PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la aventura
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las plataformas petroleras en la Sonda de Campeche

Por: Jos

En la Sonda de Campeche, México tiene más de 100 plataformas marítimas en las que viven permanentemente –rotándose, desde luego-alrededor de 5 mil personas. Conoce más en torno a ellas.

En la Sonda de Campeche, México tiene más de 100 plataformas marítimas en las que viven permanentemente –rotándose, desde luego-alrededor de 5 mil personas; con frecuencia las instalaciones son verdaderos conjuntos modulares de varias plataformas, una principal y otras satélites, unidas por gigantescas tuberías que a la vez que sirven de estructuras para los puentes colgantes forman una notable geometría de ductos y conexiones cuyos vivos colores, en contraste con la gama de azules del mar, producen una especie de diseño surrealista.

La mayor parte de las plataformas marítimas tienen la función de extraer petróleo crudo y gas natural, que invariablemente surgen combinados. En algunos pozos predomina el líquido, pero siempre con algún porcentaje de gas; en otros, la composición es al revés. Esta característica geológica obliga a separar en las instalaciones oceánicas ambos tipos de hidrocarburos, para luego bombearlos hacia tierra firme, pues tienen dos destinos perfectamente diferenciados: el gas se concentra en la planta de rebombeo de Atasta, Campeche, y el crudo en el puerto tabasqueño de Dos Bocas, construido ex profeso.

Estas plataformas de explotación (en las que llegan a vivir en cada una aproximadamente 300 personas) son estructuras metálicas sustentadas en pilotes profundamente incrustados en el lecho marino, de manera que son instalaciones fijas que suelen tener muchos pisos, formando verdaderos y raros edificios. Su parte inferior es un muelle y la superior un helipuerto. Cada plataforma cuenta con toda clase de servicios, desde los técnicos directamente vinculados con la producción y el mantenimiento, hasta los de apoyo y domésticos, como son los excelentes comedores y la panadería.

Las plataformas son autosuficientes en alta medida: obtienen agua potable a través de plantas desaladoras de agua marina (las aguas negras son tratadas); tienen generadores termoeléctricos que funcionan con gas natural; los abastecimientos externos los lleva semanalmente el barco que transporta los alimentos perecederos.

Otro grupo de plataformas son de exploración, las cuales, precisamente por ello, no son plataformas fijas sino móviles, con patas hidráulicas elevables que se apoyan en el fondo del mar, o con pontones que se llenan o vacían de agua por medio de bombeo, con un mecanismo similar al de los submarinos.

Un tercer grupo de plataformas son las de apoyo, tanto técnico -para rebombeo en alta mar u otras necesidades- como administrativo; tal es el caso de un extraordinario hotel flotante, que alberga a cientos de trabajadores que laboran en las plataformas de exploración y que diariamente son movidos por vía marítima, pues no sería costeable construir viviendas en plataformas que pudieran resultar efímeras; en estas instalaciones se cuenta incluso con alberca.

Dentro de este último grupo de estructuras sobresale la "plataforma cerebro" de la Sonda de Campeche, que es la torre de telecomunicaciones, dotada con radios y equipos de radar computarizados para el control del intenso tráfico marítimo. El equipo comprende radares con sintetizadores que dibujan en las pantallas el tipo de la embarcación captada, y una especie de zoom o telefoto para hacer impresionantes acercamientos del barco en cuestión.

La seguridad es un elemento fundamental en la Sonda de Campeche: hay barcos bombas que lanzan cortinas de agua para impedir la transmisión del calor de algunos mecheros hacia las plataformas más cercanas; talesmecheros (que también tienen los pozos terrestres) a los profanos nos parecen un perenne desperdicio de combustible que se quema sin ningún provecho, pero lo cierto es que son elementos básicos de seguridad, pues vienen a hacer las veces de los "pilotos" de cualquier estufa doméstica: en lugar de que se acumulen desechos gaseosos explosivos, se queman de inmediato gracias a ese mecanismo. Las tuberías se limpian periódicamente, ¡por dentro!, haciendo pasar elementos sólidos a presión. Hay un equipo de buzos para reparaciones bajo el mar.

En Ciudad del Carmen opera un moderno helipuerto con capacidad para 40 aparatos de turbina, y más que una instalación de nuestra industria petrolera parece una gran terminal aérea pública, con alegre bullicio y movimiento permanente.

Las estructuras petroleras en la Sonda de Campeche son una contundente prueba del nivel que ha alcanzado la tecnología mexicana en esta materia, la cual incluso se exporta a otros países.

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación