Suscríbete: Newsletter Revista

Tulum

México Desconocido

México Desconocido

Tulum es una de las ciudades mayas más visitadas y hermosas de México; parte de su encanto radica en que fue construida jutso frente al mar Caribe... ¡Descubre su magnífico paisaje!

Tulum: antiguo puerto maya

Tulum es una de las ciudades mayas más visitadas y hermosas de México; parte de su encanto radica en que fue construida frente al mar, en un acantilado desde donde se aprecian los tonos turquesa del Mar Caribe en todo su esplendor.

Aunque no fue una urbe muy grande, Tulum jugó un papel preponderante en el comercio marítimo y terrestre de la zona entre los siglos XIII y XVI, en el periodo que los arqueólogos han clasificado como Posclásico tardío. Fue precisamente durante este periodo cuando se construyeron sus edificios principales, es decir, los que podemos apreciar actualmente. Tulum también funcionó como observatorio astronómico y sistema defensivo.

A diferencia de otras ciudades mayas, se cree que ésta tenía gran autonomía, es decir, que no dependía ni política ni comercialmente de otras grandes ciudades-estado. Otro dato importante es que Tulum estaba habitada cuando llegaron los españoles en 1518, pero a causa de la conquista, la esclavitud y las enfermedades, pronto quedó abandonada. Entonces, la selva se encargó de enterrarla en el olvido, y tuvo que esperar varios siglos para ser redescubierta.

Se puede visitar Tulum desde Cancún o cualquiera de los destinos de la Riviera Maya, o bien, alojarse allí mismo. El pueblo de Tulum, aledaño a la zona arqueológica, ha crecido considerablemente en los últimos años, por lo que hoy ofrece todos los servicios, además de hoteles de todas las categorías, entre los que destacan los hoteles ecológicos y los hoteles boutique.


Todo lo que necesitas para tu viaje

Aquí te presentamos los principales atractivos de la zona arqueológica. No obstante, recuerda que tu visita a Tulum puede complementarse con actividades acuáticas como esnórquel o buceo, paseos en cenotes y ríos submarinos, o la visita a otras ciudades mayas de la zona, como Cobá.

El Castillo

Este edificio es una de las estructuras más notables de Tulum, por su tamaño y ubicación. Encima tiene un templo, cuya fachada muestra tres accesos ornamentados con deidades, columnas de serpientes y mascarones zoomorfos. En el interior hay restos de algunos frescos, aunque están cerrados al público.

Templo del Dios Descendente

Lo que no debes perder de vista en este recinto es la escultura de la deidad descendiente, labrada sobre la puerta. Ésta representa a un hombre alado que cae sobre la tierra, emulando la puesta de sol.

Templo de los Frescos

Esta construcción de dos pisos está a mano izquierda de la entrada principal. Los frescos del interior representan algunos aspectos de la cosmogonía maya, la imagen del dios de la lluvia y diversas ofrendas dedicadas a los antiguos dioses.

Playa

Cuando hayas terminado de recorrer las estructuras de la zona arqueológica, te recomendamos descender el acantilado hasta el mar por la escalinata acondicionada para ello. No tiene precio sentir la deliciosa transparencia del Mar Caribe en un día de calor. La playa no tiene servicios, por lo que se presta para un rápido chapuzón.

El primer evento del año es un pequeño Carnaval que se realiza varios días antes de la Cuaresma. Después, durante el mes de julio, se lleva a cabo el peculiar Festejo de la Cruz Parlante, que combina elementos paganos y cristianos, y que tiene sus orígenes en el descubrimiento de una cruz de caoba en un cenote del poblado de Chan Santa Cruz poco después de la Guerra de Castas, la más importante sublevación indígena contra criollos y mestizos a mediados del siglo XIX. No obstante, es difícil seguirles la pista a estas celebraciones, pues suelen tener poca difusión al exterior de las comunidades.

Un evento que tiene mayor difusión es el Festival de la Tortuga Marina, que se lleva a cabo desde 2003. En éste participan las comunidades de toda la Riviera Maya y Cancún, y comprende actividades como concurso de papalotes, concurso de esculturas de arena, limpieza de playas, talleres ecológicos y liberación de tortuguitas en la playa de Xcacel, ubicada 16 kilómetros al norte de Tulum.

La comida quintanarroense es muy similar a la yucateca, por lo que comparten muchos guisados, como el poc-chuc, los panuchos de pavo, la cochinita pibil, los salbutes y el mucbilpollo. Aunque las recetas varían ligeramente de lugar en lugar, prácticamente se trata de los mismos platillos.

Sin embargo, en lo que sí llevan ventaja los quintanarroense es en la preparación de platillos con pescados y mariscos, como el pescado tikin-xic (aderezado con achiote), los camarones al mojo de ajo y los ceviches. Siempre pregunta por la pesca del día; casi sin excepción te ofrecerán un filete de barracuda, de pez espada o de dorado y te lo prepararán a tu gusto.

Si quieres acompañar tu platillo con una bebida realmente típica de la zona, pide un balché (jugo fermentado de la corteza del árbol del mismo nombre).

La abundancia de turismo norteamericano y europeo ha traído consigo una oferta gastronómica internacional, desde pizzerías y changarros de hamburguesas hasta elegantes restaurantes franceses.

Conoce más sobre este destino

Comparte tu experiencia

Sigue explorando