Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Rutas y Expediciones Rutas de México

Ruta mazahua-otomí: De Villa del Carbón a Aculco

Paisajes boscosos, mucha trucha y agua que corre ferozmente es lo que encontrarás en pueblos como Canalejas y Aculco. Por su parte, Villa del Carbón es la meca de los artículos de piel.

13-05-2017, 6:18:34 PM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Villa del Carbón

La estampa que este pueblo nos ofrece desde el primer vistazo es la de ese México rural típico donde la armonía se encuentra en las alineadas casas de teja roja.

Pero lo más hermoso de este lugar está en los alrededores con presas rodeadas de bosques. A 10 kilómetros por la carretera Nicolás Romero se encuentra la Presa Molinitos, donde se practica senderismo y bicicleta de montaña. Al suroeste por la carretera a Temoaya llegamos a la Presa El Llano, un parque ecoturístico enclavado entre bosques y montañas. Si te gusta hacer actividades como canotaje y pesca, disfrutarás mucho tu estancia en esta presa. También es posible hacer este recorrido a caballo.

No te pierdas la Presa Taxhimay. Para su construcción, en 1934, fue inundado el poblado de San Luis de las Peras, quedando en el fondo la parroquia, de la que sobresale la torre del campanario. Ahora es uno de los centros recreativos más completos de la región.

Canalejas

La leyenda dice “Llegar a Canalejas y no visitar el Santuario de la Virgen de la Piedra es como ir a la playa y no meterse al mar”.

Así que antes de meterte de lleno a la aventura y los paisajes a cielo abierto puedes hacer esa parada y conocer el nicho de la Virgen de la Piedrita, es decir, una piedra donde espontáneamente apareció grabada la silueta de la Virgen de Guadalupe. Cuentan que aproximadamente en 1868 un jornalero encontró la roca en el rancho de la hacienda Arroyo Zarco y se construyó este santuario en su honor.

Ahora puedes continuar tu camino. A un costado de la carretera, aproximadamente a 2 kilómetros, encontrarás el gran Parque Estatal el Llano de Canalejas, donde predominan los bosques de pino y encino. En ese ambiente natural hay algunas instalaciones sencillas como asadores para pasar un día de campo. También está dotado de áreas deportivas y parajes para realizar caminatas y paseos en bicicleta. Abre de martes a domingo.

Ya que estés por ahí, visita el Santuario del Señor de Nenthé, donde se venera a un cristo cuyo nombre en otomí significa “Señor del agua” y a unos pasos están precisamente los antiguos lavaderos del pueblo.

Para continuar por los caminos acuáticos, a 11 kilómetros está la Cascada La Concepción, un salto de agua alimentado por la Presa Ñadó.

Este es un embalse a una altitud de 2,250 metros sobre el nivel del mar, su caída se da entre grandes torres de basalto. En esta presa se puede hacer pesca deportiva. También puedes ascender por la Montaña Ñadó en una caminata de aproximadamente cuatro horas, siguiendo algunas veredas que parten desde localidades como San Jerónimo, Los Aires, San Antonio o San Joaquín, en el flanco norte–oriental de la montaña.

Aculco

Este tranquilo poblado forma parte del Camino Real de Tierra Adentro, una ruta cultural que está dentro de la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Su origen es otomí y aquí se desarrolló una batalla importante durante la lucha por la Independencia de España.

Día 1. Villa del Carbón

En las faldas del cerro de Las Navajas se encuentra el Centro Cremonial Otomí, un enorme recinto que reproduce el antiguo sitio de reunión del pueblo otomí. Para complementar la experiencia bastaría visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña Francia, cuya imagen fue traída de Salamanca, España. A 23 kilómetros, la Presa Taxhimay es un buen punto para hacer esquí, velerismo.

Día 2. Canalejas

El caserío Arroyo Zarco mantienen los restos de una de las haciendas jesuitas más importantes del Camino Real de Tierra Adentro. Junto a la carretera aparece lo que queda del antiguo mesón y la capilla del Señor del Pasito.

Día 3. Aculco

La cascada encajonada en un bello desfiladero pétreo que sin duda merece una visita es El Salto de Tixhiñú. Mientras que el Centro Ceremonial Mazahua es un complemento ideal para el viajero. Está compuesto por tres grandes naves, donde el grupo indígena realiza sus reuniones cívicas y religiosas. Todo el conjunto, rodeado de bosques.

• En Villa del Carbón, Liborio Modesto perdió sus manos en un accidente, después de eso se convirtió en pintor, su obra se puede ver en su casa.

• En la zona de Canalejas, en el municipio de Jilotepec, está el Bioparque Estrella, un lugar con safari de animales y organizan excursiones escolares.

• Aculco es zona de ricos quesos.

Haz tuya esta experiencia

Dónde comer

El Rincón Brujo

Plaza Hidalgo 2B, Planta Alta, Centro, Villa del Carbón.

T. 01588 913 0056

Camino Real de las Carretas

Miguel Hidalgo 8, Centro, Aculco.

T. 01718 124 0043

Galería de Liborio Modesto

Los Lavaderos S/N, Barrio La Bellota, Villa del Carbón.

Bioparque Estrella

Km 38.5 Carretera Jilotepec–Ixtlahuaca, Jilotepec.

T. 01800 246 7277

bioparquemexico.com.mx

Dónde dormir

Posada Villa del Río

Valentina esq. Golondrinas, Fracc. Campestre, Villa del Carbón.

T. 01588 913 0502

Las Carretas

Vicente Guerrero Oriente 180, Centro, Jilotepec.

T. 01761 734 0214

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Michoacán
Día de Muertos en Cuanajo: un compromiso con las ánimas

El Día de Muertos en Cuanajo, Michoacán, poner el altar no solo es tradición, es casi una necesidad, un compromiso con los difuntos para ayudarles a encontrar el camino la luz del camino.

Chihuahua
Los Seremos: tradición de día de muertos única en Chihuahua

Conoce la única y tradicional forma de celebrar el día de muertos en Chihuahua.

Oaxaca
Muerteadas: un carnaval de Día de Muertos en Oaxaca

Día de muertos en Oaxaca, disfruta de una fiesta llena de vida, música y baile en las tradicionales muerteadas.

México
Descubren que élite maya vivió en Teotihuacán

Descubren un mural que puede ser la principal prueba de que la élite maya vivió en Teotihuacán. Esta investigación forma parte de El proyecto Plaza de las Columnas.