Buscador
Ver revista digital
Ecoturismo y aventura

Senderismo en Baja California, tras la huella de la libertad

27-05-2020, 5:01:16 PM
Baja California
La Rumorosa ofrece muchos miradores, desde uno de ellos se puede apreciar la Sierra de Juárez
© Nina Pizá

La primavera y el otoño son las mejores temporadas para practicar senderismo en Baja California. Aquí te contamos dónde podrás disfrutar esta actividad en el estado.

El senderismo en Baja California se practica en cuatro de los seis municipios del estado. ¿Nos acompañas?

Te puede interesar Ensenada Baja California, capital mexicana de las cosas ricas

En momentos de confinamiento como los que actualmente estamos viviendo como humanidad, es cuando más se aprecia lo que Pachamama ha construido a lo largo de miles de años.

Pasar sesenta y ocho días de confinamiento por el coronavirus en un departamento no ha sido fácil. Acostumbrada a realizar ejercicio al aire libre, estar bajo techo 24 horas al día sin un patio donde estirar las piernas, ha sido todo un reto. Por ello, escaparme ocasionalmente a la soledad de alguno de los senderos ha sido una bocanada de aire fresco para el espíritu.

Sentir la felicidad de la libertad, disfrutar del roce del viento con olor a monte en el rostro y descubrir nuevos cantos de aves y paisajes naturales reservados sólo para los exploradores, es lo que provoca practicar senderismo en Baja California.

Nina Piza Mirador La Ventana, La Rumorosa.

Un goce, un deporte, una actividad

Esta actividad cada día gana más adeptos en el estado 29. Es uno de los deportes más fáciles y accesibles de realizar, puesto que sólo se requiere poder caminar y un poco de condición física.

Es fantástico poder formar parte de los afortunados que logran ver, desde la cima de alguna montaña, las vistas panorámicas de los espectaculares desiertos o de las costas del pacífico que aguardan pacientemente a ser admiradas por los amantes de la naturaleza.

Si bien el estado fronterizo tiene cientos de caminos o rutas para realizar senderismo, es hasta hace menos de dos años cuando se han comenzado a balizar senderos siguiendo estándares internacionales.

Esto nos ha permitido, a quienes gustamos de esta actividad, tener orientación, seguridad e información técnica sobre las especificaciones del terreno y así poder tomar las precauciones necesarias.

Nina Piza En el sendero La Rumorosa se puede observar colorida flora y fauna como liebres, juanitos, víboras y codorniz californiana.

Caminos para practicar senderismo en Baja California

Con más de 71 mil kilómetros cuadrados de extensión territorial y un nuevo municipio registrado (San Quintín), Baja California atesora en sus entrañas miles de caminos por descubrir, sin embargo, los senderos que ya cuentan con señalización profesional son nueve hasta el momento de escribir estas líneas:

  1. Pacífico. Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir. Ensenada.
  2. Mirador de Altar. Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir. Ensenada.
  3. Parque Metropolitano, Rosarito.
  4. El Descanso, Rosarito.
  5. El Coronel, Rosarito.
  6. El Cerro del Centinela, Mexicali.
  7. Las Atenuatas, Ensenada.
  8. Cerro Bola, Tecate.
  9. La Rumorosa, Tecate.

Cada uno de ellos ofrece caminos para diferentes pasos. Diferentes condiciones físicas de los senderistas, distintas vegetación y, sobre todo, experiencias distintas.

Por el clima desértico y mediterráneo propio del estado, cada uno tiene su mejor temporada para explorarse.

  • Los de Mexicali, por ejemplo, se recomienda evitarlos durante verano por el intenso calor.
  • Los de la costa se pueden realizar todo el año excepto en época de lluvias.
  • Aquellos que pertenecen a la montaña, en Tecate, Parque Nacional San Pedro Mártir y Ensenada, se sugiere evitarlos en invierno por el riesgo de que se registren nevadas y fríos extremos.
Nina Pizá La Rumorosa es una zona de espectacular belleza por contener miles de piedras gigantes apiladas desde hace miles de años.

Haciendo camino al andar

Escuchar el crujir que provocan mis pasos al avanzar en los caminos a veces arenosos y otras veces rocosos de los diversos senderos, me indica el comienzo de una nueva aventura.

Hace más de cinco años que me inicié por accidente en el senderismo, y desde entonces he aprendido que nunca hay un recorrido igual, aunque se haya andado anteriormente.

La estación del año, la compañía o el estado de ánimo con el que se realice le imprime un sello particular a cada caminata.

Tres símbolos bajacalifornianos juntos

Entre Tecate y Mexicali (la capital de Baja California) existe un lugar donde el viento murmura y donde seres gigantes alguna vez aventaron miles de piedras. Desde entonces forman inmensas montañas con rocas apiladas unas sobre otras y éstas sobre miles más.

Nina Pizá La Rumorosa ofrece muchos miradores, desde uno de ellos se puede apreciar la Sierra de Juárez.

Es La Rumorosa, donde se ha habilitado el sendero más reciente y desde donde se puede apreciar en una misma fotografía tres símbolos cachanillas por excelencia: el Cerro del Centinela, La Laguna Salada y el Antiguo Camino Nacional. Este es un lugar ideal para practicar senderismo en Baja California.

Este circuito de seis kilómetros y de un nivel intermedio de esfuerzo, además de regalar espectaculares vistas de precipicios rocosos y de una parte del Valle de Mexicali, ofrece también un jardín botánico a cielo abierto que invita a ser explorado con todos los sentidos.

Flora y fauna siempre han estado ahí, pero mis ojos no estaban educados para verlos. En primavera la flora forma un arcoíris en el desierto bajacaliforniano:

  • alicoches, con sus brillantes flores rosas que brotan entre espinas,
  • cactáceas rosas que se abren paso caprichosamente entre enormes piedra
  • salvia columbariae conocida también como chía

Caminar por las rutas trasadas no sólo me permite ejercitarme sino conocer la historia de este joven estado. Desde las alturas del Mirador La Ventana, se aprecia una parte del Antiguo Camino Nacional.

Nina Piza En primavera la tierra ha bebido lo suficiente y lo agradece floreciendo. Sendero La Rumorosa.

Esa vieja carretera de tierra que fue construida a partir de 1915 para conectar a Mexicali y Ensenada, dio un aire de modernidad al entonces llamado Distrito Norte, pues hasta antes de su inauguración en 1919, la mejor forma de llegar de Mexicali a Tijuana era vía Estados Unidos ante la falta de vías de comunicación.

Ahora sólo los antiguos residentes del estado reconocen y recuerdan memorias de ese viejo camino sinuoso y angosto que terminaba en Tecate.

Sentada en una piedra de la montaña, me dejo asombrar por la belleza del paisaje y reconozco a lo lejos también, la infinita barda divisoria entre México y Estados Unidos.

Ésta pasa por las faldas del Cerro El Centinela y continúa hasta perderse en la distancia. El Centinela tiene también ya su propio sendero trazado.

Muchos lo han subido a lo largo de los años, otros más han perdido la vida en el intento puesto que representa un desafío que no debe ser subestimado. Su clasificación en senderismo es nivel 3 por su dificultad.

baja californiaSenderismo
autor Nina Piza
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios