Fin de semana en Jala, el Pueblo Mágico de Nayarit que debes conocer - México Desconocido
Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Fin de semana en Jala, el Pueblo Mágico de Nayarit que debes conocer

Nayarit
Jala, Pueblo Mágico de Nayarit
© Facebook Gobierno de Jala

¡Escápate un fin de semana a Jala! Disfruta de su tranquilidad y saborea su gastronomía.

Jala es uno de los cuatro Pueblos Mágicos de los que Nayarit puede presumir. Este se incorporó al programa en el año 2012. Junto con Compostela, Mexcaltitán y Sayulita hacen de este estado un destino muy atractivo para visitar. ¡Nos escapamos a Jala Pueblo Mágico! Te contamos todo lo que puedes disfrutar en un fin de semana en la tierra de los elotes gigantes.

El nombre de Jala deriva del vocablo náhuatl “Xali” que significa arena, y de la variante “Tla”, que hace referencia a “lugar donde abunda”. ​ Jala fue el primer asentamiento con pobladores de origen náhuatl. Además, fue evangelizado por los frailes de Ahuacatlán.

Jala, Pueblo Mágico para el descanso

A Jala hay que llegar temprano para disfrutar al máximo este Pueblo Mágico. Desde Ciudad de México, por ejemplo, es posible estar ahí antes de la comida gracias al nuevo vuelo a Tepic que Aeroméxico recientemente estrenó. Es posible llegar al destino, desde ahí, en menos de una hora. Este vuelo es parte de las muchas novedades que habrá con el aeropuerto. Además, se contemplan una remodelación y ampliación que sirvan para los diferentes puntos turísticos alrededor.

Si quieres planear tu escapada a Jala, dale clic aquí.

¡Descubre el México Auténtico a través de nuestro podcast!

Jala Pueblo Mágico
José Ángel Araujo

Apenas se llega a Jala, qué mejor que comenzar a disfrutar de lo que este destino ofrece. Muy temprano para comer, pero no tanto como para acudir a La Jaleña, una tienda-taller de chile molido. Aquí se prepara este ingrediente de manera artesanal, tostado en comal y molido en metate.

Asimismo, es ideal para botanear, puedes disfrutar ahí mismo de unos cacahuates, frutas frescas o deshidratadas y, por supuesto, llevar para consumo personal y como regalo. Desde el tradicional, hasta el premium y de diferentes grados de picor, La Jaleña es una parada obligada (y muy recomendada) pues se trata de un negocio tradicional del pueblo y de producción familiar.

la jaleña, en jala pueblo mágico
José Ángel Araujo

Sabores que enamoran

Para nuestra sorpresa, aunque se disfruta del tiempo, aquí en realidad no se siente que avanza. Además estábamos confundidos con el huso horario, que es diferente al de la CDMX por menos una hora. Después de probar unos raspados de tamarindo y nanche, una fruta muy nayarita que en esta temporada está en su punto, caminamos al hotel para realizar nuestro check-in, dejar ahí el equipaje y continuar ligeros para la comida.

Por cierto, aquí todo queda muy cerca, una de las grandes ventajas para olvidarse del auto y caminar por sus calles, que además es un deleite visual con las coloridas fachadas del Pueblo Mágico. Eso sí, botas o tenis indispensables para no andar tropezando con el empedrado.

Jala Pueblo Mágico de Nayarit
José Ángel Araujo

Jala, Pueblo Mágico para relajarse (y dejarse consentir)

Llegamos al Hotel Quinta Boutique Nukari, un alojamiento que resulta un oasis en pleno corazón de Jala. Es un hotel con cuatro tipos de habitaciones, que sin importar cuál elijas, aquí el descanso y la relajación están garantizados. Todas las habitaciones están equipadas para brindar la mayor comodidad posible: camas king size, televisión, wi-fi, aire acondicionado, diferentes tipos de almohada y, según la habitación, tina y jacuzzi de hidromasaje. También cuenta con spa, salón de juegos, alberca y temazcal.

Después de una ducha para refrescarnos del viaje, caminamos algunas cuadras para llegar a la Fonda Doña Melva, un pequeño restaurante al que acuden los locales y que todo visitante debe probar. De aquí son reconocidas y muy recomendadas las tostadas gigantes, ¡realmente grandes! Para que pruebes las opciones que tienen para comerlas, puedes pedir la versión combinada, como la de picadillo y pierna de cerdo adobada que probamos.

Tostadas gigantes en Jala, Pueblo Mágico de Nayarit
José Ángel Araujo

¡A bailar!

Después de disfrutar de las cálidas y tranquilas calles de Jala, nos preparamos en el hotel para salir a nuestra siguiente actividad por las calles al caer la noche: las callejoneadas del pueblo. A estos recorridos con narraciones históricas, música y leyendas no falta nadie del Pueblo Mágico, porque es el momento ideal para disfrutar de las calles y de paso encontrarse con los conocidos. El clima es el mejor cuando cae la tarde, por eso se entiende que más personas transiten por sus calles.

Para comenzar, todos nos reunimos alrededor de la Rondalla Joyas de Nayarit que a la orden de “prohibido no bailar, cantar y tomar” nos deleitaron con música y leyendas en todos los rincones de Jala. Nos llevaron por las calles más hermosas y los rincones más ‘instagrameables’ a los cuáles decidimos volver al día siguiente para conocerlos con luz del día. Nos acompañó una carreta jalada por un burrito, para repartir refrescantes bebidas a los que le siguieron.

Callejoneada Jala, en el Pueblo Mágico de Nayarit
José Ángel Araujo

La noche terminó con una cena en el restaurante del Hotel Quinta Boutique Nukari, cuyo menú fue diseñado por la reconocida chef Betty Vázquez y Marco Valdivia a partir de los elementos naturales de la zona. No faltó la pesca, servida junto a ensaladas con los más frescos ingredientes.

Rumbo al Ceboruco: una mañana inolvidable

Esta vez la visita fue corta, pero no por eso memorable. Buscamos sacar el máximo provecho de nuestra estancia, así que no podíamos dejar a un lado la visita al Ceboruco, “El gigante negro” como le conocen al volcán activo. Subir a su cráter no es una tarea sencilla, porque aunque hay sendero para que el auto suba y sea muy poco lo que arriba se camine, es un camino de terracería y curvas que parecieran no tener fin. Sin embargo el camino está lleno de sorpresas visuales muy gratas, cada vez más alto y con las mejores vistas de la región.

Alrededor de 40 minutos de trayecto, llegamos a la cima para encontrarnos con un escenario espectacular, con un mirador repleto de piedras volcánicas y espacio para la práctica de senderismo al cráter mayor, campismo, ciclismo y hasta escalada. Prepárate para ver las asombrosas fumarolas que despide el volcán, ¡la naturaleza no deja de sorprendernos! Y con un poco de suerte, también ver la fauna que habita el volcán, como los venados de cola blanca y los armadillos.

volcán ceboruco
José Ángel Araujo

No hay mejor recompensa a la actividad física que nos exigió la visita del volcán que una buena comida. En sus faldas, en el municipio Coapan a 10 minutos de Jala, se encuentra El Rincón del Campesino, que ofrecen desayunos preparados con ingredientes que la familia propietaria cultiva, cosecha y comparte desde el corazón.

Sólo hace falta una tortilla recién hecha (y hasta infladita en el comal), frijoles de la olla, tasajo a la leña (que aquí es parecida a la arrachera), ensalada de nopal y quesadillas para reiniciar la vida. Cada uno de estos bocados me hacen prometer volver pronto Jala, muy pronto para seguir gozando con sus regalos.

El Rincón del Campesino
José Ángel Araujo

Por último

El regreso al Pueblo Mágico fue para despedirnos de sus calles y su encanto, tomarnos las últimas fotos del recuerdo y visitar la Basílica Lateranense de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XIX y considerada una joya arquitectónica de cantera rosa, verde y amarilla. Tampoco dejamos de ir a las tiendas alrededor para llevarnos un poco de lo que ofrecen, como la jamaica (endémica de la zona), cacahuatitos y cacahuata (también autóctonos), pinole, rosquetes, bizcotelas, encanelados, garapiñados y gorditas de maíz, de receta misteriosa que las mujeres que las preparan aún conservan como el tesoro que son.

Visitar el Pueblo Mágico de Nayarit te permite alargar la escapada para visitar algunos de los atractivos que hay muy cerca, ninguno a más de dos horas, como Ixtlán del Río, San Blas, o escaparte a Guadalajara, Tequila y Puerto Vallarta en Jalisco.

¿Listo para preparar tu escapada a Jala, Pueblo Mágico? Descubre aquí todos los atractivos y actividades para tu viaje

ceborucoescapadasFin de semanagorditas de maizjalajala nayaritpueblos mágicos de Nayarittepic
autor Corredor, amante de los perros y apasionado de la comida. Escribo sobre comida, viajes y estilo de vida. Mi historia de amor con la comida comenzó cuando apenas era un niño, observando a mi mamá volando en la cocina como un colibrí. Amo los viajes que me dejan con el corazón contento, y unos kilitos de más.
Comentarios