PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la naturaleza
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los templos de Aguascalientes, un recorrido...

En el corazón de la ciudad de Aguascalientes se yergue majestuosa la catedral, dedicada desde el siglo XVI a Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes.

Su portada barroca sirve de umbral para penetrar a un recinto más austero con traza de basílica. En su interior guarda pinturas de los afamados artistas virreinales Miguel Cabrera y José de Alcíbar. En uno de sus costados se encuentra la capilla del Santísimo, recubierta con láminas de plomo traídas de Alemania. En el corazón de la ciudad de Aguascalientes se yergue majestuosa la catedral, dedicada desde el siglo XVI a Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes. Su portada barroca sirve de umbral para penetrar a un recinto más austero con traza de basílica. En su interior guarda pinturas de los afamados artistas virreinales Miguel Cabrera y José de Alcíbar. En uno de sus costados se encuentra la capilla del Santísimo, recubierta con láminas de plomo traídas de Alemania.

Al norte del Centro Histórico los frailes dieguinos terminaron de construir el convento que antes fuera de los carmelitas. La iglesia de San Diego tiene en la sacristía varias obras pictóricas de Juan Correa, Nicolás Rodríguez Juárez y Antonio Torres. La pequeña capilla circular ubicada en la parte posterior del altar mayor sirve como camarín de la virgen.

Contiguo al convento de San Diego está el templo de la Tercera Orden, edificado hacia 1740. Es de gran mérito artístico la obra de Juan Correa, con escenas de la vida de San Francisco, que luce en su interior.

El templo de San Antonio, construido por Refugio Reyes, data de principios del siglo XX. Destaca su hermosa fachada de cantera amarilla y rosa. En el interior tiene un elaborado trabajo de ebanistería, un órgano alemán y bellas imágenes sacras procedentes de Italia. Los aguascalentenses conservan celosamente este templo de San Antonio, uno de sus mayores tesoros locales.

Reconocida obra del barroco mexicano es el templo del Señor del Encino, del siglo XVIII, en donde se venera a un Cristo negro y donde puede admirarse un extraordinario vía crucis pintado por el maestro Andrés López. Aunque su fachada es barroca, el interior muestra una de las primeras manifestaciones del estilo neoclásico.

El templo de Guadalupe, a pesar de haber sufrido numerosas modificaciones, es el segundo en importancia de la capital de Aguascalientes. Tiene una hermosa fachada de cantera labrada y una enorme cúpula recubierta con azulejos de talavera. Destacan en el interior el púlpito de tecali y valiosas pinturas.

Fuente: Tips de Aeroméxico No. 21 Aguascalientes / otoño 2001

ComScore
IASA Comunicación