Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Fiestas y eventos Cultura y artesanías

Carnaval del Huehue, jolgorio en Tetela de Ocampo

Visitar la heroica de Tetela de Ocampo durante su carnaval es una buena opción no solo para conocer su historia y tradiciones, también para descubrir sus cascadas y grutas
o hacer senderismo en medio de los hermosos paisajes que brinda su bosque de niebla.

26-02-2017, 9:00:26 PM

Marte G. Bonilla

Vivir el remate del carnaval en Tetela de Ocampo resulta una experiencia sorprendente en la que se descubre el patrimonio cultural de la Sierra Norte de Puebla, cuyos protagonistas son los huehues.
 
Unos días antes de que comience la Cuaresma, con sus máscaras de oyocahuite, los huehues aparecen entre los cerros para festejar el carnaval. En el marco de esta celebración, se realiza el Festival del Huehue. Las cuadrillas, provenientes de distintas poblaciones del municipio, bajan de los montes para reunirse en el zócalo de Tetela y concursar en una exhibición de la danza tradicional serrana.
 

 
Sin embargo, es un día antes del Miércoles de Ceniza cuando los huehues llevan a cabo en sus localidades el remate del carnaval. De 15 a 30 minutos del centro se encuentran comunidades como Benito Juárez, El Puerto y Altamira, donde se puede convivir con los locales en esta fiesta que inicia con un baile tradicional. Acompañados por un violinista y un guitarrista, los huehues bailan de casa en casa como lo hacen desde hace más de 200 años.

Se cree que esta danza tiene su origen en la época colonial cuando los indígenas hacían mofa de las celebraciones que los españoles realizaban. La máscara de un hombre con cutis rosado y ojos claros, una capa bordada llamada quepina, una gorra con listones de colores y un chirrión componen la vestimenta de esta danza en la que también baila un diablo, una reina y una maringuilla (personificación del pecado).
 
Dispersas entre las montañas, las cuadrillas de huehues compiten entre sí lanzando cientos de cohetones y tronando el lazo del chirrión que azotan en el suelo, levantando nubes de polvo y pasto. Mientras, un abanderado a caballo va y viene a lo largo de la vereda, en una escena que trasporta a la famosa batalla que se libró en esta región contra el ejército francés en 1862. En medio de una ruidosa algarabía, la danza ganadora será aquella que haya tronado el mayor número de cohetes.
 

 
Una vez terminado el juego a la guerra, los danzantes se reúnen en una fiesta donde se sirve comida, bebida y se hace la horca del gallo. El festejo termina con la entrega de la herencia que hace el integrante más viejo a los demás huehues en los que puede haber danzantes con apenas ocho años; una representación donde se escuchan versos en el lenguaje al contrario, una forma muy particular de hablar que solo conocen los huehues de Tetela de Ocampo.
 

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Ciudad de México
La espeluznante historia de la Isla de las Muñecas en Xochimilco

Xochimilco, lugar pintado de colores por sus flores y trajineras, esconde entre sus canales una chinampa de terror, la Isla de las Muñecas.

México
Madero, el presidente que hablaba con los espíritus

Francisco I. Madero veía en el espiritismo la forma de encontrar respuestas y encontrar orientación para salvar a México

México
6 artículos de playa que querrás tener

Estos artículos de playa harán que a tus vacaciones no les falte nada. Disfruta al máximo tus días descanso; la diversión no está peleada con la comodidad.

México
La lucha libre es nombrada Patrimonio y estas son las razones

Te contamos las razones por las que la lucha libre, un deporte nacional tan emblemático, obtuvo el título de Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.