Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Cuando los barcos de vapor navegaban por Canal de Chalco

Ciudad de México
chalco

¿Sabías que durante una época fue posible viajar de La Viga a Chalco en barco? Te contamos sobre la breve existencia de este medio de transporte en el Valle de México.

¿Te imaginas atravesar la Ciudad de México en un barco de vapor? Pues aunque resulte difícil de creer, alguna vez fue una realidad cotidiana en Canal de Chalco. Aunque es bien sabido por todos que en la época prehispánica, y aún hasta después de la Revolución Mexicana, la gente se transportaba en canoas y trajineras, es poco recodado el uso de transporte de gran envergadura para navegar los cuerpos acuáticos de la ciudad.


Disfruta tu ciudad

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el uso del barco de vapor se implementó en la capital durante el siglo XIX. La planificación del proyecto fue idea del coronel Mariano Tagle en 1840, quien obtuvo el permiso para traer un buque de vapor en el canal que él mismo construiría. Sin embargo, no fue sino hasta 1850 que los barcos de vapor comenzaron a navegar por la Ciudad de México.

chalco

Los primeros años de los barcos de vapor que iban a Chalco

Así, el barco La Esperanza se convirtió en el primero en recorrer los cuerpos de agua de la Ciudad de México y del vecino Estado de México. El recorrido comenzaba en el embarcadero de la Garita de La Viga y tenía espacio para veinte pasajeros. Hasta su llegada a Chalco, el recorrido duraba cerca de cinco horas.

chalco

Mariano Ayllón, quien poseía la concesión de La Esperanza, decidió hacer crecer su negocio, para ello adquirió el buque General Santa Anna, el cual comenzó a circular en 1953 y también partía de La Viga. El medio de transporte se popularizó e inmediatamente otros empresarios invirtieron en la compra de barcos de vapor.

Salvador Novo cita al empresario alemán Becher, que vino a México entre 1832 y 1833, y da cuenta de la imagen del Canal de la Viga y lo cita como espectacular, ya que aunque no había paisajes naturales impresionantes, la presencia de trajineras que iban y venían de Chalco era una imagen única. Sobre ello describe:

“Cuando van cargadas de chinamperos y labriegos, llevan flores a la ciudad. Y que corónanse a sí mismos con ellas, ora cuando las clases bajas de la capital se embarcan en las lanchas en plan de paseo, siendo entonces nada raro ver por aquí y por allá a las jóvenes parejas retozando y bailando un aire nacional al son de las guitarras, en tanto que el resto de la compañía se divierte y ríe cordialmente viendo la danza. Mas tales diversiones populares se deslizan en esta tierra con bastante menos estrépito que las de nuestro país; esto acontece, por lo que he podido colegir, a causa del carácter de los mexicanos, que es más dulce y tranquilo que el nuestro.”

Declive

La época dorada de los barcos de vapor en la Ciudad de México sucedió durante los gobiernos de Benito Juárez y Porfirio Díaz. Una vez entrado el siglo XX, el declive comenzó. La razón fue la priorización del tren como transporte público, ya que era más rápido y conectaría con destinos más lejanos. Sumado a la anterior, inició el proyecto de desecamiento de la Ciudad de México.


Disfruta tu ciudad

barcoschalcoEstado de México
autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios