Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia Cultura y artesanías

La historia del Niño Dios secuestrado por piratas

En un rincón de la Catedral Metropolitana está esta misteriosa figura religiosa de madera que en su viaje de Europa a la Nueva España fue robada por piratas berberiscos durante siete años, el hombre que venía a cargo del niño santo murió porque la iglesia no pagó a tiempo su rescate

09-02-2017, 12:18:32 PM
mm

Editor web en México Desconocido

En 1622 salió de Europa un barco con rumbo a la Nueva España. En la panza del navío venía un niño santo de madera vestido con finos ropajes  bajo el resguardo de Francisco Sandoval de Zapata, funcionario de la iglesia católica, quien al llegar a tierra se encargaría de administrar la riqueza de la Catedral de México, pero no lo logró. 

Esto porque, cuando la embarcación cruzó las olas del mar mediterráneo, fue atracada por piratas berberiscos quienes llevaron a la tripulación a Argel.

Desde ahí los corsarios pidieron a la iglesia católica dinero para entregar con vida a Francisco Sandoval de Zapata, pero en aquel siglo el clero padecía de una burocracia abrumadora así que cuando la demanda de rescate les llegó  tardaron siete años en pagarle a los piratas.

Francisco Sandoval de Zapata fue liberado pero cuando ya estaba muerto, así que la iglesia recibió solo los huesos de su funcionario además de un baúl con el niño santo de madera.

Tras la odisea la escultura al fin llegó a la Nueva España, durante los próximos años fue rodando de templo en templo sin que se le prestara mucha importancia, hasta que entre 1653 y 1660 los músicos de la Catedral de México lograron que se les construyera una capilla dentro del templo.

En ella colocaron una pintura bizantina llamada Nuestra Señora de la Antigua y debajo de la virgen pusieron al niño santo de madera  al cual, por su tortuosa historia, bautizaron como el Santo Niño Cautivo

Al encuentro del niño

Hoy, 357 años después de aquellos acontecimientos,  arribo a la Catedral Metropolitana para ver a tan apasionante pieza de arte. En la entrada un policía me niega el acceso a la capilla de Nuestra Señora de la Antigua, pero tras contarle parte de la increible travesía del Niño Cautivo queda sorprendido y no tarda en ir por la llave para abrirme la puerta.  

Al fin estoy frente al Santo Niño Cautivo, lo veo ataviado con ropajes de seda y unas esposas de plata en la mano derecha. Fue esculpido en 1620 por el escultor de Sevilla, Juan Martínez Montañés, conocido en su época como el “dios de la madera”, me entero que hay un retrato de él en el Museo del Prado de Madrid.

En la actualidad personas que tienen familiares esclavizados por las adicciones, las enfermedades o secuestrados acuden a rezarle al Santo Niño Cautivo para que les haga el milagro de liberar de estos males a sus seres amados.  

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Chilaquiles con pechuga de pavo
México
La Lorena: un sitio para cenar diferente en temporada navideña

Conoce La Lorena, un restaurante en Lomas de Chapultepec que te encantará por el delicioso sabor de sus platillos y por la bella decoración del sitio.

Ciudad de México
Dulcería de Celaya, el templo de los dulces típicos en CDMX

La Dulcería de Celaya es un espacio de tradición que ningún viajero se debería de perder. Un viaje para probar los mejores dulces de México.

Guanajuato
Vuelo en globo gratis en León, Guanajuto

Deja el miedo en el suelo y aventúrate a hacer ese vuelo en globo que siempre has soñado. Es una experiencia que recordarás siempre.

México
El Caballero de Fuego de Nunkiní en Campeche

El Caballero de Fuego es una tradición que se vive en las tierras del Mayab, aquí te decimos de qué se trata.