Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Ecoturismo y aventura

Playas bioluminiscentes en México, un espectáculo de luz marino

¿Quieres vivir una experiencia única? No dejes de visitar alguna de estas playas bioluminiscentes, que se iluminan al caer la noche.

mm

Social Media Editor de México Desconocido. Amante de los viajes y la gastronomía mexicana.

Es de noche, te encuentras caminando en la playa y decides sumergir tus pies en el mar; de un momento a otro eres testigo de una escena magnífica: el agua se comienza a iluminar como jamás lo habías visto antes, como si cientos de luciérnagas marinas crearan un espectáculo de luz y color casi etéreo.

Aunque esta escena podría haber sido sacada de una película, es más real de lo que te imaginas. La naturaleza siempre nos sorprende y sobre todo cuando la vemos iluminarse cual serie de luz navideña. En la tierra existen algunos seres que tienen la capacidad de producir luz, a esto se le conoce como bioluminiscencia. Las luciérnagas son el mejor ejemplo de esto, pero no solo en tierra firme existen seres vivos datados de este “don”. En la inmensidad del océano y a lo largo de las aguas que cubren el planeta se pueden encontrar animales y organismos que producen luz y dejan rastros luminosos en los mares y playas, sobre todo cuando el agua es agitada por un bote o lancha, por la lluvia o simplemente con el movimiento de nuestro cuerpo al tocar el agua.

En México es posible poder admirar este fenómeno natural en algunas de sus playas, como en Holbox, en la Península de Yucatán. Durante el periodo que va de julio a enero llegan microorganismos a iluminar algunas playas como Punta Cocos, ahí tienes la oportunidad de ver este espectáculo natural al caminar por la playa, pero lo mejor es salir de noche hacia lo profundo del océano para poder apreciarlo mejor. Estos paseos los puedes hacer en compañía de un guía, quien te llevará al mejor lugar para disfrutarlo.

[Te podría interesar: Fin de semana en Holbox, para nadar con el tiburón ballena] 

Otro lugar conocido por sus aguas luminosas se encuentra en Campeche. Nos referimos a la playa de Xpicob, reconocida también por su campamento tortuguero. Aquí, la magia sucede al caer la noche, cuando algunos organismos marinos (como mecanismo de defensa y también de atracción sexual) iluminan las aguas de este paraíso natural, donde por cierto también abundan gran cantidad de especies como golondrinas marinas, gaviotas, pelícanos y corales. Al igual que en Holbox, el mejor momento para ver este fenómeno es de julio a enero y de preferencia en compañía de un guía especializado.

[No te pierdas: Playas coloridas y originales para visitar en tus próximas vacaciones] 

En las costas de Oaxaca también sucede la magia de la luz marina. Esto sucede en el Parque Nacional Lagunas de Chacahua y también en la Laguna de Manialtepec, ambas cerca de Puerto Escondido y en donde podrás nadar rodeado de brillantes animalitos que parecen estrellas. De hecho, aquí se organizan tours nocturnos en kayak para poder vivir una experiencia mágica.

[Planea tus próximas vacaciones: 5 playas para escaparse esta Semana Santa]

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Natalia Lafourcade y Gael interpretarán tema de “Coco” en los Oscar

Los mexicanos participarán en la ceremonia de los premios Oscar e interpretarán el tema de la película mexicana “Coco”.

Ciudad de México
Una mirada al Palacio Postal de la CDMX

Acompáñanos en este recorrido en video por el Palacio Postal de la CDMX y conoce su historia y arquitectura.

Chile pasilla.
México
Chile pasilla, el condimento ideal para la cocina mexicana

El chile pasilla es un condimento utilizado desde la época prehispánica y cuyo sabor logró combinarse perfectamente con la carne de cerdo y la de res. ¿Te gustaría aprender a preparar bisteces o carne de cerdo en salsa de chile pasilla? Entonces, conoce estas deliciosas recetas.

Hidalgo
En este pueblo de Hidalgo está la verdadera Diana Cazadora

La primera escultura de la Diana Cazadora se encuentra en un pueblo de Hidalgo, mientras que la del paseo de la Reforma es sólo una réplica.