Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Hoteles

Dos rincones para hospedarte como si fueras rarámuri

¿Imaginas cómo era dormir en cuevas? El sistema de barrancas en Chihuahua es uno de los más impresionantes del mundo. Aquí te contamos de dos destinos chihuahuenses donde además de dormir podrás refrescarte en un balneario y ver singulares zonas arqueológicas.

02-05-2018, 5:38:06 PM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Nonoava: la capadocia chihuahuense

En este municipio, entre la serranía, se acomodan más de 300 cuevas. Algunas de ellas fueron habitadas por tarahumaras; de hecho, esta zona era parte de una ruta que ellos recorrían desde el norte del estado en dirección a Hidalgo del Parral, la cual les obligaba a pasar, naturalmente, por Valle del Rosario y por Nonoava.

El paisaje, hecho de rocas de diversos tamaños, representa un gran reto para los amantes de excursiones. Hace tiempo arrancó Risochi Nonoava (en tarahumara “lugar de cuevas”), un centro turístico que ofrece una experiencia auténtica: dormir y comer en cuevas.

Duerme en una cueva con jacuzziCortesía del hotel Nonoava

Están en funcionamiento ocho habitaciones, dos acondicionadas con jacuzzi. La naturaleza regala temperaturas cálidas durante el invierno y frescas en verano.

Los atractivos van desde 1,400 metros de tirolesas a diferentes alturas, senderos para recorrer cañones, puentes de cuerda, renta de caballos y bicicletas. Además, en la cueva Coscomate, se acondicionó un salón para eventos y un restaurante donde sirven platillos tradicionales.

Estas piedras dieron refugio a Francisco Villa durante más de un mes, cuando resultó herido en una batalla de la Revolución. Cuenta Homero Carmona, el gerente del centro, que el “Centauro del Norte” recibió atención médica aquí, por lo que se conoce como la “Cueva de Pancho Villa”.

El centro está abierto todo el año. Es necesario reservar con dos semanas de anticipación. Para llegar se requiere contar con automóvil o bien arreglar directamente la transportación desde la ciudad de Chihuahua para grupos de más de diez personas (Rosi Carmona C. 045614 177 7976).

Cómo llegar

Desde la ciudad de Chihuahua son 200 km; se toma la carretera federal 16, se da vuelta a la izq. en el entronque El Mirador y a la altura de San Francisco de Borja se toma la desviación a Nonoava. De la cabecera del municipio son 6 km.

Lo que guarda el acantilado: Barranca de Huápoca

Al poniente de Madera, un camino depara varias pequeñas maravillas. La primera es la zona arqueológica Huápoca o Conjunto Mogollón, que consta de varias construcciones en una serie de cuevas que dan a las profundidades de la barranca de Huápoca.

Conforme el camino avanza, desciende sobre las laderas de dicha barranca y de 2,100 metros sobre el nivel del mar en Madera, se llega al río Huápoca que ahí corre a 1,360 metros sobre el nivel del mar.

Balneario HuápocaCortesía Sectur Chihuahua

Antes del río, un ramal del camino conduce al Balneario Huápoca, situado a unos 600 metros al sur. Aquí, una serie de albercas sobre la orilla del río represan las deliciosas aguas termales que nacen ahí. Un puente colgante permite el cruce sobre el río.

Y a 4 km de ahí se encuentra la encantadora zona arqueológica de Cueva Grande, que en efecto es una caverna con una boca enorme (de unos 15 metros de altura). En su interior alberga varias construcciones de la cultura paquimé, con sus gruesos muros de arcilla prensada y sus clásicas puertas en forma de “T”.

Conjunto Mogollón, singular zona arqueológica chihuahuense

En temporada de lluvias, una cascada cae frente a la boca de la cueva, tapándola parcialmente y convirtiendo al lugar en una especie de escenario de cuento fantástico. Ambas zonas arqueológicas abren de lunes a domingo de 9 a 17 horas y el acceso es gratuito.

Cómo llegar

Esta ruta sigue un camino en su mayor parte de terracería. Desde Madera son 27 km hasta el Conjunto Mogollón; 8 km después está el río y el balneario
de Huápoca; la Cueva Grande está 4 km al otro lado del río.

Quizá te interese leer la crónica de Gabriela Guerra durante su participación en la Ultramaratón Caballo Blanco.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Campeche
Calakmul y su Fauna: paraíso natural

Sumérgete en el paraíso natural que Calakmul tiene para ti y descubre el tesoro escondido en su mítica selva

Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte
Oaxaca
Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte

Lánzate a las cálidas playas del Pueblo Mágico de Mazunte donde se llevará a cabo la 13 edición del Festival Internacional de Jazz.

Zacatecas
6 cosas que hacer en Zacatecas al caer la tarde

La tarde se termina y no sabes que hacer en la ciudad de Zacatecas, no te preocupes pues la diversión y el entretenimiento no terminan en este hermoso lugar

Nuevo León
Niño Fidencio, el curandero más misterioso de México

Conoce la historia del Niño Fidencio, un curandero famoso por conceder milagros a cientas de personas. Cada 17 de octubre miles de peregrinos que viajan hasta Espinazo, Nuevo León, para rezarle y pedirle que cure sus enfermedades.