Buscador
Ver revista digital
Naturaleza

(FOTOS) El chorlito nevado, una pequeña joya blanca en riesgo de desaparecer

chorlito nevado retrato
© Filiberto González

El chorlito nevado es una de las aves playeras más carismáticas, pero se encuentra en riesgo de desaparecer. Te contamos sobre esta pequeña ave.

El nombre científico del chorlito nevado es Charadrius nivosus, vive en el continente Americano y se distribuye desde Canadá hasta Sudamérica. A pesar de su amplia distribución, es una de las aves playeras menos abundantes y más amenazadas.

laguna de atotonilco
Filiberto González

Su población se estima en 25,000 individuos maduros a nivel mundial y va disminuyendo acorde con la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, existen esfuerzos importantes para su conservación in situ, uno de estos se centra en la laguna de Atotonilco, en Jalisco.

chorlito acercamiento
Filiberto González

Lee: Vaquita marina, una especie mexicana que podríamos perder para siempre

Características físicas y hábitat

Los chorlitos nevados son pequeñas aves playeras migratorias, miden aproximadamente 15 centímetros, y la mayoría de su plumaje es blanco como la nieve. El color de sus alas y cabeza es castaño, presentan un collar de color negro que casi cierra sobre su cuello, tiene cejas y frente negras. Las hembras y aves jóvenes tienen colores más pálidos que los machos.

Filiberto González

Viven en América y se pueden encontrar en las playas de los océanos, principalmente en el Pacífico, también en las orillas de cuerpos de agua continentales con aguas poco profundas. Regularmente se les ve corriendo entre el límite del agua y la tierra, alimentándose, o simplemente bañándose.

Filiberto González

En México los encontramos de norte a sur, teniendo colonias reproductivas en diferentes puntos. La Laguna de Atotonilco en Jalisco es un sitio importante para su reproducción, se encuentra aproximadamente a 40 kilómetros de la ciudad de Guadalajara.

Filiberto González

Reproducción

A mediados de febrero ellos se reúnen en grupos grandes y se preparan para su reproducción. Se alimentan en los sitios donde pondrán los nidos, esto sirve para que los machos compitan entre ellos y las hembras seleccionen a su macho preferido… o machos. Una característica particular de la especie es que presentan un comportamiento llamado poliandria, en la que las hembras pueden seleccionar a más de un macho para reproducirse y poner nidos.

Filiberto González

Pasado poco más de mes y medio de su llegada comienzan a poner los primeros nidos, cuyo cuidado puede estar a cargo de ambos padres. A diferencia de otras aves ellos anidan en el suelo, haciendo un pequeño hoyo.

Filiberto González

El nido es poco llamativo y tremendamente bien camuflado con el ambiente, a veces lo adornan con pequeños huesos o piedras. Con el nido listo la hembra pone en promedio tres huevos, pero pueden poner hasta cuatro, sin embargo, cuando las condiciones ambientales no son adecuadas, principalmente por la falta de agua, ponen solo uno o no anidan.

Filiberto González

Los pollitos nacen aproximadamente a 28 días desde que los huevos fueron puestos. A diferencia de otras aves ellos no permanecen en el nido. Una vez que el huevo eclosiona tomarán un periodo de 2 a 3 horas para secarse y estarán listos para correr con sus padres por la playa en busca de alimento. Por esta razón se les conoce como nidífugas, sin embargo, no estarán listos para volar y migrar hasta aproximadamente pasados tres meses desde su nacimiento.

Filiberto González

Amenazas del chorlito nevado

Su amplia distribución no es suficiente para mantener sus poblaciones estables. En la Laguna de Atotonilco y otros sitios en México, los regímenes de agua se han visto afectados por el calentamiento global. Aunado a esto, las siguientes acciones ponen en riesgo su hábitat:

  • La ganadería sin orden ponen en riesgo al chorlito, ya que los nidos pueden ser pisados
  • La presencia de vehículos motorizados como racers en zonas de anidación
  • Areneros en sitios de anidación
  • Pisar los nidos ahuyentan a los padres.
Filiberto González

El chorlito nevado es muy sensible al estrés, la simple presencia de una persona, perro, vaca, carro, etc. en un rango menor de 100 metros de un nido puede causar su abandono.

Aunque para proteger al nido la madre o el padre se alejan y fingen estar heridos para ser considerados presa fácil, si la amenaza no cede, dejan el nido y los huevos se pierden.

Sin embargo, la principal amenaza es la pérdida y disturbio de su hábitat. Esto puede ser desde la pérdida regular de cobertura de agua hasta el disturbio de los sitios de anidación por actividades humanas descontroladas.

El agua es un factor clave para su supervivencia, al nacer los pollitos lo primero que hacen es ir con su madre o padre a alimentarse, sin agua y sin alimento cerca los pollitos pueden morir de hambre o pueden ser abandonados.

Filiberto González

Esfuerzos de conservación

Desde Canadá hasta Argentina la sociedad civil y los gobiernos realizan esfuerzos de conservación de muchos de los sitios de anidación, en la mayoría de las ocasiones articulados. En la Laguna de Atotonilco la ONG Eco Kaban ha monitoreado la colonia reproductiva de chorlitos nevados por varios años.

Los esfuerzos se centran en el monitoreo de la población y de los nidos, registrando números de individuos, fechas de puesta de huevos, tamaño de nidada, éxito de la eclosión, y anillamiento de adultos y recién nacidos, entre otras cosas.

Internacionalmente se mantiene un programa de anillamiento de chorlitos en los sitios dentro de la red de monitoreo del chorlito nevado. Esto es muy importante, ya que el marcaje de los individuos permite saber dónde y cuándo fueron anillados o cuánto han vivido, y facilita su avistamiento e identificación en otros sitios. Utilizan códigos de anillos de colores y un anillo metálico con un código único e irrepetible que los identifica.

Cuidar del chorlito o de su hábitat no es tarea exclusiva de ONG´S, universidades o del gobierno. Ahora que sabes un poco sobre la especie y de su importancia, no queda más que realizar pequeñas acciones como cuidar el agua, evitar molestar a las aves, o si vas a las playas o lagunas realizar actividades sólo en zonas permitidas para la presencia de personas, y fijarte muy bien si a dónde vas hay presencia de esta carismática especie o sus nidos. La suma de nuestras pequeñas acciones puede generar grandes cambios.

autor Filiberto González
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios