dios es una metáfora del corazón que busca su destino. 

Descubre qué tiene que ver el colibrí con la flor de cempasúchil aquí.

colibrícultura mexicahuitzilopochtliLa leyenda del colibrítradicion oral
Suscríbete al Newsletter

Recibe información sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios