Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Fin de semana en Tepic, Nayarit

El señorío de Xalisco, fundado por toltecas, tenía como ciudad más importante a Tepic, “lugar de piedras macizas”, “Tierra de maíz” o “Lugar en el cerro”. ¡Descúbrela!

Foto:
México Desconocido

México Desconocido

En 1531 le fueron concedidas las tierras conquistadas a Nuño Beltrán de Guzmán por parte de la Corona, y se le otorgó el gobierno perpetuo de ellas con la condición de que las llamara reino de Nueva Galicia; este territorio comprendía los actuales estados de Jalisco, Colima, Nayarit, Aguascalientes, Sinaloa, Durango y San Luis Potosí.

Al modificarse la división territorial de Nueva España, en 1786, el reino de Nueva Galicia desapareció para convertirse en la intendencia de Guadalajara.

Hacia 1830 se estableció en Tepic la casa Barrón y Forbes, fundadora, en 1833, de la fábrica de hilos y tejidos de Jauja; poco después, José María Castaños erigió la fábrica textil de Bellavista.En estas dos factorías se fundamentó el desarrollo económico de la ciudad.

En 1884 Tepic era capital del territorio de la Federación que comprendía cinco prefecturas.

Hasta 1917, el territorio de Tepic adquirió la categoría de estado y se denominó Nayarit en honor del gran luchador del pueblo cora, considerado símbolo de libertad para los habitantes de la entidad.

SÁBADO

Llegamos ayer por la noche a esta bella ciudad. Tras un confortable descanso y un buen desayuno emprendemos nuestro recorrido.

Comenzamos la visita por la CATEDRAL DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN, cuya construcción se inició en 1750 y terminó en 1885. El edificio es de estilo neogótico con fachada de cantera y portada de dos cuerpos; a los costados presenta esbeltas torres de tres niveles, rematadas por un cupulín con linternillas; su interior posee un decorado con relieves vegetales dorados y altares de estilo neoclásico.

Frente a la Catedral se encuentra la hermosa PLAZA DE ARMAS, de planta rectangular, con áreas ajardinadas, un hermoso hemiciclo de columnas jónicas en cantera, fuentes, una estatua de bronce del hijo pródigo, Amado Nervo, y una enorme columna con la cual se conmemora la pacificación de Tepic en 1873. Durante varios años esta ciudad fue blanco de los ataques del guerrillero “El Tigre de Álica”.

A poca distancia de la plaza encontramos el PALACIO DE GOBIERNO, edificio erigido en el siglo XIX con dos cuerpos y remate, así como un torreón de planta semicircular en cada esquina. El interior cuenta con siete naves con bóvedas de cañón corrido, que se unen en un pequeño patio con una cúpula en el centro, donde observamos los espectaculares murales del maestro José Luis Soto realizados en 1975 y en los cuales apreciamos escenas alusivas a la Independencia, la Reforma y la Revolución mexicana.

A sólo unas cuantas calles del palacio se impone, sin lugar a dudas, la visita al MUSEO REGIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA, bello edificio del siglo XVIII que perteneció a los Condes de Miravalle y cuya construcción consta de dos niveles. Al entrar nos encontramos en un patio con una fuente al centro y a su alrededor los corredores, donde las antiguas habitaciones hoy alojan una muestra de las culturas prehispánicas que habitaron el occidente del país, cuadros cronológicos, tumbas de tiro, esculturas de estilo chinesco y objetos de obsidiana, cerámica, oro, cobre y jadeíta. Además, una sección etnográfica de coras y huicholes con vestidos, flechas sagradas, máscaras, instrumentos musicales y niericas.

Después de esta enriquecedora visita resulta ineludible asistir a unode los lugares más significativos para los lugareños: el TEMPLO DE LA CRUZ DE ZACATE, famoso porque aloja la legendaria cruz de zacate, la cual se considera milagrosa. El templo y ex convento fueron fundados en 1540 por los franciscanos en el lugar donde se localizó la cruz, de acuerdo con una placa expuesta. Su fachada posee sobrias portadas y al frente de ellas se ubica la estatua de fray Junípero Serra, quien partió de aquí en el siglo XVIII para iniciar sus labores de convertir a los naturales de California. El interior es de planta de cruz latina con una decoración sencilla; a la izquierda de la nave se aprecia una capilla donde se conserva la cruz de zacate.

Desde hace aproximadamente veinte años este edificio alberga a la DIRECCIÓN DE TURISMO DEL ESTADO. El lugar cuenta con una muestra de artesanías donde se puede aprovechar para hacer compras, aunque también existe la opción de acudir a las tiendas del centro (Wereme-Tateima).

Antes de comer dimos un relajante paseo por el PARQUE JUAN ESCUTIA, hermoso lugar de esparcimiento con frescos pinos, eucaliptos y jacarandas; por los andadores adoquinados de este sitio se llega a la estatua de bronce del Niño Héroe.

Para comer nos recomendaron EL MARLÍN, donde hay excelente comida regional, compuesta en especial por mariscos, langosta, langostinos, cebiches y, por supuesto, el famoso pescado zarandeado.

Más tarde dimos una vuelta por la FUNDACIÓN COLOSIO, muy cerca de la Catedral, donde disfrutamos de los niericas más extraordinarios del maestro y marakame (chamán huichol) José Benítez, y observamos la manera de trabajar de los artesanos huicholes.

De aquí, nos fuimos al MUSEO AMADO NERVO, poeta e hijo pródigo de Nayarit. En este edifico nació el poeta en 1870 y en sus cuatro pequeñas salas se muestran los objetos, documentos y libros que pertenecieron al escritor. También se puede apreciar un plano de la ciudad de Tepic en 1880, así como fotografías y litografías de esa época.

Para el atardecer un paseo al CENTRO CEREMONIAL HUICHOL CITACUA, ubicado en un barrio de la ciudad que los huicholes han hecho suyo; hay allí un kaliwey o templo huichol y gran una piedra circular también tallada; este enorme monolito parece representar un guardián de la tradición. También es posible adquiriren este barrio artesanía directamente con los productores indígenas.

En la noche resulta tradicional degustar una cena en alguno de los restaurantes de la plaza principal o en los comederos situados a un lado de la plaza.

DOMINGO

Antes de salir del hotel hicimos un desayuno fuerte para disfrutar del día y poder ver muchos más lugares de esta capital.

Vale la pena visitar, previa gestión, el INGENIO DE TEPIC, uno de los edificios más antiguos e imponentes de la localidad.

Del ingenio nos dirigimos al PARQUE ALAMEDA, cuyas dos hectáreas de extensión presentan una tupida arboleda de fresnos, palmas, tabachines, pinos y jacarandas. Es de llamar especialmente la atención la muestra de aves tropicales propias de la región que se exhiben aquí.

Después del paseo por la alameda visitamos el MUSEO DE LAS ARTES POPULARES, “Casa de los Cuatro Pueblos”. Este edificio cuenta con cinco salas de exhibición, en las cuales se presentan piezasrepresentativas del arte popular nayarita, como alfarería, talla en madera, cestería y muebles, Los objetos son, sobre todo, coras, tepehuanos y huicholes. Aquí también se pueden adquirir artesanías locales. ver imágenes

Más tarde nos resultó factible asistir al PARQUE DE LA LOMA para dar un pequeño paseo entre frondosos árboles; allí se encuentran el TEATRO AL AIRE LIBRE AMADO NERVO y la escultura en bronce de Esteban Baca Calderón, además de un pequeño mural semicircular con escenas alusivas a la Revolución mexicana.

Para el mediodía, qué mejor que asistir a los tradicionales restaurantes campestres como el VISTA HERMOSA, que cuenta con su propio cocodrilario. Allí, probamos los mariscos y el exquisito pescado nayarita.

Durante la tarde tuvimos dos opciones, ambas a sólo 20 minutos de Tepic. La primera, la antigua FÁBRICA TEXTIL DE BELLAVISTA, en Bellavista, de estilo neoclásico y construida en 1841 con ladrillo traído de Europa. El patio estaba rebosante de rosales, con una fuente de cantera al centro, que sirve para resguardar un monumento realizado con parte de la maquinaria de la fábrica, en el cual hay una placa donde se rinde homenaje a los obreros de Bellavista, por el octagésimo aniversario del movimiento huelguista sindical, precursor de la Revolución mexicana en Nayarit. El edificio posee un museo histórico con maquinaria, documentos y fotos de su época de esplendor.

A un costado está el templo inconcluso, en cuyo interior no se ha rendido culto aún –aunque fue construido en 1872–, porque la comunidad lo construyó sin previo acuerdo con el clero. Allí también, a sólo unos metros, están los vestigios de la antigua HACIENDA LA ESCONDIDA.

La segunda opción es la magnífica LAGUNA DE SANTA MARÍA DEL ORO, con paisaje de bosques de pino, encino y roble. El cuerpo de agua cuenta con 2 km de diámetro y es el lugar ideal para practicar deportes acuáticos y refrescarse; con sus playas arenosas que resultan perfectas para los baños de sol y el descanso. Antes de llegar a la laguna valió la pena visitar el TEMPLO DEL SEÑOR DE LA ASCENSIÓN, ubicado en el pueblo de Santa María del Oro. Este inmueble pertenece al siglo xvi y tanto su atrio como su fachada principal son de gran belleza, lo mismo que el interior con su retablo principal neogótico y sus pilastras.

Tepic ofrece muchas y variadas opciones para sus visitantes, pero sobre todo llama la atención la cordialidad y la hospitalidad de su acogedora gente.

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos