Portada-2020-MD-507
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Arte y Artesanías

Las fotos oníricas de Tilda Swinton en Xilitla

Xilitla es un paraíso que ha inspirado a grandes artistas. Te mostramos la sesión fantasmagórica de Tilda Swinton.

03-12-2019, 11:11:46 AM
Las fotos oníricas de Tilda Swinton en Xilitla
mm

Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.

Sin duda hay almas cuya imaginación se desborda, trayendo el mundo de los sueños al plano del concreto, dando lugar a lo que llamamos arte. Este es el caso de Sir Edward James, quien en 1944 se enamoró de la belleza del río Santa María en Xilitla, San Luis Potosí. Desde entonces y hasta el final de su vida, James invirtió sus esfuerzos en la creación de su jardín escultórico. Con ello fusionó dos sueños: el de su alma y el de la naturaleza.

Sir Edward James

San Luis Potosí se ha convertido en paso obligado para aquellos que ven en el surrealismo el espejo de su propio inconsciente. Figuras de la talla de Leonora Carrington y Luis Buñuel vieron junto James el esplendor del surrealismo mexicano en la belleza alucinante del paraíso huasteco.

Un sueño recurrente…

Como si se tratara de un bucle onírico, en 2013 una nueva expresión surrealista cobró vida en la sesión del fotógrafo Tim Walker protagonizada por Tilda Swinton. En esta ocasión, Walker recopiló la tradición artística de Xilitla, fusionando el trabajo de Carrington, Buñuel y James.

Producto de los misterios de la imaginación, la sesión de Walker y Swinton dieron a luz una sesión de fotografías fantasmagóricas. Además de los ya mencionados, en las fotos también hay reminiscencias al trabajo de Dalí, Chirico y Remedios Varo.

Como homenaje a la fotografía que Man Ray tomó de James, en la sesión Swinton usa un par de guantes blancos para mecanógrafo. De forma similar a James, Swinton se ha caracterizado por tener una visión aleatoria de la belleza, lo cual lo hace un acto muy significativo.

La sesión de Walker explora nuevamente el inconsciente de Xilitla, extrayendo nuevas imágenes de una fuente creativa que no parece agotarse. Pareciera que visitar San Luis Potosí, es viajar a nuestros sueños, esos que tendemos a olvidar.

También te puede interesar leer: