Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Tapetes monumentales de Uriangato

Los tapetes monumentales de Uriangato son obras de arte efímero. Su belleza ha cautivado tanto a nacionales y extranjeros, que ya ha trascendido fronteras.

04-10-2018, 9:40:38 AM
mm

Social Media Editor de México Desconocido. Amante de los viajes y la gastronomía mexicana.

Descubre los tapetes monumentales de Uriangato, Guanajuato

Llegué a Uriangato en busca de textiles, pero lo que finalmente me cautivó de esta ciudad al sur de Guanajuato fue la devoción de su gente y sus tapetes monumentales. Aquí cada 6 de octubre, se festeja la Octava Noche, una fiesta de corte religioso que marca el cierre de las celebraciones a su santo patrono, San Miguel Arcángel.

Desde muy temprano, las campanas de la iglesia redoblan severas, entonadas y sin cesar, anunciando la llegada de la gran noche y con ello el comienzo de los preparativos para la procesión, que parte al anochecer. Ese día, la ciudad entera cambia. Las motonetas, que usualmente circulan por doquier, dejan de andar; niños, jóvenes y adultos salen a las calles para adornar el circuito de cinco kilómetros por donde pasará la imagen de “San Miguelito”, como le dicen de cariño.

Cortesía: Asociación La Octava Noche / Uriangato

A lo largo del día, los uriangatenses convierten su urbe en un gran altar, y quienes van de paso son bien recibidos para ayudar a cubrir las calles de aserrín y flores, para dar vida a los tapetes monumentales formados por figuras de todo tipo y tamaño. La imaginación es el límite para estas personas que hacen del arte una forma de devoción.

Los tapetes monumentales, que son realizados por los alfombristas, son simplemente excepcionales, llenos de color y detalles; no me sorprende que el arte efímero de este municipio textilero haya conquistado a otros alfombristas del mundo (este año su talento llegó hasta Bélgica).

Al caer la noche, las campanas vuelven a redoblar para anunciar la misa, que es seguida por una procesión de casi cinco horas con la que la imagen de San Miguel Arcángel, vestido de gala, recorre las calles que fueron adornadas con papel picado, candiles y tapetes monumentales que desaparecen a su paso.

Es en ese momento cuando se hace palpable la fugacidad de esta expresión artística, que para quienes la realizan es una ofrenda, muestra de veneración y fe. San Miguelito vuelve a su iglesia alrededor de las dos de la madrugada. Es entonces cuando los fuegos pirotécnicos comienzan a iluminar el cielo y anuncian el cierre de esta celebración de más de medio siglo de antigüedad, que ha enamorado a todo aquel que es testigo de ella, como yo en aquella ocasión.

Uriangato conquistó Bruselas

La maestría en la elaboración de tapetes monumentales de los alfombristas de Uriangato ha maravillado tanto a locales y a extranjeros, que su arte efímero ha cruzado los océanos. Tuve la oportunidad de seguir hasta Bruselas a los alfombristas de la asociación La Octava Noche, invitados a crear la alfombra de la Grand-Place de la capital belga para el festival Flower Carpet 2018.

Ahí conocí a Roo (Ana Rosa Aguilar), la diseñadora uriangatense de tan extraordinario tapete que midió 75 metros de largo por 24 de ancho y que reflejó, durante cuatro días, las culturas principales de su estado (otomí, purépecha y chupícuaro).

Ella me contó que esta es la primera vez que un diseño latinoamericano se plasma en este sitio Patrimonio Mundial; que es el más desafiante de los tapetes monumentales que se han construido en los casi 50 años que lleva realizándose este evento bienal, el más importante a nivel internacional para los alfombristas, y que, al igual que en Uriangato, en esta ciudad también rinden devoción a San Miguel Arcángel.

¿Quién hubiera imaginado que teníamos tanto en común? La inauguración de la alfombra fue tan majestuosa como la obra misma. Durante algunos minutos, México y Bélgica se hicieron uno; la tierra belga se empapó con el sonido del mariachi, el tronar de los cohetes, el canto de la gente que entonaba el Cielito lindo y la compleja y vasta cultura mexicana plasmada en diseños florales, fugaces pero inolvidables.

Locales, viajeros de todas partes del mundo y mexicanos quedaron extasiados con la cultura de nuestro país. Prometí regresar a Uriangato el 6 de octubre; ahora tengo más motivos. Además de las paletas de cajeta que me contaron se preparan aquí y los tapetes monumentales, me esperan nuevos amigos y un espacio reservado para ayudar a formar, aunque sea un poco, la alfombra para San Miguelito.

¿Ya nos sigues en Instagram? Encuéntranos aquí.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Quintana Roo
Le Chique, lo mejor de la cocina mexicana moderna en la Riviera Maya

Le Chique es uno de los mejores restaurantes de México y muchos son los premios que lo avalan. ¡Deja que su cocina de vanguardia te sorprenda!

Campeche
Calakmul y su Fauna: paraíso natural

Sumérgete en el paraíso natural que Calakmul tiene para ti y descubre el tesoro escondido en su mítica selva

Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte
Oaxaca
Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte

Lánzate a las cálidas playas del Pueblo Mágico de Mazunte donde se llevará a cabo la 13 edición del Festival Internacional de Jazz.

Zacatecas
6 cosas que hacer en Zacatecas al caer la tarde

La tarde se termina y no sabes que hacer en la ciudad de Zacatecas, no te preocupes pues la diversión y el entretenimiento no terminan en este hermoso lugar