Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Hospital y marcaje satelital para tortugas en la Riviera Maya

En Xcaret, un grupo de veterinarios expertos ha desarrollado un interesante proyecto que busca curar y reintegrar a su medio natural a numerosos individuos lastimados en costas de la Península de Yucatán. ¡Conócelo!

mm

Fotógrafo especializado en deportes de aventura. ¡Ha trabajado para MD desde hace más de 10 años!


Los primeros esfuerzos del estado para la conservación de las tortugas marinas surgieron hace 30 años en el Centro de Investigaciones de Quintana Roo. Al desaparecer éste y tras un breve paso por El Colegio de la Frontera Sur, el Programa de Protección de Tortugas Marinas en el Litoral Central de Quintana Roo fue rescatado por el Parque Xcaret, que lo operó de 1996 a 2002; en este último año, el parque transfirió la operación de los Campamentos Tortugueros a la Fundación Flora, Fauna y Cultura de México, AC (FFCM), conservando sin embargo los programas de marcado por auto-injerto, iniciación, rehabilitación y educación ambiental, que conforman actualmente, junto con el trabajo en campamentos tortugueros, el Programa de Conservación de Tortugas Marinas en la Riviera Maya.

Un plan de vida completo para ellas

En 2010, Xcaret obtuvo la autorización por parte de la Dirección General de Vida Silvestre para operar como Centro de Rescates y Rehabilitaciones de tortugas marinas. Ahí se atienden a todas las que llegan para rehabilitarlas y liberarlas (la mayor cantidad que se pueda). Hasta la fecha se han recibido un total de 216, encontradas en diferentes partes del estado y del país, con todo tipo de padecimientos. La médico veterinario Ana Cecilia Negrete, quien dirige el programa, nos enseñó algunas fotos desgarradoras en donde aparecen tortugas macheteadas, una con una varilla en el cuello, otra que se tragó un anzuelo -y que afortunadamente logró extraérselo. Fue devastador ver cómo el ser humano puede ser tan cruel y salvaje.

Después, Ana Cecilia nos llevó a conocer el área de estanques, ahí conocimos a “Esperanza”, una tortuga que sufrió el ataque en 2007 de un grupo de perros en la Reserva de Sian Ka’an. Perdió sus dos aletas delanteras. Ella no puede regresar al mar y, desde entonces, su hogar es ese estanque en donde la consienten con cuidados especiales y caricias en su caparazón, a lo que ella responde moviéndose contenta, realmente parece gustarle el contacto humano, pues se acerca para recibirlo. La única esperanza de regresar a su hábitat, aunque sea a la laguna de tortugas, es que le adapten un par de prótesis de aletas, pero aún la ciencia está haciendo sus pininos en ese tipo de diseños.

Recolección de nidadas

El proyecto de crianza y liberación consiste en recuperar en la playa de Xcacel los ejemplares de dos nidadas (aproximadamente 100 tortuguitas por cada nido). Al recuperarlas al momento de nacer, los biólogos las dejan caminar hasta el mar para que recuerden la playa donde nacieron y posteriormente son recolectadas y transferidas a las instalaciones de Xcaret, en donde por un lapso de 15 meses viven en estanques; durante este tiempo reciben dietas especiales y los cuidados para que, finalmente, entre los meses de febrero y marzo, puedan ser liberadas. Después de esos 15 meses, las tortugas tienen un tamaño promedio de 30 cm de largo y, por tanto, tendrán mayores probabilidades de sobrevivir al acecho de sus depredadores.

Las liberaciones se llevan a cabo en la playa de Xcaret, cada día durante febrero y marzo. Se invita a los niños (extranjeros, visitantes e invitados de escuelas locales) y se les da una explicación muy completa sobre el ciclo de vida de las tortugas, fomentando así su educación ambiental. Emocionados las acarician y le dan nombre, deseándole suerte antes de soltarlas al mar.

El día que fueron más lejos…

Pero el programa no para ahí. Ese día recibimos una invitación muy especial, tomaríamos una embarcación hacia alta mar para liberar a dos tortugas adultas, casos de recuperación que atendió el hospital de principio a fin. Una de ellas es una caguama que la encontraron varada en Punta Nizuc, víctima del ataque de un tiburón. La trasladaron al hospital donde fue atendida y se logró salvarle parte de una de sus aletas. La otra es una verde que salvaron un grupo de bomberos el año pasado en la playa de Puerto Morelos, después de recibir una llamada anónima. Nos sorprendimos cuando me presentaron al oficial de bomberos, quien fue invitado a participar en esta histórica liberación. Víctor Manuel Torres nos contó personalmente la historia, la cual nos conmovió aún más: “Llegamos a la playa a las 6:00 hrs y un ranchero nos guió a través de 4 km de playa y selva, hasta llegar donde estaba la tortuga de entre 200 y 300 kg, estaba maniatada y lastimada de su caparazón, entonces la desamarramos y la atamos a unas varas para poder cargarla. Entre seis compañeros la sacamos hasta la playa; nos llevó todo el día porque era muy difícil caminar por la selva entre palos y rocas. Una vez cerca de la orilla, la subimos a la lancha y la llevamos a Xcaret. Parece ser que fue arrastrada por tres malas personas y como no les dio tiempo de sacarla en un día, la dejaron amarrada para regresar por ella al día siguiente. Cuando estos cazadores furtivos no las logran sacar, hay veces que las matan y se llevan toda la carne dejando sólo el caparazón. Afortunadamente llegamos a tiempo para salvarla y hoy que ya está recuperada de sus heridas, la liberaremos para que regrese al mar, con su nuevo nombre: “Bomba”.

Para poder lanzar a “Bomba” al mar se necesitaron ocho personas, quienes la subieron a un triplay y la acercaron a la orilla de la embarcación. Mientras, nos tiramos al agua para fotografiar el momento de su caída y tal cual, como una bomba cayó al agua. ¡Por fin estaba de regreso, en su hogar! Fue un momento muy emotivo para todos. Por nuestra parte, ver a través de nuestra cámara submarina como “Bomba” se sumergía y nadaba entre los rayos del sol fue todo un regalo, más aún después de conocer su historia. Así la vimos perderse en el azul profundo, llevando con ella la esperanza de muchas tortugas. Después fue el turno de la caguama y de las demás. Las dos fueron marcadas con un transmisor con el que, vía satélite, seguirán sus movimientos, lo que ayudará a aprender más sobre las zonas en las que se mueven. Esto fue otro logro muy importante para Xcaret y para FFCM, que desde hace dos años se han sumado a  programas de marcado satelital, primero con noaa y luego con Pronatura-Península de Yucatán, con quienes marcaron en 2011 a dos tortugas que anidaron en el Santuario de Xcacel, Quintana Roo. “Xcaci” (tortuga blanca) navegó hacia el norte rodeando la Península de Yucatán, y dejó de transmitir señal en diciembre frente a Ría Celestún; en tanto que “Cahui” (tortuga caguama) navegó hacia el sur, donde ha permanecido varios meses frente a las costas atlánticas de Nicaragua. Esto es un orgullo para los mexicanos que con grandes esfuerzos y recursos sacados de la nada, han dado todo para salvar la vida de estos milenarios seres. Estaremos atentos para conocer más sobre estas historias de vida y de amor a la conservación.

México el país de las tortugas marinas

De las siete especies que existen en el mundo, seis anidan en playas mexicanas y cuatro de ellas en Quintana Roo. En el Océano Pacífico conviven las carey, perica, prieta, golfina y laúd, siendo esta última la más grande de todas, superando 1.5 m y alcanzando 200 kg. En el Golfo de México y en el Mar Caribe habitan la carey, caguama, blanca y lora. Las playas de Quintana Roo figuran entre los principales sitios de anidación a nivel mundial y el primero a nivel nacional de tortugas blancas/verdes (Chelonia mydas) y caguamas (Caretta caretta).

A pesar de la prohibición a la caza y consumo en la región, los locales y pescadores la siguen consumiendo de manera clandestina. Algunos tienen la idea errónea que su carne y huevos son afrodisiacos.

Más sobre el Parque Xcaret

Xcaret está a 45 minutos de Cancún, en la Riviera Maya. En él se puede descubrir lo mejor de las tradiciones, naturaleza y cultura de México y la región, disfrutando de sus atracciones, como sus ríos subterráneos, el primer mariposario de México, el orquideario, un acuario de arrecife de coral y entre otras maravillas, el criadero de fauna regional, el cual recientemente recibió un reconocimiento por parte de Guinnes World Records por haber logrado el mayor número de guacamayas nacidas en una misma instalación durante un año.

Experiencias Xcaret - Reserva

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Hidalgo
13 cosas que hacer en Real del Monte

Estas son algunas de las actividades que no puedes dejar de realizar en tu próxima visita al poblado minero de Real del Monte en Hidalgo.

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.