Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía

Procesos ancestrales y cosas bellas en Santos Reyes Nopala (Oaxaca)

En el estado de Oaxaca, entre las comunidades Chatinas, hay una que llama la atención por su historia, riqueza cultural y las bellezas que la rodean.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Santos Reyes Nopala; importante cabecera municipal, mantiene aún muchos usos y costumbres de antaño, algunas prehispánicas y otras más que llegaron con la Colonia.   

UN POCO DE HISTORIA   

Para llegar al Nopala actual es importante mencionar la Guerra de Reforma y sus consecuencias, ya que de ahí parte el significativo crecimiento de las fincas cafetaleras que existen en la actualidad. Se sabe que entre 1861 y 1868, ricos comerciantes de Miahuatlán decidieron cultivar café en la región y de ahí en adelante criollos y extranjeros fueron adueñándose de tierras fértiles en las llanuras y en la sierra, para plantar cafetales.  Entre 1875 y 1896 se suscitaron tres rebeliones de los chatinos contra quienes de diversas formas los obligaban a trabajar para ellos. Ni la Revolución cambió la situación en la región Chatina ya que los grandes cafetales no fueron expropiados.   

NOPALA ACTUAL   

Para entrar al pueblo es necesario cruzar el río Nopala o del Maíz, que parece salir a nuestro encuentro desde los cerros y pasado el puente, seguimos por la calle principal que nos lleva hasta el Palacio Municipal. En sus muros se encuentran incrustadas estelas prehispánicas. Son grandes figuras labradas en piedra que corresponden –según estudios arqueológicos– a los años 600 y 800 d.C., se cree que son algún tipo de lápida mortuoria en honor de los grandes jefes o sacerdotes chatinos. En la escalera principal se encuentra una pieza que semeja a un sacerdote empuñando en su mano derecha un puñal y en la izquierda lo que pudiera ser un corazón. Un dato extraño es que en la cintura parece tener un crucifijo. Desde ahí se puede observar a la distancia el cerro Iglesia, en cuyas laderas se aprecian los lugares donde fueron encontradas las estelas.

Se puede hacer una visita al lugar, donde con detenimiento es posible apreciar algunos montículos, un juego de pelota, una plaza y varias terrazas, además, es fácil advertir la forma estratégica como fue construido el lugar para su seguridad.  Cerca de la alcaldía está el templo antiguo –ahora en desuso– y su nuevo compañero. El antiguo, fue construido a mediados del siglo XVIII, a finales del mismo el techo se derrumbó a causa de un terremoto. En 1925 fue restaurado, aunque perdió el campanario durante los temblores de 1931. Ahora los Santos Reyes son venerados en un templo construido en un estilo más moderno, justo al lado del antiguo.  En el pueblo también se puede conocer y utilizar los servicios de curanderos, que practican desde la herbolaria tradicional hasta hechiceros de magia blanca o incluso no tan blanca.   

SANTA MAGDALENA TILTEPEC   

Nos asombramos al llegar al poblado de Santa Magdalena Tiltepec, donde se trabaja la alfarería con procesos muy antiguos.  Para ir a esta población se toma un transporte colectivo en Nopala. A sólo veinte minutos de trayecto por una terracería en buen estado y, cuando menos se lo espera, aparece sorpresivamente ante nosotros una serie de casitas salpicadas entre colinas y laderas.  Tiltepec es un lugar con muy pocas fuentes de empleo propias; son pocas las tierras cultivables, por lo que, la mayor parte de la mano de obra emigra a pueblos cercanos como Nopala. Seguramente por eso las mujeres buscaron la forma de ayudar al sustento familiar y la encontraron en la producción de piezas de alfarería. 

Visitamos a doña Hipólita, orfebre que obtuvo un premio estatal de artesanía por sus trabajos. En su casa nos mostró la forma en que trabaja y nos dimos cuenta que sus piezas son elaboradas sin la ayuda del torno, sino a mano y auxiliada por piezas anteriores, da forma a sus nuevos trabajos.  Doña Hipólita nos explicó que el primer paso es moler perfectamente el barro en un metate hasta convertirlo en arena muy fina, para después añadirle agua para obtener la pasta, a la cual luego le da forma. Para darle el terminado deseado utiliza piedras de diferentes tamaños, pedazos de jícaras y pequeñas mazorcas de maíz. Luego las piezas se ponen a secar al sol y por último se meten en hornos de leña y teja. Sin embargo este proceso provoca que las piezas no tengan gran resistencia. Actualmente algunas personas están empezando a probar muy tímidamente con algunos procesos que les proporcionan mayor resistencia a sus productos.   

SAN JUAN LACHAO     

En la siguiente oportunidad fuimos en vehículo al norte de Nopala, también por una terracería en buen estado. Después de un recorrido de 25 minutos llegamos a San Juan Lachao, pintoresco pueblo enclavado entre grandes cerros que a lo lejos apenas se alcanza a distinguir entre la vegetación.  San Juan es un centro de acopio cafetalero ya que en las cercanías viven varias familias propietarias de pequeñas parcelas dedicadas a la producción del café. Incluso muchos hombres de Tiltepec, llegan a trabajar en la temporada de cosecha.  En dicha ocasión, éste fue el punto de partida desde donde salimos a pie para llegar a lo que por referencias prometía un gran espectáculo: los Chorros de agua de Lachao.  Durante dos horas de recorrido, siempre hacia arriba, pasamos varias rancherías cafetaleras y conjuntos de casitas construidas alrededor de patios para el secado del café.

En el trayecto encontramos árboles frutales.  En la parte alta la vegetación cambió, ahora había encinos y pinos de diversas clases. Entonces llegamos al primero de los chorros, el cual pasamos por la parte de arriba, donde el agua forma pequeños pozos. Caminamos media hora más y llegamos a la parte baja de una enorme cascada de más de 30 metros. Después del ascenso nos dedicamos a disfrutar refrescándonos en las pozas que forma el agua en su caída y nos preparamos para regresar a nuestro punto de partida. El viaje rebasó nuestras expectativas. Esperábamos encontrar los restos de una cultura, la Chatina, y una serie de bellezas naturales. Lo que vimos fue una sociedad viva, con rituales, costumbres y procesos de producción. Se agradece a don Paul Cleaver y a Fredy Zárate, entusiasta guía de la comunidad, sus valiosos comentarios y apoyo para la realización de nuestro relato.   

NOPALA Y LA HISTORIA CHATINA   

Santos Reyes Nopala es un importante centro de la cultura Chatina: una de las 16 etnias existentes en el estado de Oaxaca que ocupa una pequeña parte de las regiones Sierra Sur y Costa; se ubica por tanto en la parte suroeste del estado. La población chatina, que suma alrededor de 30 mil personas, se distribuye en ocho distritos del municipio de Juquila, y es Santos Reyes Nopala uno de los principales asentamientos, históricamente hablando, ya que cuenta con zonas arqueológicas importantes.  Además, gracias a Códices Mixtecos descifrados y otros documentos, se sabe que desde el año 500 hasta el 1400 tanto Juquila como Nopala y Zenzontepec tuvieron importantes señores que gobernaron la región, al grado de que para el año 1000 un jefe mixteco llamado 8 Venado arregló las nupcias de su hijo con una joven chatina para extender su poderío pacíficamente hasta estos lares.  Durante mucho tiempo mixtecos y chatinos mantuvieron relaciones cordiales, sin embargo, a la muerte de 8 Venado comenzó lo que desde entonces ha sido la historia de los chatinos: vivir sometidos por sociedades más fuertes.

Primero fueron los mixtecos, quienes cuando murió su Gran Señor exigieron tributo a los chatinos, y les obligaron a trabajar para ellos.  El sometimiento duró tres siglos, hasta el año 1463, cuando mixtecos y chatinos tuvieron que aliarse para defender sus territorios; sin embargo fueron vencidos por el poderoso ejército mexica, que los volvió tributarios, del emperador Moctezuma. Aunque hubo algunas sublevaciones de mixtecos y chatinos el poderío mexica se mantuvo hasta más allá del año 1500.  Posteriormente fueron los españoles quienes –aliados a los zapotecas– sometieron a chatinos y mixtecos, aunque en 1522 sin lograrlo trataron de impedir la entrada de los invasores españoles en su región. Este sometimiento, que duró 300 años, fue aún peor, ya que el nuevo invasor no respetó las formas de gobierno ni costumbres de los nativos y la exigencia de tributo fue mayor.  Durante esta etapa, en la región mixteca –que incluía a los chatinos– la población bajó más del 90 por ciento debido a las mortales epidemias. También en esa época los chatinos tuvieron que irse a la sierra

debido a que los españoles les arrebataronsus fértiles llanuras costeñas para iniciar grandes ranchos ganaderos, así como el cultivo del algodón y la caña de azúcar.  Se cree que el mayor florecimiento de la cultura Chatina fue entre 1822 y 1850, cuando dejaron de pagar tributo. La economía creció hasta ser casi autosuficientes y el comercio con otros grupos no fue significativo.   

LOS CAFETALES   

Uno de los principales atractivos de Nopala es conocer una finca cafetalera; existen varias que permiten la entrada a visitantes. En nuestro caso, fuimos invitados por Fredy Zárate, guía del lugar, a visitar La Perla, a la que se puede llegar a caballo o incluso a pie.  Al salir de Santos Reyes de Nopala el primer paso es cruzar el río Nopala. Todo el trayecto es por veredas, cruzando pequeños arroyos y a ratos conviene disfrutar de los bonitos parajes. En un punto nos vimos rodeados por plantas donde cuelgan los rojos y amarillos granos del café.  Generalmente las plantas de café se encuentran bajo la sombra de otros árboles o arbustos porque, según nos explicaron, los cafetales necesitan estar bajo sombra controlada, donde reciban sólo la cantidad necesaria de sol. Además, aunque la cosecha es de noviembre a febrero, los cafetales necesitan atención durante todo el año ya que además de seguir controlando las sombras, hay que limpiar, podar y cuidar las plantas de las plagas. Con esta explicación entendimos porqué el andar entre cafetales es como penetrar en una selva o bosque muy espeso.   

LOS TRAPICHES     

Otro lugar que merece visitarse son los trapiches, lugares de molienda donde se extrae el jugo de caña y mediante distintos procesos se obtiene tepache y piloncillo, que después se ofrece como panela.  Son varios los trapiches que se encuentran en los alrededores de Nopala, nosotros tuvimos la suerte de llegar a uno muy cercano, 30 minutos caminando,donde pudimos ver buena parte del proceso de producción: desde el corte de la caña, su transporte en burro hasta el trapiche, que es un molino de madera donde se obtiene el jugo a la caña; luego vimos como la yunta fue atada al tronco del trapiche para actuar como fuerza motriz y posteriormente a vuelta y vuelta se va extrayendo el dulce jugo de la caña. 

Para el proceso del tepache se utilizan las mismas cáscaras secas de la caña, como combustible en lo que se conoce como la cocina, donde se cuece el jugo en grandes tambos. Ya que está cocido se le añade una parte de “madre de tepache”, que es jugo fermentado y se deja reposar durante algunos días. A mayor tiempo de reposo, mayor fermentacióny por tanto el sabor y la graduación alcohólica se elevan.  Para las panelas o piloncillos el jugo se deja cocer durante más tiempo, casi hasta que se evapora toda el agua quedebe removerseconstantemente para evitar que se endurezca. Se vierte en moldes de madera en donde en minutos están listas las panelas.  La parte restante de las cáscaras secas de caña son utilizadas para envolver las panelas.   

SI USTED VA A SANTOS REYES NOPALA   

Saliendo de la ciudad de Oaxaca tome la carretera federal núm. 135 rumbo a Puerto Escondido. En San Gabriel Mixtepec es necesario tomar, a la derecha, la carretera de terracería que lleva hasta Nopala.  El lugar cuenta con dos opciones para pernoctar; particularmente agradable esla Posada Nopala, una ex-hacienda que actualmente ofrece los servicios necesarios.   

Fuente:   México desconocido No. 299 / enero 2002   

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Hidalgo
13 cosas que hacer en Real del Monte

Estas son algunas de las actividades que no puedes dejar de realizar en tu próxima visita al poblado minero de Real del Monte en Hidalgo.

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.