Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Gastronomía

La cuna del clamato: el Hotel Lucerna

Te contamos la historia de cómo nació este coctel, que podrás beber en Mexicali, Baja California, y te aseguramos que si algo hará será refrescarte.

22-10-2019, 1:13:12 PM
La cuna del clamato: el Hotel Lucerna
mm

Periodista e historiador. Es catedrático de Geografía e historia y Periodismo histórico en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México donde intenta contagiar su delirio por los raros rincones que conforman este país.

Este hotel tiene en su interior el Bar Acueducto, que bien puede ser considerado un sitio histórico, porque aquí nació el clamato. Cuentan aquí que hacia 1970 llegó una vez un cliente asiduo con una resaca insoportable.

Para curársela, pidió un jugo de tomate, pero comenzó a tomarlo y pensó que no sería suficiente. Entonces pidió que le agregaran algo que hiciera más potente este remedio. Lo único que aquí tenían a la mano era el caldo en el que cocinaban abulón rojo. Los baristas mezclaron el jugo con el caldo y aquello funcionó.

Con el paso de las semanas el abulón subió de precio y, en consecuencia, comenzaron a usar aquí el caldo de almeja chocolata del Mar de Cortés. Así nació el clamato, de clam (almeja, en inglés) y la parte final de tomato (tomate, en inglés), el mejor “quitacrudas” inventado hasta la fecha, que muchos clientes, especialmente turistas del otro lado, pedían con frecuencia.

Hasta el presente, el clamato es una bebida que preparan aquí con todo esmero, sea natural o sea con cerveza o vodka. Pero no es la única. Hay disponibles cocteles, licores y también vinos bajacalifornianos (de las bodegas Monte Xanic, Baloyán y Santo Tomás, entre otras).

En seguida está el Restaurante Acueducto que sirve excelentes pastas, ensaladas, carnes, pescados, aunque sus especialidades son platillos como los camarones en salsa de piña y mango y la suprema de pato en salsa de dátil.

El Hotel Lucerna es uno de los más prestigiados de Mexicali. Aunque fue inaugurado en 1966, sus instalaciones están totalmente renovadas. Cuenta con torre de habitaciones y habitaciones tipo cabaña, además de alberca, gimnasio, renta de automóviles, centro ejecutivo, salones para eventos y tres restaurantes más (Los Portales, que es tipo cafetería; el Restaurante Mezzosole, de cocina toscana, y La Terraza, que es un bar con cocina ligera). En definitiva se trata de una de las mejores opciones de hospedaje en la ciudad.

Quizá te interese leer: