Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Actualidad

Bob Schalkwijk, conoce al fotógrafo holandés más mexicano

Las más de 500 mil fotografías que Bob Schalkwijk ha tomado desde 1963, son memoria invaluable de un México que se ha ido transformando.

23-08-2019, 4:47:48 PM
Bob Schalkwijk, conoce al fotógrafo holandés más mexicano
mm

Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.

Bob Schalkwijk empezó su carrera profesional tomando fotografías para los catálogos del Aurrerá, pero en 1963 le pareció una mejor idea emprender largos viajes por nuestro país a fin de tomar imágenes que captaran la esencia de México.

Tan buenos resultados tuvo su labor que el Instituto Nacional de Antropología e Historia decidió otorgarle la Medalla al Mérito Fotográfico 2019.

La presea le fue entregada durante el vigésimo Encuentro Nacional de Fototecas que se realizó en el estado de Hidalgo, ahí Schalkwijk recordó que aunque cuenta con un archivo de 500 mil fotos tomadas a lo largo de 60 años, sigue en activo y proyecta publicar en breve un libro que recoge su trabajo en el Valle del Mezquital.

El archivo de Schalkwijk es memoria de México

Mientras esto ocurre cualquiera que se interese a partir de ahora en el trabajo de este holandés radicado en México desde 1958, puede apreciar parte de su trabajo en libros como Mexico City, Tarahumara, Hechizo de Oaxaca o Paisajes de Agua, además del archivo de nuestra revista México Desconocido en la cual colaboró con asiduidad.

Basta ver sus imágenes para darse cuenta de que, aunque uno haya pasado por escenarios similares a los que él retrató, a pocos se nos hubiera ocurrido dispararles con una cámara para congelar ese momento en la memoria propia y la del país.

Por ejemplo, su archivo cuenta con fotos de varias fachadas de panaderías populares en las que fueron pintadas calaveras sonrientes y otras a bordo de bicicletas apresuradas a repartir pan de muerto.

Destaca también la imagen de mujeres de Mitla, Oaxaca, que pasean por la feria y observan con mucha atención el movimiento de un juego mecánico de sillas voladoras.

Sus fotografías sobre la vida de los rarámuris

Pero en su archivo también están aquellas fotografías que persiguió con mucho tiempo de preparación, como las que tomó en sus 14 incursiones a la Sierra Tarahumara, logrando captar a los rarámuris en toda su cotidianidad, dificultades y belleza. 

Con toda esta realidad mexicana en sus negativos y en su mente, el holandés fue experimentando un intenso sentido de apropiación. Prueba de ello es que durante una entrevista concedida a la editora de México Desconocido, Prun Santos, Bob Schalkwijk comentó: “después de un tiempo sentí que México era mi país, y ser fotógrafo mi oficio”. 

No se sabe en qué punto Schalkwijk se ganó la definición de “el holandés más mexicano”, pero de que se merece el mote se lo merece. 

La Medalla al Mérito Fotográfico 2019 también se la dieron a Maya Goded y a la fotoperiodista alemana radicada en México, Christa Cowrie.

Diego Prieto Hernández, director general del INAH, comentó que así como ocurre con las piezas arqueológicas o arquitectónicas, las fotografías también son un patrimonio en sí mismo. Y tras ver la obra de Bob, y de otros fotógrafos y fotógrafas como él,  la aseveración no puede ser desmentida.

Te recomendamos:

Brenda Islas, una promesa de la fotografía mexicana

Jumiles, insectos comestibles de Taxco que se cree viene del inframundo

5 tips para fotografía de viaje