PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Zonas Arqueólogicas

Las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco

Las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco son una de las mayores colecciones de pinturas de México y el mundo.

11-04-2019, 9:34:27 AM
Las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco

Por qué las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco son Patrimonio de la Humanidad:

En las sierras del centro de la península de Baja California se encuentra una de las mayores colecciones de pinturas de México y el mundo. Se trata de cientos de murales rupestres con figuras de gran tamaño y un estilo peculiar que revelan una tradición artística única en el planeta. De este conjunto, la Unesco otorgó el nombramiento a las pinturas de la Sierra de San Francisco, en el extremo norte de Baja California Sur.

Archivo MD

Su valor excepcional:

La unesco dice que el desaparecido pueblo que hizo estas pinturas habitó la zona entre los años 100 a. C. y 1300 d. C., pero ahora se cree que estas obras pueden tener hasta ocho milenios de antigüedad. Lo cierto es que el misterio de su autoría no disminuye un ápice el valor de estos grandes murales que en la Sierra de San Francisco están repartidos en múltiples sitios sobre las paredes de una docena de cañones.

Elementos icónicos:

Por su originalidad y belleza, múltiples figuras pintadas se han vuelto muy representativas de este arte: las figuras antropomórficas con las manos en alto (a veces bicolores o flechadas), los venados y las ballenas.

Guía turística para conocer las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco:

El principal punto de partida para visitar las pinturas es el caserío de San Francisco de la Sierra, a 85 kilómetros al norte de San Ignacio (por la carretera transpeninsular y un ramal pavimentado). Muy cerca de ahí está la cueva del Ratón, la única accesible de entrada por salida. Las demás se visitan a lomo de mula (o a pie) en excursiones fascinantes que requieren de guías locales y dos o más noches de campamento. Si se viaja en invierno, además de evitar el calor, se puede ver a las ballenas grises de la reserva del Vizcaíno. Por lo demás, todos los paisajes de ensueño del centro de la península quedan a unas cuantas horas de aquí.

Año de nombramiento:

1993
Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco

Te recomendamos:

Acueducto del Padre Tembleque, Patrimonio de la Humanidad

Pinturas rupestres en México: lugares para verlas

El Fuerte, un Pueblo Mágico rupestre y colonial en Sinaloa