Buscador
Ver revista digital
Arte y Artesanías

Jesús de la Helguera, el olvidado pintor que nos regaló un México idílico

imagen

Jesús de la Helguera se dedicó a pintar un México idílico y romántico. Su obra fue acusada de mostrar un país que no existía, pues la miseria y el dolor eran la constante.

Jesús de la Helguera nació el 28 de mayo de 1910 en Chihuahua. Su infancia temprana la vivió en la Ciudad de México y, posteriormente, en Córdoba, Veracruz. Debido a la Revolución Mexicana, se vio obligado a migrar a Madrid, España, junto a su familia. A la edad de 12 años ingresó a la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, donde estudió bajo la tutela del pintor y muralista Hipólito Hidalgo de Caviedes y Gómez. Dos años más tarde estudió en la prestigiosa Academia de San Fernando, donde estudió con grandes pintores como Cecilio Plá, Mario Carbonero, Manuel Benedito, entre otros.

Su obras y estudios en el Museo del Prado lo hicieron acreedor a un galardón por parte del Círculo de Bellas Artes. Gracias a ello, se convirtió en el ilustrador de diversas editoriales.

A los 19 años, Jesús de la Helguera se convirtió en maestro de dibujo en una primaria. Posteriormente, ganó una plaza como maestro de arte en la Universidad de Bilbao, con lo cual su carrera comenzó su ascenso.

Como si fuera un juego del destino, al comenzar la Guerra Civil Española, Jesús de Helguera se vio en la necesidad de regresar a México, pues no podía la crisis económica ya no le permitía mantener a su esposa y sus dos hijos. Su primer trabajo en México lo tuvo como ilustrador en la revista Sucesos para todos. A fin de poder pintar para la revista, recorrió toda la República Mexicana.

Entre 1954 y 1970 trabajó para la editorial Galas de México, la cual reprodujo su obra como producto publicitario para la tabacalera La Moderna. Su obra exalta mayoritariamente aspectos folklóricos y nacionalistas de México bajo la corriente de la modernización y el desarrollismo. Debido a ello, una gran parte de su obra ilustra un México idílico, lejano a la cruda realidad de la época posrevolucionario. Sus obras cobran un aura mitológica y romántica, cuya meta era la comercialización.

130 ideas de Jesús Helguera | jesús helguera, pinturas mexicanas, obras de  arte mexicano

Sus cuadros se reprodujeron en formato de calendarios, mismos que eran distribuidos en la compra de cigarros. Las obras se volvieron sumamente populares, pues se convirtieron en una forma económica de poseer arte en los hogares mexicanos y exaltaban la identidad y las raíces.

Colección Helguera – Calendarios Landin

Debido al éxito de su obra, en Estados Unidos fue tomada durante mucho tiempo como el modelo de la vida de México, lo cual estaba completamente alejado de la realidad. Sobre este fenómeno, el escritor Carlos Monsiváis escribió que era “estética de la mitomanía nacionalista”.

Jesús de la Helguera falleció el 5 de diciembre de 1971 a causa de una hernia de intestino. Se han realizado diversos homenajes en su honor.

La Pinche Neta: el corrrido de Jesus Enrique Emilio de la Helguera Espinoza
autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe información sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios