Buscador
Ver revista digital
Descubre Destinos

¿Has ido a bailar a Chalma?

_MG_9059_GEMD_EDOMEX_OCUILAN_SANTUARIO DEL SEÑOR DE CHALMA_DJ
© Daniel Jayo

El Santuario del Señor de Chalma y el Ahuehuete que lo preside, se ubica en el Estado de México y es uno de los puntos de peregrinaje más importantes del país. ¿Has ido a bailar a Chalma?

Éste es uno de los santuarios religiosos más importantes de México por la cantidad de peregrinos que acuden de todos los rincones del país para honrar al Señor de Chalma con el fin de obtener su favor o también para agradecer su intercesión.

Daniel Jayo

Orígenes

Su historia se remonta a la época prehispánica, cuando las cuevas y manantiales eran lugares de culto, en cuyo interior se rendía tributo a Oztotéotl, “Señora de las cuevas”.

Vista de las mandas en forma de cruces en el peñasco ubicado a espaldas del Santuario del señor de Chalma. Foto: Christian Palma
CP

Cuenta la leyenda que al llegar, en 1539, a la cañada de Ocuilan los primeros frailes agustinos se percataron de esta fuerte devoción de los locales y decidieron acudir a la cueva para destruir al ídolo pagano.

La sorpresa ocurrió cuando se presentaron en el espacio y descubrieron que la imagen había sido destrozada inexplicablemente y en su lugar se posaba la imagen de un Cristo negro.

Aspecto de la entrada del Santuario del señor de Chalma. Foto: Christian Palma
CP

Aquella imagen fue venerada durante 144 años en la misma cueva para ir cambiando, poco a poco, el sentido del culto, hasta que en 1683 se construyó el santuario y el Cristo fue trasladado. Entonces el destino de la cueva fue convertirse en la capilla de San Miguel Arcángel.

CP Fieles católicos dentro del Santuario del señor de Chalma. Foto: Christian Palma

Lamentablemente, cien años después un incendio consumió la imagen original; no obstante, con los restos que sobrevivieron se mandó a hacer una réplica que es la que actualmente adoran los cientos de miles de peregrinos que acuden a lo largo del año a este santuario.

¿Cómo llegar a Chalma?

A Chalma se llega de muchas formas, la más tradicional es caminando, en procesión por las carreteras o por las veredas de los cerros. Al llegar, muchos peregrinos bailan en el atrio con el fin de honrar al Señor que los espera dentro del templo donde existen diversos lienzos con historias católicas, de la aparición del Señor de Chalma y su traslado.

Hay seis fechas de peregrinaje que son las más importantes:

  • 6 de enero
  • 2 de febrero
  • 2 de mayo
  • Semana Santa
  • 12 de diciembre
  • 24 de diciembre

El Ahuehuete, a 6 kilómetros de Chalma

Una parada obligada antes de llegar a Chalma es acudir a El Ahuehuete. Si es la primera vez que se vas a Chalma, tienes el compromiso de comprar una corona de flores, llevarla puesta y entregarla como ofrenda al presentarse en el santuario.

Cristián Palma

En El Ahuehuete también se acostumbra bañarse en las aguas que brotan de su manantial; los peregrinos encuentran alivio a su cansancio en ellas; además, muchos les confieren propiedades curativas y simbólicas, pues se piensa que con esto se llega limpio y con energías renovadas para presentarse ante el Señor de Chalma.

CP Vista del río a espaldas del Santuario del Señor de Chalma. Foto: Christian Palma

Para muchos este ahuehuete también es sagrado; es el primer paso para alcanzar el siguiente destino, por eso le dejan listones con peticiones o agradecimientos, también fotografías y cruces que amarran en la reja que lo circunda.

Junto a este árbol centenario hay una capilla donde se ha forjado la tradición de “ir a bailar a Chalma”. Aquí el peregrino brinda algunos pasos con ritmo y al terminar continúa su camino al santuario, donde podrá volver a bailar.

ChalmaperegrinacionSeñor de Chalma
autor Escritor y fotógrafo. “México es muchos Méxicos” y en cada uno de ellos busca aprender algo nuevo.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios