Buscador
Ver revista digital
Naturaleza

Querétaro, modelo de acción sub-nacional, reverdeciendo los ecosistemas

Foto1_Portada

Te contamos sobre un modelo de acción que ha sucedido en Querétaro. Los resultados son asombrosos y puedes sumarte.

El capital natural de la Sierra Gorda en verdad es opulento por la variedad de sus espacios naturales: de áridos matorrales a bosques templados, bosques de niebla en sus rincones más húmedos, selvas bajas con su bagaje tropical y bosques ribereños cobijados por viejos sabinos.

Debe su dramático paisaje a abruptas sierras, las que combinadas con una rica herencia cultural la convierten en un espacio realmente afortunado, pero en manos de comunidades faltas de habilidades productivas, dueños del capital natural sin valor económico para sus propietarios.

Como parte de la cuenca del río Pánuco, la totalidad de los escurrimientos del área desembocan en el golfo de México a través de los ríos Moctezuma y Santa María, que cortan a la sierra en imponentes cañones. Dadas sus características geológicas, eminentemente cárstica, el agua superficial en las corrientes fluviales es sólo una pequeña fracción del agua que es captada en la misma, por lo que sin duda la derrama hidrológica es mayor y en una escala no cuantificada.

Y en cuanto al carbono almacenado en su vegetación, convencidos de que protocolos globales como el de kioto y mecanismos como el REDD se encuentran muy lejos de la realidad del campo mexicano y son inoperantes, es que nos dimos a la tarea de desarrollar un mecanismo voluntario, protocolos y mecanismos viables a fin de cuantificar las existencias de carbono en bosques de encino locales, que ya dejan una derrama económica mayor a la derivada de las actividades económicas tradicionales.

Ello culminó con la integración del producto Carbono Biodiverso, que tiene como respaldo una línea de base levantada en bosques de encino bajo ramoneo de ganado (fauna exótica) y otros donde el mismo se extirpó en diferentes fechas y por ende propició la captura de CO2.

Los resultados de muestreos metódicos e intensivos por parte de nuestro personal, en coordinación y con la asesoría técnica del USDA Forest Service, son sorprendentes y demuestran que un paso tan sencillo como el retiro del ganado tiene efectos positivos inmediatos para la restauración forestal.

El aumento de biomasa y la regeneración natural capturan en promedio 3.96 toneladas de CO2e al año por hectárea. Además de que se eliminan los conflictos por depredación al ganado y la fauna tiene más recursos; asimismo, la diversidad de flora local se restablece y retoma sus antiguos lares.

Desde hace 6 años en una alianza estratégica con el Gobierno del Estado de Querétaro hemos venido operando con gran éxito el primer mecanismo de compensación de huella de carbono en México, recuperando y regenerando los bosques de la región Sierra Gorda, en 2022 se encuentran 10,000 hectáreas bajo este régimen de protección, manteniendo la frontera forestal y permitiendo la recuperación de la vegetación por la exclusión de ganado.

El World Land Trust (WLT) organización inglesa, aliada estratégica de hace muchos años protegiendo con Reservas Privadas la vida silvestre y hoy día con el programa Carbon Balanced  protegiendo bosques de niebla, con gran aceptación por los ejidatarios dueños, valorizando la reducción de la huella de carbono a favor de sus propietarios. WLT también contribuye a la operación de brigadas contrafuegos forestales con salarios, equipamiento, herramientas, combustible, y seguro.

Consiguiendo una increíble y diversa regeneración, sintonizando la energía auto-regenerativa de la naturaleza, una oportunidad esperanzadora de mitigación al cambio climático, una acción urgente, de obvia importancia y con beneficios inmediatos incrementando la capacidad de los ecosistemas. 

Así se está forjando una nueva economía de la conservación, donde los productos son los servicios de los ecosistemas; y los beneficiarios, sus poseedores.

Sabemos que nuestro Estado, Querétaro, es un faro de respuestas climáticas, que ha ido más allá de nuestras iniciales expectativas, hoy día se ha aprobado el Sello Querétaro, con un impuesto por la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera que impulsará a que la planta productiva del Estado se involucre reduciendo su huella de carbono con los bosques de la Reserva de la Biosfera.

La innovación, la importancia de la regeneración de paisajes, reverdecedora acción en la discusión en donde privan los temas que atienden otras soluciones al cambio climático en una “agenda gris”, Querétaro impulsa una acción regenerativa que aporta reducción de emisiones con un impuesto operando, bosques recuperándose, claras respuestas, líneas de acción que debemos replicar en otras regiones del país.

El liderazgo del Gobierno del Estado, el impulso a las acciones sub-nacionales son un viento fresco a las condiciones de emergencia climática, es combate a la pobreza, una solución de gran calado basada en la naturaleza.

En total, las actividades de diversificación productiva y desarrollo de productos ecosistémicos y compensaciones, permiten el ingreso directo de recursos a los bolsillos de los serranos por un monto anual de 35 millones de pesos, una economía circular de la conservación apoyando a las comunidades rurales.

Conoce más sobre como apoyar este proyecto en planetcarbononeutral.org/reducetuhuella

*Este texto fue escrito por Martha “Pati” Ruiz Corzo, directora de Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP.

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios