Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Gary Linden, una leyenda que fabrica tablas de surf de agave

Gary Linden creó dos tablas de surf a partir de agave para presentarlas en el Surf Open 2017 en Acapulco.

Foto:
Ana Elena Pola Santamaría

Ana Elena Pola Santamaría

Gary Linden es una leyenda del surf. Empezó en ello a los 7 años de edad, gracias al asma y a su padre, que lo llevó a vivir a la playa. Le enseñó a entender las corrientes del mar y a nadar en él. A los 12, compró su primera tabla y no volvió a parar. Hoy tiene 60 años surfeando el mar.
 
Ha participado en diferentes competencias, sin embargo, en su generación de surfers no había competencias importantes o en las cantidades que hoy hay, y
mucho menos era un deporte profesional. Esa posibilidad se dio hasta la generación que le precedió. Es importante recordar que el surf será considerado
como deporte olímpico hasta los juegos de Tokio 2020.
 

 
Para seguir activo en el mundo del surf y también, “empujarlo” hacia algo más serio, se inició haciendo las tablas que se utilizan. La conocida marca Linden Surf boards (www.lindensurfboards.com) es suya y comenzó haciéndolas de madera. Y aunque tiene 50 años realizándolas, llevaba tiempo con el proyecto de producirlas 100% de agave. Para la competencia Surf Open 2017, que tiene lugar en el puerto de Acapulco, del 14 al 16 de julio, y de la cual ha sido director y ahora, embajador, concretó su plan junto con la marca de tequila Cuervo y trajo dos tablas de agave que se muestran en una exposición. 
 
Una tabla de agave o madera lleva alrededor de 40 horas de trabajo, una de poliuretano (el material actual, común con el que se producen), 8 horas. Para olas mayores, es mejor la tabla de surf de madera, es más estable; para oleajes de tamaño menor es preferible la de poliuretano, por ser más ligero y por lo tanto, mucho más manejable.
 

 
Según Gary, en el mundo, las playas de Puerto Escondido, Isla de Todos los Santos, Hawai, África, Chile y Perú suceden las olas más grandes. Para quien no lo sabe, una ola es considerada grande a partir de los 30 pies de altura. El récord de Gary es haber “enfrentado” una de 50 pies, uno de sus sueños cumplidos, asegura.
 
En su familia, su nieto, de casi dos años, es quien seguirá sus pasos, él le está enseñando lo que su padre hace 60 años. Gary Linden habla español y lo perfeccionó por interés, por un viaje al Salvador y por haber dirigido una fábrica de poliuretano donde sólo trabajaban hispanoparlantes. Pero, por encima de todo esto, afirma que disfruta y quiere enormemente la cultura latina: “en México, megusta mucho que la familia no es sólo de sangre y por eso, yo aquí tengo una familia muy amplia”. Gary vive en Ensenada, Baja California y tiene un objetivo personal: “diario, al menos, surfear tres olas”. Considera que, como cualquier deporte, el surf sólo enriquece. Y sí: a sus 67 años, en tabla de agave o poliuretano, adentro o fuera del agua, amigablemente sonríe y se le nota su riqueza: surfear lo mantiene sano, limpio, contento, vivo.
 

 
Tips básicos para empezar a surfear según Gary Linden

  • Tomar lecciones con profesores especializados
  • Entender el mar y sus corrientes para usarlo a tu favor
  • No tener miedo al agua
  • Saber flotar
  • Es mejor surfear con compañero por la ayuda que se pueda requerir
  • Se puede empezar a surfear, sólo es necesario tener fuerza en las piernas

Los editores recomiendan: La costa de Colima. Santuario de aves y paraíso del surf

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos