Portada-MD
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Los valientes clavadistas de La Quebrada

Acapulco es uno de los destinos más consentidos de los viajeros. Y los valientes clavadistas de La Quebrada son unos de sus protagonistas.

30-01-2019, 8:00:01 PM
Los valientes clavadistas de La Quebrada
Guacamole Project
mm

Viajera y amante de las letras.

Los clavadistas de La Quebrada son una de las razones por las que muchos viajeros se reúnen a ver las puestas de sol. Y es que admirar la valentía de hombres-pájaro que surcan el aire es un clásico ya del puerto de Acapulco.

La ilusión de volar en Acapulco

Chivirín, cucucha, mirlo, zanates y pericos son parte de la variedad de aves que atraviesan el cielo de Acapulco. Durante muchos años permaneció siendo un misterio cómo estos animales lograban sostenerse suspendidos. Fue Leonardo Da Vinci y su Estudio sobre el vuelo de los pájaros la aproximación más antigua (siglo XV) y apegada a lo científico con la cual se intentó no solo averiguarlo, sino reproducirlo: que el hombre volara… sin conseguirlo.

Los clavadistas de La Quebrada tienen nombre

Jorge Antonio Ramírez López, Genaro Sánchez Méndez, acapulqueños, jóvenes, atraviesan el viento a diario, bordeando una montaña crispada, áspera y antigua: La Quebrada. Los observadores llegan en punto a verlos prepararse, trepar hacia la punta para luego atestiguar por tres o cinco segundos su metamorfosis de hombre a pájaro.

Desde el punto más alto de la montaña, a 35 metros del mar, el aire es impasible y frente al altar de la Virgen de Guadalupe, Reina de los Mares, que lo mira tras un vidrio. Jorge Antonio se persigna y se prepara: “Ya cuando estoy en esa piedra, visualizo el clavado, me imagino volando”.

Guacamole Project

Las hazañas de los clavadistas de La Quebrada

Imitan a un pájaro en su vuelo. Rompen el aire, el miedo, brincan. Rodillas al pecho, brazos abiertos, pies en punta, giran. Brazos al frente, manos en puño, “para romper el agua”. Atraviesan el aire. Las miradas lo siguen. Solo hay silencio.

Repunta la ola, de izquierda a derecha. Penetran exacto, en la cresta más alta. Se detiene el tiempo. Son una hoja de otoño, una lanza, un alcatraz que pesca para atrapar alimento y vuelve a salir a flote. Ellos, los clavadistas, atrapan la atención, los aplausos.

Guacamole Project

La historia de los clavadistas de La Quebrada

Esta transfiguración la repiten a diario, como show o entrenamiento y sus carreras pueden durar hasta 35 o 40 años.  Para lograr este salto, Jorge y Genaro pasaron, por lo menos, 5 años entrenándolo con sus padres, tíos y vecinos, pues  ser clavadista en este sitio es también una tradición familiar, de 85 años atrás, propia de los barrios aledaños a la zona: Calle Lerdo de Tejada, Tepetates, Adobería, Poza y Pocita.

Guacamole Project

Jorge Mónico Ramírez Vázquez, vicepresidente de la Sociedad de Clavadistas de La Quebrada Acapulco, cuenta que los vecinos de estos barrios, desde hace más de 85 años, salían a pescar a las piedras. A veces, se atoraban y perdían anzuelos; tratando de rescatarlos, nadaban y buceaban y, entre juego y juego, se desafiaban entre ellos para ver quién se tiraba desde más alto.

Guacamole Project

Así escalaron hasta aventarse desde los 35 metros, “a puro valor, no tenían técnica”. Era una competencia. Y fue adquiriendo fama. El primer hombre en lanzarse de la parte más alta del acantilado fue Rigoberto Apac Ríos, lo dice una placa frente al lugar. Cada año, el 23 de noviembre se conmemora el surgimiento de esta tradición con una fiesta de tres días.

Guacamole Project

Y aunque reúne, cada vez, gran cantidad de público, pocos se animarían a realizarlo. La motivación, aseguran, está en la posibilidad (mayor) de tener éxito, del logro. Y, por supuesto, la de ser visto, volando, junto a la puesta del sol.

Vive Acapulco de 4 formas diferentes

 

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Chacahua_Mexico_Desconocido_02
México
5 viajes para vacaciones relámpago

Si buscas destinos para pasar unas vacaciones relámpago, te compartimos estas opciones en las que no necesitas muchos días para pasarla increíble y regresar renovado.

bosque-de-maple-jalisco-2
México
El bosque de árboles de maple que está en Jalisco

El bosque de maple de Jalisco es un lugar extraordinario en el que te sentirás realmente conectado con la naturaleza, descubre estos bellos árboles que cambian de color en el otoño.

MF_091215_SantaElena_1279
México
Hiking con niños

Cuando uno se convierte en padre muchas cosas cambian, pero la pasión por la aventura se mantiene intacta y se vuelve algo para compartir en familia.

xochipilli
Ciudad de México
Xochipilli: dios del enamoramiento y las flores

Encontrada en las faldas del Popocatépetl, la escultura de Xochipilli ha sido aclamada por generaciones. Te contamos sobre las interpretaciones de este dios enigmático.