Buscador
Ver revista digital
Historia

Teporocho, el origen de esta palabra que sólo usamos en México

© Depositphoto

¿Que los mexicanos ahogamos nuestras penas en alcohol? Te contamos sobre el origen de la palabra teporocho.

Se dice que el mexicano ahoga sus penas en alcohol. ¿Será? Aquí revisaremos el posible origen del mexicanismo de teporocho.

Lee: ¿Cuál es el origen de Firulais y por qué se les dice así a los perritos?

teporocho
Depositphotos

Teporocho

Al realizar la investigación sobre este día tan particular recordamos uno de los mexicanismos más comunes para referirse a la persona ebria que ha perdido el sentido y que anda por las calles como si fuera indigente: el teporocho.

Sin tener una fuente documental que avale el origen de este mexicanismo, se cree que “teporocho” nació de una costumbre de principios del siglo XX: beber infusiones de hojas de naranjo o canela con alcohol en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Como bien se sabe, la costumbre para quien se pasó de copas a la mañana siguiente para evitar la cruda es beber un poco más de alcohol.

Durante principios del siglo XX en los barrios, entonces con un ritmo más parecido al de un pueblo que al de la ciudad, se ponían puestos callejeros en los que se vendían estas infusiones por ocho centavos, de ahí que se dijera: “me da un té por ocho”. La fuerza de la repetición fue acortándose y ¿quién más que alguien alcoholizado bebería temprano más alcohol? Sólo los borrachos, seguramente.

Al identificarlos como teporochos, ya se sabía que andaban bajo influjos de alcohol. No había que hacer mucho para saber que estaban pasados de copa: desaliñados, con aliento alcohólicos, desorientados e, incluso, algunos tirados en las calles.

chin-chin el teporocho
Novela

Chin-chin el teporocho

En 1971 el escritor Armando Ramírez publicó su primera novela, la cual retrataba el barrio de Tepito y la juventud de su protagonista, que se abría paso en una jungla de asfalto y veía en la imagen de un teporocho, la alegoría de en lo que él mismo se convertiría. Con dicha novela, Ramírez se sumó a una nueva ola de escritores que mostraban crudas realidades de una manera muy desparpajada. Poco rigor académico y mucho sentimiento encierra esta novela, en la que describe al teporocho de la siguiente manera:

“Teporocho: de barba rala, de frente brillante de mugre, de manos hinchadas y uñas crecidas, con mugre en las comisuras, al caminar rengueaba de la pierna derecha, su ropa raída y pesada por la mugre que se ha ido acumulando a través de los meses de intensas borracheras diarias y noches de vigilia producto de esa sed espantosa…”.

Chin-Chin el teporocho, Armando Ramírez

Sobre el origen del mexicanismo, el propio Ramírez cuenta en su novela:

“que en la madrugada al despuntar los primeros rayos de sol, por entre los gigantes de acero, concreto y vidrio o hacían levantarse del frío suelo de la banqueta del callejón, en donde se acostaba a la intemperie para ir en busca de la señora enrebozada que expandía en su vivienda café negro y hojas de naranjo con su chorizo de alcohol de noventa y seis grados”

Chin-Chin el teporocho, Armando Ramírez

En todo caso, más allá de la diversión es importante recomendar no excederse en el consumo de alcohol, aunque sea el Día del Borracho.

hombre en la calle
Rafael Ben-Ari/Chameleons Eye

Señales de que la bebida ya es un problema

Si bien el alcoholismo es una enfermedad y como tal requiere de un especialista que realice un diagnóstico y expida el tratamiento, no está de más que registres cuando el alcohol está representando un peligro para tu salud. Te dejamos algunos indicadores de que necesitas pedir ayuda, recomendados por la Clínica Mayo:

  • Incapacidad para limitar la cantidad de alcohol que consumes
  • Deseo o intentos fallidos de reducir la cantidad de alcohol que consumes
  • Pérdida de mucho tiempo bebiendo u obteniendo el alcohol, o recuperándote de su consumo
  • Deseo fuerte o necesidad de beber alcohol
  • Incumplimiento de obligaciones importantes en el trabajo, la escuela o el hogar debido al consumo reiterado de alcohol
  • Consumo continuo de alcohol incluso cuando sabes que esto causa problemas físicos, sociales o interpersonales
  • Abandono o reducción de actividades sociales o laborales y pasatiempos
  • Consumo de alcohol en situaciones donde no es seguro, como al conducir o nadar
  • Desarrollo de tolerancia al alcohol, de manera que necesitas más cantidad para sentir su efecto o tienes un efecto reducido por la misma cantidad
  • Presencia de síntomas de abstinencia, como náuseas, sudoración y temblores, cuando no bebes, o beber para evitar estos síntomas
  • Cuando tu personalidad se transforma: eres tímido y sólo bebiendo te vuelves sociable; eres tranquilo sobrio, pero al beber te vuelves agresivo

autor Editora en jefe del sitio México Desconocido. Quiero contagiar mi pasión por México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios