Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

El milagro de Mazunte

A partir de la prohibición de la caza de tortugas, los habitantes de Mazunte encontraron alternativas que les han permitido crear fuentes de trabajo para la mayoría de ellos.

Foto: Christian González Verón
México Desconocido

México Desconocido

A partir de la prohibición de la caza de tortugas, los habitantes de Mazunte encontraron alternativas que les han permitido crear fuentes de trabajo para la mayoría de ellos

Estar en Mazunte durante la primavera o el verano es como penetrar en un sueño profundo de un paraíso rico en color y sonido. El mantra de las olas del océano. El mantra de las olas del océano que se apresuran para alcanzar la orilla de la playa, acompaña un oculto coro de grillos que cantan para exaltar la puesta de sol. La oscuridad llega muy lentamente. La luz tiene una cualidad lírica creando poesía visual más allá de lo que pudiera tocar. muchachos jugando fútbol en un campo polvoroso y la sombreada huerta atrás de ellos, nubes borrascosas formando caprichosas figuras sobre las frondosas y verdes montañas, una hilera de palapas de palma mirando hacia una playa casi desierta. Ubicado en la costa de Oaxaca, entre Puerto Escondido y Puerto Angel, el pueblo de Mazunte es una joya poco conocida. En 1990, debido a presiones internacionales para poner un hasta aquí a la matanza de tortugas de mar, el gobierno de México aprobó una ley que prohíbe indefinidamente la caza de tortugas de cualquier especie. No obstante haber sido reconocido mundialmente como una victoria ecológica, este hecho causó efectos devastadores en esta pequeña comunidad, cuya economía se desarrollaba alrededor de la industria de la tortuga; en consecuencia, de la noche a la mañana las familias se separaron, ya que los hombres tuvieron que salir en busca de empleo.

Las iniciativas de la comunidad y la participación de Ecosolar, una organización ambiental fundada en la Ciudad de México, hicieron posible el desarrollo de un plan de educación ambiental, reforestación y ecoturismo. Así a finales de 1993, residentes del lugar con el apoyo de esta organización y del Programa de Acción Forestal Tropical, habían plantado cerca de 6,000 árboles de diversas clases y variedades; diez familias habían construido un bungalow modelo con materiales tradicionales de la región como palma y adobe, destinado a los visitantes.

De esta manera, los viajeros aventureros pronto comenzaron a gozar de la hospitalidad de la gente de Mazunte, pues fácilmente podían alojarse con una familia, deleitarse con comida casera y salir al mar con pescadores del lugar.

Ese mismo año, Anita Roddick, fundadora y ejecutiva de The Body Shop (cuarta empresa más importante de Inglaterra, según Forbes) fue invitada a visitar el lugar. Impresionada por los esfuerzos de la comunidad expresó en aquella ocasión: "Nosotros (The Body Shop) tenemos la firme creencia de que la fuerza de la iniciativa económica de la comunidad puede influir y cambiar vidas, nuestra participación en estas comunidades consiste en alentar estas iniciativas", dice.

Al principio se pensó en hacer de Mazunte un socio mercantil, proveyendo a The Body Shop con materiales orgánicos para sus productos de baño y cuerpo. Eventualmente la idea se transformó en la creación de Cosméticos Naturales de Mazunte, una empresa cooperativa de 15 familias locales que producirían y negociarían su propia línea de cosméticos; así nació un ejemplo extraordinario de cooperación internacional conocido con el nombre de "El Milagro de Mazunte".

Para algunos pobladores, el Mazunte de hoy no se asemeja en nada al Mazunte de 1990, ya que "todos tienen un trabajo que desempeñar," dice Laurentino Mendoza, presidente de la asociación civil de Desarrollo Turístico. Patricia está de acuerdo al afirmar, "todos nosotros tenemos ahora trabajo.

Muchos de mis parientes que se fueron hace algunos años no pueden creer este cambio, ellos quieren regresar."

Cosméticos Naturales de Mazunte comenzó, en junio de 1996, la producción de su primera línea de shampú, acondicionador, aceite para el cuerpo, crema y desodorante, y muy pronto esperan tener productos nuevos como repelente contra mosquitos a base de plantas naturales, "cintronela" y varios aceites esenciales. Dentro de dos años empezarán a usar extractos de plantas locales sembradas específicamente para este fin. Hoy en día, el visitante de Mazunte puede conocer la fábrica, echar una ojeada por los enormes ventanales que miran los cuartos donde laboran los trabajadores/dueños [nuevamente uniformados], y después pasar por la pintoresca tienda donde venden todos sus productos. Muchos quedan enamorados de los productos orgánicos y naturales que después pueden ser adquiridos vía internet.

Justo al final del camino de la fábrica, se encuentra el centro de información donde le dirán qué hacer y ver en el área; por ejemplo, se puede nadar, practicar snorquel y pasear por el prístino cabo en Punta Cometa. El Centro Mexicano de la Tortuga, abierto en 1994 por la Secretaría de Recursos Ambientales y cuyo objetivo es la investigación y conservación de la tortuga de mar, está a solo un paso. También vale la pena una visita a la Laguna de Tonamec y a la planta de procesamiento de café Rincón Alegre, conocido como la unión de comunidades indígenas "Cien Años de Soledad". 

De la variadísima cantidad de destinos de "ecoturismo" que están surgiendo a nivel popular, Mazunte realmente es un lugar aparte. A cada paso del largo camino hacia la reconstrucción económica y social, ellos han visto con buenos ojos el ideal divulgado por la Sociedad de Ecoturismo: "viajar con responsabilidad para conservar el medio ambiente y mantener el bienestar de la gente de la localidad." La gente de la región reconoce que todavía hay mucho por hacer, pero los proyectos comunitarios como los de ellos deben ser manejados con mucho cuidado. Hacer mucho y muy rápido no es la clave del éxito.

Al enfrentarse a la idea moderna del progreso, la mayor parte de los residentes de Mazunte están de acuerdo con que la medida del éxito en el futuro dependerá de su buena voluntad para determinar ciertas restricciones sobre crecimiento. La asociación civil, encabezada por don Laurentino, está haciendo proyectos para la elaboración de reglamentos de construcción que limiten lo que se puede construir, dónde y cómo. Sin embargo, esto sería un impedimento si se aplicara solo a terrenos propiedad de la comunidad. 

Dada la determinación y carácter de esta gente respaldada por un impresionante reparto de actores internacionales, Mazunte parece estar destinado a seguir siendo un escaparate idóneo para el ecoturismo. ¡Dejemos que los grillos canten!

SI USTED VA A MAZUNTE

De Oaxaca tome la carretera núm. 175 hacia Puerto Ángel, antes de llegar siga por la carretera núm. 200 hacia Mazunte. También puede viajar a Puerto Escondido vía aérea y de ahí, por la carretera núm. 200, tomar hacia el sur y llegar a Mazunte.

Los editores recomiendan: 10 cosas que hacer en Mazunte

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos