Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Pueblear

El templo abandonado de Cristo Rey en Chihuahua

Te damos santo y seña de dos pueblos fantasma a un paso de Chihuahua capital.

03-09-2019, 10:10:05 AM
El templo abandonado de Cristo Rey en Chihuahua
Gabriel Isaac Lago Centeno

Parece mentira creer que apenas nos alejamos una hora de la capital de Chihuahua y hallamos un enclave minero prácticamente abandonado; un lugar que nos remonta al México Revolucionario junto con esta industria que alguna vez fue el sustento de toda la zona.

Estamos hablando de dos pueblos que colindan al noroeste de Chihuahua capital, donde su mínima población les dan ese toque místico para aquellos que nos encanta explorar las ciudades fantasmas. Estamos hablando de Santa Eulalia y Santo Domingo.

En lo más alto de uno de estos fascinantes pueblos se encuentra un templo que alguna vez albergó a ciudadanos que vivían acaudaladamente debido a la industria minera, la cual sufrió un declive y finalmente dejó una majestuosa soledad, digna de exploradores urbanos.

La Magia de Santa Eulalia

Solo hace falta recorrer las calles empedradas de este fascinante pueblo para interesarse de las historias que lograron que este lugar fuera de los más prósperos del norte del país.

Asimismo, su abandono inquieta a cualquiera y nos recuerda de los minerales preciosos que alguna vez estuvieron enterrados en lo más profundo de la sierra.

Su misticismo no solo nos envuelve a través de las calles, también lo hacen las leyendas de tesoros escondidos y se respira la nostalgia del pasado.

La leyenda de la Mina sin nombre

En los cerros que abrazan las edificaciones en soledad, existe, aseguran, una rica veta de oro. O por lo menos así dice la leyenda. Fue Diego del Castillo, un clérigo e historiador español, quien supuestamente halló dicha mina en el año de 1652, la cual denominó “Nuestra Señora de la Soledad”. 

Gracias a esta leyenda, este lugar se convirtió en uno de los enclaves más importantes del norte de nuestro país, junto con Santo Domingo, aunque hoy, ambos se encuentran casi despoblados y con una industria minera mínima.

Santo Domingo y su imponente silencio

Si te gusta ese silencio que solo conocen aquellos exploradores de pueblos fantasmas, este es uno de los lugares que tampoco puedes dejar de visitar por tu paso por Chihuahua.

Santo Domingo es una localidad que cuenta con menos de 400 habitantes, mitad hombres y mitad mujeres aproximadamente; para comenzar a explorarlo, es buena idea subir al Mirador, ubicado en las antenas de telecomunicación, donde verás los tiros de minas existentes.

El templo abandonado de Santo Domingo

En otro de los puntos más altos de este hermoso pueblo, aparece el Templo de Santo Domingo; para llegar, hay que subir una escalera de cemento, con 150 escalones; tiene claros rasgos de la Orden Franciscana, mismos que llegaron a colonizar desde la segunda mitad de siglo XVI en este estado, además de Durango y Sonora.

El templo, también llamado Cristo Rey, fue construido por una empresa minera llamada Minieng Company, sin embargo, hoy se encuentra abandonado, junto con una escuela que está justo a espaldas de este centro religioso.

Por si fuera poco, este lugar también cuenta con sus leyendas de terror. Dicen los pobladores que a cierta hora de la madrugada se logra divisar un monje en la entrada del templo, invitando a entrar a quienes por ahí pasan y a aquellos que supuestamente han pecado gravemente.

Por otro lado, la escuela data de 1918 y parte del viejo templo de Santo Domingo, pero hace pocos meses un incendio deterioró aún más ambas instalaciones, las cuales quedaron casi en ruinas; a pesar de esto, puedes conocerlas y seguramente quedarás fascinado por los detalles que aun sobreviven.

https://www.instagram.com/ilagocenteno/?hl=es-la