Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

El Pabellón Coreano de Chapultepec, un espacio de paz

Este Pabellón Coreano es un refugio de paz que se encuentra en una de las esquinas más transitadas de la Ciudad de México.

Foto:

Habíamos pasado cientos de veces en el coche. Lo habíamos visto solo a través de las rejas de Chapultepec, desde donde se asoman sus colores brillantes y un letrero que indica que en ese rincón se encuentra el Pabellón Coreano.
 
La estructura de esta pagoda  que llegó a México en 1968 y que es una réplica de la que fue escenario donde se firmó la independencia de Corea del Sur se encuentra en el Jardín de la Tercera Edad, en la primera sección del Bosque de Chapultepec y para llegar hasta él hay que pedir un permiso especial en la entrada, ya que este espacio está dedicado únicamente a los adultos mayores. 
 

 
Una vez que pasas a la dirección del lugar  y te registras, lo primero que verás son parejas bailando danzón, al dar unos pasos más te encontrarás con un jardín en donde se abren diversos camino y en el cual se encuentra un pequeño lago bordeado por esculturas.  La tenúe luz que deja entrar los árboles del bosque le dan a cada uno de los rincones de este espacio una iluminación especial que te hace sentir relajado al instante. 
 

 
Luego de unas cuantas fotografías, de disfrutar de las ardillas que se acercan a ti en busca de comida y de sentarnos por unos minutos junto al lago, llegamos al fin a la pagoda coreana. Su color verde es intenso mientras el rojo le da equilibrio a la estructura. 
 

 
Esta pagoda fue regalada a México como símbolo de la amistad con esta nación asiática durante los Juegos Olímpicos de 1968.  La estructura es representativa de la arquitectura coreana del siglo VIII, tiene forma rectangular con un techo de dos caídas y fue armado en el Bosque de Chapultepec, pieza por pieza. 
 
El lugar es una verdadera obra de arte en la que podrías pasar horas contemplando su interior, observando todos sus colores, el naranja, el verde, el blanco...por unos minutos te olvidas de que se encuentra en una de las avenidas más transitadas de México y sólo respiras la paz y el olor a madera y hierbas que se percibe.

 
El lugar está intacto y te hace pensar en su obra original que se encuentra en Seúl, la belleza de esta pagoda es única y por eso la embajada de la República de Corea se mantiene al tanto de ella participando en los trabajos de remodelación y cuidado de la misma para que se conserve como nueva. 
 

 
Regresamos a la salida y entonces vimos una última serie de esculturas, tuvimos que dejar el lugar porque este espacio se cierra un poco más temprano que cualquier otro lugar del bosque, así que acude a buena hora si deseas conocerlo. 
 
¿Dónde está el Pabellón Coreano?
 
Esq. Paseo de la Reforma 1ra, Seccion, Calz. Chivatito, Bosque de Chapultepec I, Bosque de Chapultepec I Secc.

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos