PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Arte y Artesanías

Misión de Tilaco: el apogeo del Santo de Asís (1754-1762)

Es en Tilaco en donde el visitante termina su recorrido por las misiones de la Sierra Gorda de Querétaro. Pero no por ser la última resulta menos encantadora...

20-07-2010, 11:07:18 AM
Misión de Tilaco: el apogeo del Santo de Asís (1754-1762)
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

La fachada evangelizadora de la iglesia de esta misión, es alegre, ingenua, llena de vida. Y a ello contribuye el paisaje del verde valle encajonado entre montañas azulosas.

El seráfico santo es quien preside el conjunto, en lo alto del tercer cuerpo, con un pie adelantado fuera de su nicho —o mejor dicho de su palco—, casi queriendo salir a bailar. Tal vez lo incitan a ello los angelotes músicos que lo rodean: dos tocando violín y guitarra y dos cantando, a la par que descorren el telón cortina.

El portón de entrada tiene arco aconchado de medio punto. En el primer cuerpo, dentro de graciosas hornacinas, descansan San Pedro y San Pablo. En el segundo, sirven de base de unas columnas estípites, cuatro simpáticas sirenitas que fungen como cariátides. Las estípites enmarcan dos nichos: en uno reposa una dulce Inmaculada, y en el otro, San José sostiene a Jesús Niño en sus brazos.

El lucernario es romboidal y los cortinajes que descorren unos ángeles, son verdaderamente regios. El alto remate de la portada es una especie de jarrón, con aire oriental.

Tiene Tilaco airosa torre de tres cuerpos, y el atrio luce cruz central de hierro forjado, más capillas posas. Diez años trabajaron aquí Juan Crespí, Ignacio Gastón, Miguel de la Campa, Pascual Sospedra y Antonio Cruzado, entre otros.

Con esta misión, querido paseante, terminas tu recorrido alrededor de los cinco portentos barrocos que engalanaron el siglo XVIII en esas tierras de las otrora Nueva España.