Buscador
Ver revista digital
Conoce México

¿Quiénes acabaron con la vida del tlatoani Moctezuma y qué pasó con su cuerpo?

Ciudad de México
tlatoani Moctezuma

A 521 años de la muerte de tlatoani Moctezuma, te contamos qué se sabe sobre su asesinato y qué fue de su cuerpo.

El 29 junio de 1520, la muerte del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin marcaría el inicio de la decadencia mexica. Sin embargo, a más de 500 años del suceso aun sigue siendo un misterio quienes lo mataron.


Disfruta tu ciudad

Moctezuma murió a la mitad de la guerra entre mexicas y españoles. De acuerdo con el historiador, Matthew Restall, “durante los catorce primeros meses, esta guerra había sido una guerra fría, la guerra abierta a gran escala sólo estalló en mayo de 1520.” Tras el asesinato de Moctezuma, una cruel masacre y sometimiento recaería sobre los mexicas. Pese a ser un hecho de gran trascendencia, la muerte del antepenúltimo gobernante mexica es un misterio con numerosas versiones, cada una de las cuales cumple objetivos políticos. Dichas versiones se pueden sintetizar en cinco grandes narrativas.

¿Quién mató al tlatoani Moctezuma?

La primera de ellas es la escrita por el propio Hernán Cortés al rey en 1520. De acuerdo con éste, durante su cautiverio, Moctezuma fue sacado al techo del Palacio de Axayácatl para que negociara la salida de los españoles de la ciudad, cuando una piedra arrojada por la gente le causó una gran herida que le provocó la muerte tres días más tarde. Hernán Cortés no levantó cargos porque consideró que la muerte había sido un homicidio involuntario.

Una segunda versión, muy semejante, añade que los mexicas arrojaron piedras y flechas acompañadas de insultos, lo cual hace pensar que se trató de un homicidio deliberado. Sin embargo, esta versión no surgió sino hasta el siglo la segunda mitad de XVI y tuvo como fuente a indígenas cristianizados y predominó durante el siglo XVII. Restall agrega que “en los siglo XVIII y XIX, los conquistadores fueron frecuentemente considerados no solo inocentes del crimen, sino desconsolados –incluso al punto de derramar lágrimas– por la trágica muerte del emperador.”

“Y Cortés lloró por él, y todos nuestros capitanes y soldados, y hombres hobo entre nosotros, de los que le conoscíamos y tratábamos, que fue tan llorado como si fuera nuestro padre, y no nos hemos de maravillar dello, viendo que tan bueno era. Y decían que había diez y siete años que reinaba e que fue el mejor rey que en México había habido, e que por su persona había vencido tres desafíos que tuvo sobre las tierras que sojuzgó.”

Afirma Díaz del Castillo.
tlatoani Moctezuma

¿Un suicidio?

En la tercera versión se relata la gesta de un Moctezuma angustiado y deprimido porque su pueblo se ha puesto en su contra. Debido a ello, Moctezuma se niega a comer y a curar sus heridas, es decir, se deja morir. La versión tiene su origen en el tardío del siglo XVI y busca mantener la inocencia de mexicas y españoles.

De esta versión existe una variante de Bernal Díaz del Castillo, quien asegura que a un fraile que siempre estaba con él se le reprochaba no convertir a Moctezuma. Ante ello, el fraile respondía que no pensaba que Moctezuma hubiera muerto por las heridas, sino que se había suicidado bebiendo una sustancia.

“Por ejemplo, Francisco Cervantes de Salazar, quien escribió en 1560, imaginó un poético intercambio entre un Cortés suplicante y un Moctezuma con el corazón y cabeza rotos por las piedras de los mexicas rebeldes: “el corazón se me hace pedazos,” confiesa el emperador. Retomada por cronistas tardíos, como Antonio Herrera o Bernal Díaz del Castillo, esta versión mantuvo su vida útil durante muchos años.”

tlatoani Moctezuma

El tlatoani Moctezuma se convirtió al cristianismo

En la cuarta versión –escrita sobre la segunda y la tercera–, Cuitláhuac se convierte en el instigador de la muerte del tlatoani. El relato no sólo tiene un trasfondo político, pues Cuitláhuac sería el sucesor de Moctezuma, también existe un trasfondo religioso que sugiere que Moctezuma era visto como un converso al cristianismo. Esta versión que imagina a Moctezuma como un mártir cristiano es del siglo XII y pudo estar inspirada en la vida de san Esteban, primer mártir cristiano asesinado por lapidación.

Finalmente, la quinta versión es la más convincente según Restall. En dicha historia se absuelve tanto a mexicas como a Moctezuma, pues son los españoles quienes torturan, golpean, estrangulan y apuñalan a Moctezuma. La historia surgió al inicio del siglo XVI y tiene como fuentes nahuas, semi indígenas y españolas. Las variaciones de esta versión se centran en la forma en que sucedió el asesinato (estrangulamiento o apuñalamiento), pero culpan a Cortés y a los capitanes españoles del magnicidio.

En el año 2-pedernal, “1520 años”, fue cuando murió el señor Moteuczoma Xocoyotl, rey de Tenochtitlan, hijo de Axayacatzin; reinó diez y nueve años; a los tres los mataron los españoles (Tezozómoc, 1975, p. 149).

Alvarado Tezozómoc relata en su Crónica Mexicáyotl

Tras su muerte, el cuerpo del tlatoani Moctezuma fue entregado a Apanécatl, quien lo llevó a Huitzillan, Necatitlán y Tecpanzinco, de donde el cuerpo fue expulsado. Finalmente, fue recibido e incinerado en Acatliyacápan.

Tlatoani Moctezuma

En cuanto a los españoles, intentaron huir de Tenochtitlán la noche del 30 de junio, episodio que es conocido como la Noche Victoriosa. Durante su recorrido, fueron alcanzado por los mexicas y perdieron a casi la mitad de los hombres castellanos y casi todo el oro que habían ganado. Cuitláhuac se convertiría en el penúltimo huey tlatoani.

¿Cómo era Moctezuma?

“Era, pues, Moctezuma hombre de mediana disposición, acompañada con cierta gravedad y majestad real, que parecía bien quien era aun a los que no le conocían. Era delgado de pocas carnes, la color baza, como de loro, de la manera que todos los de su nación; traía el cabello largo, muy negro y reluciente, casi hasta los hombros; tenía la barba muy rara, con pocos pelos negros y casi tan largos como un xeme; los ojos negros, el mirar grave, que mirándole convidaba a amarle y reverenciare.

Era hombre de buenas fuerzas, suelto y ligero; tiraba bien el arco, nadaba y hacía bien todos los ejercicios de guerra; era bien acondicionado, aunque muy justiciero, y esto hacía por ser amado y temido, casi de lo que sus pasados le habían dicho, como de la experiencia que él tenía, sabía que eran de tal condición sus vasallos que no podían ser bien gobernados y mantenidos en justicia si no con rigor y gravedad.

Francisco Cervantes de SalazarCrónica de la Nueva España.


Disfruta tu ciudad

Moctezuma
autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios