Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

La leyenda de la mano en la reja: la más famosa de Morelia, Michoacán

Conoce la leyenda de la mano en la reja, una de las historias más trágicas que se cuentan en el estado de Michoacán.

28-11-2018, 4:48:14 PM
La leyenda de la mano en la reja
mm

Amante de los viajes, la literatura y la cultura mexicana.

La mano en la reja es la leyenda más famosa de Morelia, Michoacán y tuvo lugar en una casona ubicada sobre la Calzada de Fray Antonio de San Miguel. En esta leyenda se cuenta la historia de Leonor, una joven que sufrió las consecuencias de la crueldad de su madrastra.

Recorrido por la Calzada de Fray Antonio de San Miguel

Después de visitar el Santuario Guadalupano, Karen, nuestra guía, nos llevó hacia la Calzada de Fray Antonio de San Miguel. Alrededor de la calzada había puestos que vendían los algodones de azúcar más grandes que he visto. También había otros con cañas frescas, cacahuates y bolsitas que tenían una carne de coco tan tierna y fría que daba gusto comerla.

Conforme avanzábamos, Karen nos contó que esa Calzada había sido construida por el obispo don Juan José de Escalona. Tiempo después, fray Antonio de San Miguel invirtió gran parte de su fortuna en restaurarla y, gracias a este sacrificio, la calzada lleva el nombre de Fray Antonio.

A lo largo de la calzada había grandes casonas que eran utilizadas como colegios religiosos y conventos. Aunque también había algunas que eran casas de descanso y que pertenecían a españoles adinerados. Entre estas últimas, estaba una de las más hermosas y que da origen a la famosa leyenda de la mano en la reja, la casa de don Juan de Núñez.

Calzada de Fray AntonioStefany Cisneros | México Desconocido

Calzada de Fray Antonio

La leyenda de la mano en la reja

La historia comenzó en España. Ahí, don Juan Núñez de Castro, un joven poderoso y acaudalado, conoció a doña Leonor del Paso. Desde el primer momento, los dos quedaron profundamente enamorados el uno del otro. Poco tiempo después decidieron casarse y luego tuvieron a su primera y única hija: la pequeña Leonor.

Sin embargo, para desgracia de la familia, doña Leonor murió una semana después de que la bebé naciera. A pesar del dolor que don Juan sentía, decidió que él necesitaba una esposa y su hija una madre. Así que don Juan volvió a las tertulias y ahí conoció a doña Margarita quien parecía ser una buena mujer.

No obstante, pasaron los años y, aunque los negocios de don Juan no andaban bien, Leonor se había convertido en una joven de belleza extraordinaria. Debido a esto, doña Margarita comenzó a sentir celos y envidia de la muchacha.

Todo empeoró cuando, por problemas económicos, don Juan decidió mudarse junto con su familia a la ciudad de Valladolid, ahora Morelia. Ahí logró acrecentar significativamente su riqueza, aunque el trabajo lo absorbía por completo. Don Juan debía viajar por largos periodos a Guanajuato. Fue precisamente durante esas ausencias cuando doña Margarita aprovechó para encerrar a Leonor.

La joven permanecía enclaustrada toda la semana a excepción de los domingos. Esos días, doña Margarita le permitía acudir al Santuario Guadalupano. Fue en uno de esos días cuando Leonor conoció a Manrique de la Serna y Frías, un gallardo capitán que pertenecía a la guardia virreinal.

Los dos jóvenes quedaron prendados el uno del otro. Comenzaron a verse a escondidas. De hecho, todo su romance se desarrolló a través de la tercera ventana del sótano donde varias veces juraron casarse y amarse para siempre.

Sin embargo, en un momento de descuido, los jóvenes amantes fueron sorprendidos por doña Margarita quien, furiosa, encerró a Leonor en esa misma habitación mientras Manrique viajaba a la Ciudad de México. La intención de Manrique era solicitar una carta al virrey para después pedir la mano de Leonor.

A pesar de los esfuerzos, los trámites demoraban demasiado y la crueldad de la madrastra solo aumentaba. Llegó un punto en el que prohibió a los sirvientes acercarse a Leonor para darle comida o agua. Esto causó que, en un momento de desesperación, Leonor rompiera uno de los maderos que daban al exterior. Desde ahí, Leonor pedía a quien pasara un poco de pan o agua.

La gente comenzó a sospechar sobre el encierro de Leonor. Sin embargo, doña Margarita se dio cuenta y tapizó la ventana. Además, se libró del asunto diciendo que eran habladurías de la gente chismosa y argumentando que Leonor estaba de viaje. Cabe señalar que doña Margarita no podía ser investigada pues se trataba de una dama de la alta sociedad.

Después de algún tiempo, por fin regresaron a Valladolid don Juan y don Manrique. Al encontrarse, el joven le extendió la carta para pedir la mano de Leonor a don Juan. Al mismo tiempo, doña Margarita trató de huir, sin embargo, fue detenida.

Entonces, una de las sirvientas se dirigió aterrorizada hacia los dos varones para pedirles ayuda. Se trataba de Leonor, quien continuaba encerrada en el sótano. De inmediato bajaron. No obstante, Leonor yacía muerta. La imagen fue desgarradora: Leonor estaba sucia, con un aspecto cadavérico que se había llevado consigo su inigualable belleza.

Los dos hombres estaban devastados. Aunque, aun así, decidieron que se llevara a cabo la boda. Leonor y Manrique se casaron en el lugar que los había unido: el Santuario Guadalupano. Después, velaron a Leonor a los pies de la tercera ventana del sótano y al día siguiente, el joven Manrique llevó el cuerpo de su amada al último árbol de la Calzada y ahí la enterró.

Contrario a lo que pudiera pensarse, la historia no terminó ahí. De hecho, Karen nos contó que, algunas personas han asegurado que después de las 8:30 de la noche, es posible ver una mano cadavérica que sale de la tercera ventana del sótano -que ahora pertenece al Centro Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)-. Esta aparición es acompañada de una voz que dice con voz desgarradora “un poco de agua o un pedazo de pan por el amor de Dios que me estoy muriendo”.

¿Te atreverías a pasar por ahí de madrugada?

Morelia, la bella capital de Michoacán

Viaja a Morelia, Michoacán el fin de semana

La leyenda de la Calle del Niño Perdido

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El guajolote: un ave domesticada por manos mexicanas

Conoce más del guajolote, un ave que podría parecer común en nuestros días pero que, desde tiempos remotos, posee un gran significado.

Nuevo León
La Ruta Madre, una carrera para aventureros

Una vez más se llevó a cabo en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, una de las carreras más grandes de México, La Ruta Madre.

México
¿Cuáles son los días festivos y los días de puente en 2019 en México?

Ya tenemos el calendario 2019. Estos son los días de descanso y de puente que se van a tener en el 2019, ve planeando tus vacaciones.

Ciudad de México
Las mejores pistas para patinar en hielo en la CDMX

Ya llegó la temporada navideña, aprovecha los días de vacaciones y aprende a patinar en hielo. Aquí te dejamos las mejores pistas de hielo de la CDMX donde podrás practicar.