Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía Cultura y artesanías

Callejonear en San Miguel de Allende

Camina por los callejones de San Miguel de Allende y sorpréndete con sus galerías, restaurantes y sitios para tomar una copa.

San Miguel de Allende lo tiene todo para atrapar a los viajeros más conspicuos y avezados, la ciudad es deliciosa para “perderse” libremente y callejonear despacio para ir descubriendo uno a uno: callejones y callejuelas centenarias, portones y ventanales que asoman detrás de gruesos herrajes forjados, fachadas de recios sillares de tonalidades ocres y portales floridos, pequeñas plazoletas entrañables y perennes, longevas fuentes a la sombra, calles empedradas de tiempos de las carretas y de gestas históricas; y por supuesto, la espléndida Parroquia de San Miguel Arcángel en el jardín principal y todas las joyas coloniales que este espléndido rincón guanajuatense regala.

Desde el Jardín Allende, ya sea por el Portal de Allende o por el de Guadalupe se llega a las calles de Correo o San Francisco, a partir de aquí, es desde donde uno se puede perder “descuidadamente”, si se va por Corregidora, San Antonio, Juárez, Jesús, Murillo, Quebrada, o por la calle que sea, poco importa, en todos los casos se van descubriendo siempre fachadas y recovecos encantadores, y detrás de los viejos y gruesos sillares tienen vida decenas de iniciativas comerciales siempre propositivas y de vanguardia que dan vida a la ciudad: galerías de arte, talleres artísticos, tiendas de artesanías, boutiques de productos gourmet, restaurantes de autor, cafeterías, cantinas de diseño con mucha “onda”, y tiendas de antigüedades y muebles de ocasión. Cientos de locales atractivos coexisten aquí creando un ambiente muy estiloso y refinado, pero también gentil e informal, festivo y alegre, pluricultural y diverso.

Descubrir San Miguel paso a paso

A unos pasos del jardín principal, es imperdible la icónica Casa Cohen con sus más de 200 años de historia, hoy, el edificio, acoge el Doce 18 Concept House, un concepto muy contemporáneo que abraza galerías de arte, moda, boutiques de diseñadores mexicanos, tiendas de diseño, gastronomía gourmet, y un íntimo y elegante hotel boutique en la planta alta.

En algún momento, detrás de cualquier arboleda, aparece el fabuloso Templo de San Francisco son su bella fachada barroca y su íntima plaza de paseantes furtivos; y un poco más allá, se yergue el bello Templo de la Tercera Orden que los franciscanos erigieron en el siglo XVII, su blanca y austera fachada y su vieja espadaña que funge como campanario es inconfundible; asimismo, a la vuelta de alguna esquina, entra en escena la Parroquia de San Miguel Arcángel, su portentosa y original fachada no pasa en absoluto inadvertida, la obra del maestro cantero Don Zeferino Gutiérrez sigue vigente y hoy es todo un símbolo de la ciudad. En 1890, por petición del obispo, zeferino entregó a la ciudad esta obra que se alza donde estuvo originalmente la primera parroquia de San Miguel en el siglo XVI.

Sobre el Andador Lucas Balderas, se encuentra el Mercado de Artesanías que es el lugar perfecto para quien busca los espléndidos trabajos hechos por las mágicas manos guanajuatenses: los tallados de cantera, los trabajos en lana, el latón, la orfebrería, el papel maché, las lacas, el vidrio soplado, y el tallado de madera, entre otros, son un buen pretexto para escudriñar el mercado despacio y con la idea de no irse con las manos vacías.

Para tomar un descanso y ver pasar a la gente, nada mejor que un cafecito a media mañana, en la Casa del Diezmo que está en la calle de Jesús 36, aquí se puede saborear un buen café en su bella terraza que se ubica en lo que fuera el patio interior de la hermosa casona, si la cosa va más en serio y prefieres comer, este lugar ofrece una soberbia cocina yucateca: los huevos motuleños, la sopa de calabaza a la yucateca, los papadzules, el queso relleno y el poc chuc de puerco son simplemente inolvidables. También en la calle de Jesús pero en el número 11, el Café de la Parroquia es ya toda una tradición en San Miguel, su patio es muy agradable y es el lugar perfecto para, por ejemplo leer en un cómodo sillón mientras se disfruta un exquisito café humeante o un buen chocolate caliente, y por cierto, los jugos verdes son toda una especialidad de la Casa del Diezmo.  

También te puede interesar leer ¿Por qué San Miguel de Allende es el favorito de los viajeros?

Por la tarde, cuando el sol está más cerca del horizonte y el cielo es más azul, es el momento de darse el tiempo para acercarse a las galerías de arte que están un poco “salpicadas” por todo el centro de San Miguel; en la calle de Jesús 19 la galería de B´Nai Or  es de las mejores de la ciudad, representa a artistas de la talla de: Van Der Berg, Ana Lilia Zepeda, Angélica Castaneda, y Armando Martínez entre otros. En la calle de Jesús 20, la Galería UMO es un muy buen lugar para apreciar la orfebrería local con piedras preciosas de la región. En la Ex Fábrica La Aurora, que es una antigua fábrica de hilados del siglo XIX, ubicada un poco a las afueras del primer cuadro, exactamente en la calzada la Aurora, hoy se encuentra un espectacular centro de arte y diseño.  El edificio fue remodelado y acondicionado hace solo algunos años para albergar talleres y estudios de artistas plásticos y diseñadores de alta escuela, pasearse por entre las pinturas, esculturas y antigüedades del lugar para después tomar un café o comer en alguno de sus espacios gastronómicos es una delicia, el Geek & Cofffee o el Food Factory son una magnífica opción para que la estancia sea inolvidable.   

Asimismo, en la calle de San Antonio número 51, es imperdible la tienda gourmet Luna de Queso, llevarte algunos quesos artesanales a casa es una magnífica opción y degustar un bocadillo en la terraza del lugar tampoco tiene desperdicio.

Al final del día, las calles del centro ofrecen maravillosas opciones para las cenas y los convivios nocturnos. El restaurante Pescaü, en la calle de Jesús número 21, es lo de hoy, sus cocteles “Tongolele”, las tostadas de atún, el pulpo al ajillo, la paella y la pasta con mariscos son soberbios. Si prefieres la comida mexicana, en la calle de Corregidora número 6, el restaurante El Pegaso es una delicia, los chiles en nogada, los chilaquiles, los tacos de lengua y las carnitas son espectaculares.

Con el estómago lleno y el corazón contento, las calles de San Miguel invitan a “hacer la noche”, y para eso nada mejor que las cantinas de “toda la vida”, es decir, todo puede empezar por ejemplo en la Cantina el Manantial que está aquí desde 1920 en la calle de La Barranca 78, su mezcal Alipus y sus botanas del día son ya toda una tradición. La Cantina El Tinieblo en la calle de Correo 17 también tiene mucho que decir, y la Cantina la 21única es del mismo modo todo un clásico en San Miguel. 

En fin, perderse en los callejones de San Miguel es toda una experiencia, hay lugares para todos los gustos y sobre todo el paseo es magnífico, todas las calles tienen sus historias y su personalidad, no hay ninguna que se parezca, pero eso sí, todas son sutilmente hermosas e invitan a conocer todos sus recovecos de antaño, aquellos que hoy son una suave caricia para quien disfruta de la elegancia del México Colonial  y de las buenas costumbres que afortunadamente nunca se pierden.

¿Buscas otras Escapadas en Guanajuato? Te compartimos estas opciones.

¿Como llegar a San Miguel de Allende?

Para ir desde la Ciudad de México hasta San Miguel de Allende, conviene tomar primero la autopista federal 57 que va hacia Querétaro, una vez allí, hay que continuar sobre esta misma autopista como quien va a San Luis Potosí, y poco menos de 40 kilómetros después de haber pasado Querétaro se encuentra la carretera 111 que es la que en menos de treinta kilómetros te deja en San Miguel de Allende.   

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Atardecer en Los Cabos
México
Los Cabos, uno de los mejores destinos del mundo para viajar

En 2018 Los Cabos es uno de los mejores destinos del mundo. Por sus atardeceres, por la visita de las ballenas cada invierno, la propuesta gastronómica, las galerías de arte y playas pequeñas con oleajes aptos para el kitesurf o para nadar como en alberca.

Bandera de México.
México
Significado de los colores de la bandera de México

El significado de los colores de la Bandera de México se ha ido modificando. En 1821, el rojo aludía a la unión entre mexicanos, el verde a la Independencia y el blanco a la religión mientras que ahora el blanco significa la unidad, el verde la esperanza y el rojo la sangre de los héroes nacionales.

Isla de San José, cerca de El Pardito, en Baja California Sur
Baja California Sur
El Pardito, la isla donde los pescadores protegen la vida

Un pueblo de pescadores ha creado refugios pesqueros para bajar el impacto en un ecosistema único y extraordinario. Su vida gira en torno al mar, a la vida que hay en él. ¿Conoces El Pardito en Baja California Sur? Puedes acampar y convivir codo a codo con auténticos pescadores que se ocupan por mantener sano su entorno.

Yucatán
5 cenotes rituales mayas para descubrir

Para los mayas los cenotes fueron el principal abastecimiento de agua en medio de la selva y la razón para desarrollar ciudades y asentamientos, además de escenarios sagrados para rituales de vida, muerte, renacimiento y fertilidad. Si aún no los conoces, ya tienes una razón más para viajar y descubrirlos.