Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Pueblear

Historias con encanto de Pueblos Mágicos entrañables

Conoce cuatro encantadores Pueblos Mágicos a través de las historias que nos relatan nuestros viajeros expertos.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Hay una suerte de encantamiento que producen las viejas casonas, los bosques que rodean los pueblos y el bambú que nace de su tierra. Sus atmósferas, sonidos y gente son en sí mismos motivos de viaje. Aquí cuatro testimonios que de alguna manera dejaron huella en nuestros viajeros expertos.

San Sebastián del Oeste, Jalisco

Ahí donde usan velas y candiles para respetar ese entorno envolvente hecho sierra, también se cosecha café, se fabrican puros, se visitan templos y se realizan cabalgatas. A solo 68 km está Puerto Vallarta.  Nuestro viajero Arturo Torres Landa nos cuenta… 

Daniel tiene once años; durante sus vacaciones anda de guía por su pueblo. Armado con una mochila y walkie-talkies, me mostró San Sebastián mientras me hacía chistes por el radio. Me llevó a su escuela y me presentó a su tío, un artesano que elabora puros; siguió una panadería tradicional y aprendí de él los nombres de las plantas que brotan de las paredes viejas del pueblo. “¿Quieren ir a la mina?”, así salimos del pueblo. Envueltos por la niebla del bosque, por relatos de duendes (“¡Una vez vi uno parado en ese tronco!”, me confesó), ingresamos a la mina Santa Gertrudis. Allí apagó las linternas, se sentó en el suelo y me contó una historia de terror… Mientras el pequeño se esforzaba por engrosar la voz para sonar atemorizante, yo no podía dejar de pensar en lo afortunado que era Daniel, creciendo entre aventuras en el bosque, rodeado de amigos con quienes jugar en la calle y de adultos que le llenan las manos de galletas. 

Aquí te decimos todo lo que tienes que saber para que planees tu escapada a San Sebastián del Oeste

 Alejandro Rivas

Santa Clara del Cobre, Michoacán

Si bien el cobre es el motivo de viaje a este pueblo por su Museo Nacional del Cobre y sus múltiples talleres, también ofrece opciones para practicar senderismo, tirolesa y kayak en el Lago de Zirahuén. Desde este lugar que se encuentra muy cerca de Morelia. Manuel Ceronte narra esta historia.

Tin, tin, tin… incansablemente. Casi de forma inconsciente cambié el rumbo de mis pasos en busca de aquel pulso metálico y brillante. Un portón rojizo, como sordina, trataba de atenuar el golpeteo. Seguí el sonido, atravesé el zaguán y me recibió una tienda enorme abarrotada de relucientes piezas de cobre. La pulsaciones se hacían fuertes en la parte trasera de la galería; fui al patio y vi con asombro cómo cuatro artesanos golpeaban sin cansancio una pieza amorfa de cobre. El fogón rugía entre brasas y pinzas. Poco a poco el ritmo bajó y uno de ellos se detuvo y enterró la pieza en el fuego. Los demás me saludaron y me invitaron a que ocupara un lugar en esa pequeña sinfonía. Tomé con fuerza el martillo y no pude dar más que dos o tres golpes al ritmo que los demás. Cada Pueblo Mágico suena a algo distinto y Santa Clara del Cobre, Michoacán, brilla como un orquesta.
 

Escápate a Santa Clara del Cobre, aquí te contamos más sobre este destino

 David Paniagua

Tapijulapa, Tabasco

Resguardado por la generosidad de la naturaleza, entre las cascadas y los jardines de Kolem Jaa’, este pueblo invita a respirar profundo, así lo hizo Luza Alvarado. quien también te invita a probar el pishul, la versión local de la tlayuda, y compra artesanías de mutusay.

Atrás iban quedando las calles empedradas de Tapijulapa. Había nadado en las pozas cristalinas, comido nuevos platillos y visto la elegancia de la artesanía de mutusay. El día había sido maravilloso y, sin embargo, me sentía inexplicablemente nostálgica. Al llegar a casa, en el fondo de mi mochila encontré el popote de bambú que nos habían dado en uno de los restaurantes. Y entonces entendí el porqué de mi sensación. En casi todas las experiencias que viví, el plástico desechable estaba ausente. Luego, al revisar mis notas de viaje, encontré la razón: Tapijulapa busca certificarse como el primer Pueblo Mágico sustentable. Para sobrevivir en el futuro, habrá que volver a los materiales del pasado y contarnos otra vez la historia. Había una vez un pueblo que decidió desterrar al unicel y a los plásticos desechables para conservar su magia. Ese pueblo se llamaba Tapijulapa.

Te decimos todo lo que necesitas saber para tu próximo viaje a Tapijulapa

 Rodrigo Cruz

Huasca, Hidalgo

A menos de una hora de Pachuca, se encuentra este pueblo que supo de bonanzas, de minas rebosantes, de condes y, se dice, también que de duendes. Viajar en globo, pescar truchas, pasear y hospedarse en sus haciendas se adapta a cualquier tipo de plan. Esta es la historia de Paulina Santibañez.

Salimos de la CDMX con los primeros rayos del sol. Después de ver el paisaje transformarse y de atravesar un poblado tras otro, aparecieron las señales: “Pastes recién hechos”. Huasca nos esperaba detrás de las montañas. Llegamos a la tierra prometida; nos recibió un pueblito con aires del viejo oeste, con callejones y fachadas que harían palidecer cualquier escenografía. Dejamos nuestras maletas en una cabaña rodeada por bosque y salimos a explorar: caminamos por sus calles, sentimos la calidez de su gente en la plaza, probamos pastes hasta saciarnos y bebimos cerveza en sus cantinas. De vuelta en la cabaña encendimos una fogata para enfrentar el frío. El día, que transcurrió sin prisa, quiso que pudiéramos contemplar, oler y saborear cada instante. La tarde siguiente tuvimos que partir, no sin antes escuchar historias de los traviesos duendes locales y asombrarnos con los prismas basálticos. Nos fuimos con el morral lleno de compras, el alma henchida de gozo y la promesa de volver pronto.

Conoce todos los atractivos, actividades y eventos que te esperan en Huasca de Ocampo

 Mariela Sancari

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
3 playas de México para viajar en temporada baja

En enero comienza la temporada baja para vacacionar, este es uno de los mejores meses para los viajeros; los vuelos son más baratos y los hoteles también, las playas están vacías y el sol es cálido pero no abrasador. Si no saliste de vacaciones o te quedaste con ganas de más, aprovecha la temporada baja y relájate en estas hermosas playas.

Teatro Kabuki, edificio emblemático de Sumiya
Morelos
El gran hotel japonés de la Pobre Niña Rica en Cuernavaca

Hay una gran historia tras la majestuosa construcción del Camino Real Sumiya. La propiedad perteneció a la señora Bárbara Hulton Woolworth, considerada una de las mujeres más ricas del siglo XX. Además del brunch y su arquitectura japonesa, este lugar es perfecto para una escapada de la CDMX.

Veracruz
Fin de semana en el puerto de Veracruz

El puerto de Veracruz está lleno de nuevos atractivos que en conjunto con sus tradiciones hacen de este lugar un sitio imperdible para los viajeros.

México
Colomitos, la playa más pequeña de México

Colomitos es conocida por ser una de las playas más pequeñas de México, pero sus aguas esmeraldas, su arena dorada y su oleaje tranquilo, lo hacen un lugar imperdible si vas a Puerto Vallarta.